PROTEGIENDO A NUESTROS PERROS
 
Alberto Arias
 

Hola, de nuevo nos encontramos. Hoy te voy a comentar un poco, sobre los parásitos que afectan al cachorro, tanto canino como felino, y de la importancia que tiene su control, para la salud del cachorro y de la familia que lo rodea.

Los gusanos redondos grandes (nematodos ascáridos) de perros y gatos se observan principalmente en los cachorros, existen tres especies que son: Toxocara canis, Toxascaris leonina y Toxocara cati. De estas tres especies la más importante es Toxocara canis, ya que puede ocasionar en los cachorros infecciones fatales y además puede infectar al hombre.

El modo de infección en los cachorros es prenatal, por infección de larvas de los tejidos maternos, las larvas del parásito están en la musculatura del útero, y este al ser ocupado por un feto en la gestación activa las larvas, y migran desde el útero al feto, y se ubican en el hígado, la migración a través del pulmón e intestino ocurre solo después del nacimiento del mismo, que al nacer ya estará parasitado. La madre durante este periodo de gestación y parto, estará con las defensas disminuidas, y es susceptible de parasitarse, además durante el periodo perinatal, por la costumbre de limpiar e ingerir la materia fecal de sus cachorros, también se infectara ya que algunas larvas de las que infectan al cachorro, se liberan por las heces. En los animales adultos, la parasitación ocurre por la ingestión de los huevos embrionados, lo mismo ocurre en cachorros de menos de seis semanas, estos huevos una vez tragados, llegan a la mucosa intestinal se incuban y transforman en larva, esta larva atraviesa la mucosa intestinal, llega al hígado, atraviesa el hígado dejando huellas (cicatrices) de su paso, y llega al pulmón, al cual luego de atravesar sus tejidos se sitúan en bronquíolos, y alvéolos pulmonares, a través de la luz de estos se dirigen a los grandes bronquios, alcanzan la traquea, laringe y al llegar a la faringe son eglutidos, llegan al estomago, y desde este, nuevamente al intestino delgado, donde culminan su ciclo, transformándose en una larva adulta, que comienza a liberar huevos en la luz intestinal, que serán arrastrados por la materia fecal nuevamente al exterior y así continuar con un nuevo ciclo. Como podrás observar menudo viajecito se pega, y en todos los órganos que toca, produce lesiones inflamatorias y deja cicatrices fruto de su migración.

Los síntomas: en los animales parasitados son falta de crecimiento, pelo áspero y sin brillo, la panza colgante e inflada como un globo...
   

Los síntomas: en los animales parasitados son falta de crecimiento, pelo áspero y sin brillo, la panza colgante e inflada como un globo, aparecen los parásitos en la materia fecal, son gusanos que pueden alcanzar los 12cms. de longitud, lo que los hace fácilmente visualizados, suelen tener vómitos donde también aparece el parásito, lesiones pulmonares inflamatorias y neumonía bacteriana, diarrea de leve a fuerte, que puede ocasionar deshidratación y muerte, síntomas nerviosos, los cachorros duermen y tienen espasmos musculares y nerviosos, el parásito produce toxinas que son neurotoxicas.

El tratamiento: las drogas antiparasitarias convencionales los destruyen, es importante ya a la 2º semana de vida comenzar con los tratamientos antiparasitarios y realizarlos en los cachorros y en la madre, simultáneamente, estos tratamientos deberán repetirse cada 15 días y así asegurarnos que no haya reinfección. Este parásito, suele infectar al hombre, las larvas al ingresar a un hospedador extraño, que no es el perro ni el gato, suelen tomar caminos no convencionales, a esto se le denomina Larva visceral migrans, la larva puede llegar a localizarse en lugares diversos y con resultados bastantes catastróficos para la salud del hombre, es común hallarlas en el cerebro, riñón, pulmón, ojo e hígado, allí producen lesiones inflamatorias y granulomatosas, provocando a veces la perdida del ojo, destrucción de un riñón, y lesiones cerebrales importantes, por eso hay que tener mucha precaución cuando tenemos cachorros en casa, y realizar las desparasitaciones en forma conveniente, otro dato a tener en cuenta, es que los huevos de estos parásitos, son muy pegajosos, quedando adheridos, al pelo del animal, tierra, untesillos, etc. Por eso cuando nuestros niños, juegan con el animal, los mismos deben estar perfectamente desparasitados, antes de que entren en contacto con ellos, tanto el cachorro como la madre. Es importante eliminar todas las heces del lugar donde se encuentren la madre con su cría, y si es posible destruirlas quemándolas, para evitar la contaminación del área, la acumulación de heces en los lugares de cría, es un peligro potencial para el hombre y los animales que circulan por el área. Bueno en las próximas entregas, vamos abordar, otros parásitos que son pasibles de sufrir nuestras mascotas domesticas y que pueden ser transmitidas al hombre, por el momento con este ya tenemos bastante preocupación y comencemos a desparasitarlos regularmente, máxime si hay niños en casa. Un saludo cordial.

Dr. Alberto Rodrigo Arias