Peña El Puntal

Coto La Cereceda y Arroyo del Azor
(Montes Públicos de Fuencaliente)
Características del coto

Este insigne coto de caza mayor, enclavado en mitad de Sierra Morena, fue durante muchos años referencia de la montería española, y por el que han transitado algunos de los más renombrados cazadores y gestores de la historia cinegética española.

Bajo una misma linde, que abarca 6.475 Ha., repartidas en once manchas, “La Cereceda y Arroyo del Azor” representa magníficamente el bosque mediterráneo, encontrando casi todas sus variedades de fauna y flora en sus querenciosos valles y agrestes sierras.

Está enclavado en el límite Sur de la provincia de Ciudad Real, haciendo frontera la última de sus sierras, Sierra Quintana, con la provincia de Córdoba y Jaén.

Sus montes, de uso público, pertenecen al serreño pueblo de Fuencaliente, del que coloquialmente también recibe su nombre el coto “Montes Públicos de Fuencaliente”

La variedad de paisajes montanos, de cuencas y depresiones está determinados como consecuencia de una serie de factores naturales o geoecológicos como el clima, el suelo, la variación altitudinal y el relieve entre otros.

Se trata de uno de los macizos montañosos mejor conservados de la Meseta Sur, donde se puede disfrutar de algunos de los más hermosos paisajes de la zona. La conjunción de varios factores, entre los que destaca la inaccesibilidad, la pervivencia de grandes propiedades, la escasa densidad demográfica, etc. han permitido la preservación de un espacio que, por sus valores geomorfológicos, biogeográficos (botánicos y faunísticos) y estéticos, es merecedor de un alto nivel de protección

Su diversidad es muy amplia, configurando con ello diferentes hábitat, con un mayor o menor grado de degradación, donde la coexistencia de las especies características del monte mediterráneo, destacando la presencia de las cinco clases de Quercus. Resaltar en Sierra Madrona la presencia de los robledales mejor conservados y de notable extensión al Sur de la Meseta, con un cortejo arbóreo acompañante formado por serbales, arces y cerezos silvestres. La fauna que puede contemplarse también es muy variada y constituye una de sus mayores riquezas, con especies tan emblemáticas como el águila real, águila imperial ibérica, águila perdicera, búho real, buitre negro, ciervo, gato montés, meloncillo, jabalí, lobo ibérico, cabra hispánica, muflón, etc., sin obviar la gran representación de anfibios, reptiles e invertebrados.

 

Plano general de las manchas en PDF