Resultado de la votación en el Congreso de la ley de Patrimonio Natural

Primera Valoración de la Real Federación Española de Caza

22/11/2007

A pesar de los esfuerzos realizados para conciliar posturas y evitar un daño no necesario a la acción de cazar, la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad aprobada hoy al final de su trámite parlamentario en el Congreso de los Diputados significa una seria restricción a la actividad cinegética e introduce una inseguridad jurídica notable en la caza e incuestionablemente ocasiona un serio perjuicio económico a todo el sector dedicado a la actividad.

El tratamiento que ha recibido la caza y los cazadores por parte de los grupos que no han sabido comprender las modificaciones introducidas en el Senado resulta un ataque clarísimo a un colectivo social fuertemente comprometido con la conservación del medio ambiente como se ha dicho en varias ocasiones.

Los grupos parlamentarios que han apoyado las propuestas realizadas por la Real Federación Española de Caza, son PP, CiU y PNV, que han hecho un bloque total el Partido Socialista, Izquierda Unida los Verdes y Ezquerra Republicana, este último grupo se abstuvo en la prohibición de la munición que contuviera plomo aunque fue el que la presentó en el Congreso de los Diputados. La Ley en los términos en los que ha quedado aprobada desde el momento de su entrada en vigor (al día siguiente de su publicación en el BOE, posiblemente en el plazo de un mes con lo que esto significa, plena temporada de caza):

- Hace muy gravosa la caza de acuáticas, amén de la inseguridad al desconocer que entienden por zonas húmedas dentro de la Red Natura 2000.

- Restringe de forma notable la caza de aves migratorias.

- Dificulta y restringe la zona de caza en relación al uso de munición con plomo al introducir la prohibición en humedales de importancia internacional y zonas húmedas, incluídas en la red Natura 2000 y espacios naturales protegidos. La inseguridad trae causa de la falta de concreción de lo que se entiende por zona húmeda.

- La Ley también hará difícil la gestión de poblaciones en fincas valladas ya que se establece que la citada valla evite la endogamia lo que significa la libre circulación de las reses. Las consecuencias sobre las vallas actuales de la entrada en vigor de la norma pueden ser muy notables.

Sólo ha prosperado en el ámbito de la caza que hará posible la caza de la perdiz con reclamo. A pesar de que en su momento invocando la normativa comunitaria la Ministra de Medio Ambiente señaló que era incompatible.

Todas las restricciones antes señaladas adquieren notable importancia por cuanto que estamos en mitad de la temporada de caza y los efectos de la Ley tendrán especial relevancia, de entrar en vigor la norma antes de que la temporada concluya.

Excediéndose al ámbito de la actividad cinegética tiene especial importancia el rechazo de la enmienda al artículo 45.10 en donde se pretendía incorporar un pago compensatorio por la restricción de uso.

 

RESULTADO VOTACIÓN CONGRESO ENMIENDAS INTRODUCIDAS EN EL SENADO A LA LEY DE PATRIMONIO NATURAL Y BIODIVERSIDAD

-Enmienda al Artículo 45. Nuevo punto 10.

Establece medidas compensatorias por restricciones de uso, como efecto de medidas de protección en el entorno natural. La enmienda introducida en el Senado pretendía reconocer por Ley medidas compensatorias por lucro cesante, y así, salvaguardar los interese legítimos de cualquier propietario por restricción de actividad en un terreno objeto de protección. La enmienda en cuestión introducida en el Senado se rechaza en el Congreso por 175 votos frente a 151.

-Enmienda al Artículo 52 que modifica el punto segundo.

En relación a introducción de especies alóctonas elimina el término “competir”. Hoy en el conjunto de las especies silvestres que habitan en España, algunas que en su momento fueron alóctonas y hoy se han adaptado perfectamente a nuestro entorno, aún cuando pueden competir con especies autóctonas. Su eliminación solamente estaría justificada, no en razón de la competencia, sino en razón del peligro que pueda representar para las autóctonas. La enmienda en cuestión introducida en el Senado se rechaza en el Congreso por 173 votos frente a 149.

-Enmienda al Artículo 62.3 a).

Soluciona la restricción que existía inicialmente para la caza de aves migratorias incluso la perdiz con reclamo. Esta enmienda pretendía que la Administración competente pudiera autorizar la caza de aves migratorias en determinadas fechas sin comprometer las poblaciones y mediante el uso de métodos selectivos no masivos. En caso contrario, si no se incorpora a la Ley, se perjudica la caza de aves migratorias afectándose incluso la caza de la codorniz, y desde luego, afectando también a la perdiz con reclamo. La enmienda en cuestión introducida en el Senado se rechaza en el Congreso 175 votos frente a 149.

-Enmienda al Artículo 62.3 f).

Precisaba el texto relativo a cercados o vallados. El texto aprobado en el Congreso de los Diputados en relación a la fauna cinegética establecía que dichos vallados o cercados evitaran los riesgos de endogamia, lo que indudablemente significa que hicieran posible el paso de las reses, perdiendo, por tanto, todo su sentido. En el supuesto de que prospere el texto aprobado en el Congreso por rechazo de la enmienda del Senado, podría entenderse que los actuales cercados habrán de adaptarse a los dispuesto en la Ley, con las consecuencias que de ello se puedan derivar. La enmienda en cuestión introducida en el Senado se rechaza en el Congreso por 175 votos frente a 150.

-Enmienda al Artículo 62.3 g).

Corregía la existencia de autorización individual para el control de predadores. La enmienda del Senado reconocía la autorización individual solo en el caso de que pudiera afectar a especies protegidas. De rechazarse, la autorización individual se restituye para el control de predadores en cualquier supuesto. La enmienda en cuestión introducida en el Senado se rechaza por el congreso por 175   frente a 161.

-Enmienda al Artículo 62.3 j).

Mantenía la prohibición del uso de plomo en Humedales de Importancia Internacional y establecía el apoyo del Gobierno para desarrollar productos sustitutivos. Si esta enmienda introducida como las otras que se comentan, en el Senado, no fuera aprobada, se mantiene la prohibición del uso de munición de plomo en humedales y zonas húmedas en los espacios de la Red Natura 2000 y en espacios protegidos. La ambigüedad del término “zonas húmedas” introduce un factor de inseguridad notable con serio perjuicio para la práctica de la actividad cinegética. La ambigüedad desaparece en el caso de la caza de acuáticas, práctica que resultaría imposible una vez que entrara en vigor la Ley. La enmienda en cuestión introducida en el Senado se rechaza en el Congreso por 166 votos frente a 149.

-Se introduce un Artículo 62 bis.

Hacía posible la caza de la perdiz con reclamo por autorización de la administración competente. La enmienda en cuestión introducida en el Senado se aprueba en el Congreso por 313 votos.

-Enmienda que introduce Disposición Adicional Octava.

Resolvía la restricción de caza en aves migratorias.


«Sólo ha prosperado en el ámbito de la caza que hará posible la caza de la perdiz con reclamo»