TRIQUINOSIS
 
Alberto Arias
 

Dado que en general los cazadores de jabalí, además de disfrutar el lance de cazarlos, lo consumen, es bueno recordarles sobre la triquinosis.

La triquinosis es una enfermedad parasitaria que no tiene vectores. El parásito es interno, desarrolla totalmente dentro del hospedador y no dura más de un ciclo, llegan a adulto, copulan y mueren, llegando a una sola generación de embriones. Se le conoce con el nombre de Trichinella Spiralis, las hembras miden 3,5 mm. y los machos 1,5 mm.

Las hembras son vivíparas, porque los óvulos son fecundados e incubados en el útero, dando lugar a embriones, que cuando nacen reciben el nombre de larvas. Debido a que los huevos son incubados en el útero no es posible encontrarlos en el contenido intestinal del animal parasitado, como ocurre con otras parasitosis intestinales y así poderlas diagnosticar. El extremo anterior de las larvas es muy agudo, lo que le permite atravesar diferentes tejidos, entre ellos los capilares sanguíneos, de esta manera invaden las fibras que forman el tejido muscular y se localizan en la musculatura del animal parasitado, con preferencia de aquellos músculos que tengan una gran actividad metabólica, como son los masticadores, respiratorios, miembros anteriores y posteriores, etc.

Una vez que el parásito ha ingresado en el hospedador a través del consumo de carne parasitada, realizan unas 3 ó 4 mudas en un lapso de tiempo muy breve y se transforman en parásitos adultos. Ya al 3º día copulan, la hembra fecundada se encuentra fija en la mucosa del intestino, y así comienza la puesta de embriones que son en numero de 1.000 a 1.500 por hembra. Las larvas al nacer miden 80 micrones(milésima parte de un mm.) pero cuando invaden los tejidos llegan a medir 900 micrones. La puesta de larvas se prolonga por un espacio de 4 semanas, las larvas liberadas en la submucosa del intestino, a través de la circulación linfática, llegan al corazón y se incorporan a la circulación sanguínea, y así localizarse en los músculos esqueléticos. Dentro del músculo las larvas sufren distintas modificaciones orientadas a su diferenciación sexual, y adquieren el característico enrollamiento en forma de espiral. La acción defensiva del organismo lleva a la formación de una cápsula o quiste de tejido conectivo y allí queda en forma potencial y definitiva.

Los animales al ingerir carne parasitada pueden tener síntomas como diarrea, fiebre, pérdida del apetito, dificultades para deambular... Pasado un tiempo el animal se recupera y continúa viviendo sin síntomas de ningún tipo.
   

Parasita animales carnívoros y omnívoros, cerdos, ratas, perros, gatos, entre los domésticos, dado que la carne es utilizada como alimento, y silvestres como, el Jabalí, los osos incluido el polar, hienas, zorros, chacales, linces, lobos, también algunos animales marinos como las focas y morsas, aves de rapiña y carroñeras como los halcones, gavilanes, buitres, etc. Aquí en la Patagonia se lo encuentra en forma muy frecuente en el Puma, ya que es habitual comérselo, y varios han quedado enfermos luego de consumir carne de este gran felino.

Todos los huéspedes adquieren la infección luego de consumir carne parasitada, que contiene los quistes con la larva del parásito en su interior. La larva dentro de ellos puede vivir años, solo muere si el quiste se calcifica.

Los animales al ingerir carne parasitada pueden tener síntomas como diarrea, fiebre, perdida del apetito, dificultades para deambular... Pasado un tiempo el animal se recupera y continua viviendo sin síntomas de ningún tipo. El diagnostico de la enfermedad se realiza post mortem, hay métodos directos e indirectos. Los directos son la Triquinoscopía Directa que es el método mas antiguo, y con un porcentaje de error bastante elevado 25%, y la Digestión Enzimático, que es el método donde se somete a la carne a un proceso de digestión artificial y luego se visualizan las larvas libres. Los métodos indirectos son las Inmunofluorencencia indirecta y los Enzimo-inmunoensayos.

En el ser humano se adquiere la infección por consumo de carne parasitada, de cerdo o animales salvajes, tales como el jabalí. Sólo 70 larvas alcanzan para enfermarnos. Los primeros síntomas de la infección son gastrointestinales, con diarrea, vómitos, fiebre elevada hasta 41ºC, inapetencia y cólicos. Luego sobrevienen los dolores musculares e inflamaciones periorbitales, edemas de párpados, cuando la larva ya penetra en la circulación sanguínea y se localiza en los músculos. Los síntomas suelen aparecer después de 10 días de ingerido el parásito, los trastornos más graves que nos puede ocasionar son neurotoxicos y cardiacos, que pueden ocasionar la muerte, en otros cuando la infección es muy leve suele ser asintomático. Los trastornos musculares suelen durar 10 días en infecciones leves, pero en las más severas suelen durar uno o varios meses.

Los métodos de saneamiento de la carne de cerdo son el calor, a 70ºC la triquina muere, manteniendo la cocción durante 7 a 10 minutos, o sea que guisándolo se puede obtener esa temperatura fácilmente y eliminar las larvas, el frío, a -25ºC durante 15 o 20 días antes de comerla, métodos industriales de Radiaciones Ionizantes también la eliminan.

Tener en cuenta que ni la salazón, ni el ahumado la eliminan, así que mucho cuidado con estos métodos de conservación.

Siempre analizar el jabalí que se va a consumir, es el método mas seguro, de no encontrarnos con esta pequeña larva, que bastante daño nos puede hacer. Con respecto al método de control, yo me inclino por la digestión enzimática, ya que la triquinoscopia directa en casos de infecciones leves, puede que nos dé negativo cuando en realidad no lo es.

Saludos. Ara