Beretta… antigua, moderna y con futuro

La historia y el presente de una empresa que mira hacia adelante

Cuando escuchamos el nombre de Beretta los cazadores pensamos rápidamente en las escopetas semiautomáticas. A algunos les vendrá a la cabeza la ropa, el rifle semiautomático Argo, las escopetas superpuestas, e incluso muchos recordarán lo que han leído en ocasiones sobre competiciones de tiro al plato y el destacado papel que la marca tiene en ese sector.

CdC

22/12/2017 - 16274 lecturas

«La producción de Beretta es de unas 1.500 armas al día»

«Su origen se remonta a un artesano renacentista, el Maestro Bartolomeo Beretta»

«Beretta mantiene su línea de expansión combinando inversiones en tecnología y líneas de producción en continuo crecimiento»

«El espacio central de la Armería está ocupado por un armario y vitrinas de cristal donde se exponen 350 armas cortas, pistolas y revólveres»

«Un total de 850 empleados se ocupan del funcionamiento de máquinas totalmente automatizadas que trabajan durante las 24 horas del día»

«Las actividades del Beretta Holding Group están encaminadas a la caza a través de marcas como Beretta, Benelli, Franchi, Sako, Tikka, Steiner y Burris»

Los más aficionados comentarán que les suena que en España Beretta también lleva otras marcas como Tikka, Franchi, Burris o Stoeger, además de algunas de munición.

Y los que tengan afición, además de por la caza, por el mundo de las armas cortas y militares, opinarán que Benelli, Sako o Steiner se sumaron a Beretta para formar Beretta Defense Technologies, esa parte del Holding Beretta que, dedicada al armamento militar, incluso dota de armas cortas a nuestra Guardia Civil.

Si después uno se entera que la producción de Beretta es de unas 1.500 armas al día, que solo en tareas de investigación y desarrollo de producto cuenta con una plantilla de 60 personas, que sus inversiones en maquinaria son de entre 20 y 30 millones de euros anuales, usando la tecnología más moderna y no teniendo en sus fábricas maquinaria de más de 20 años, que casi en 500 años de existencia no ha parado de comprar empresas e introducirse en nuevos sectores, o que cuenta con cuatro empresas en Italia, once en Europa (en España, Francia, Alemania, Suiza, Suecia, Finlandia, Portugal, Reino Unido…) ocho en América del Norte y cinco en el resto del mundo (Australia, Nueva Zelanda, Rusia, Turquía y China), cuya facturación global ronda los 700 millones de euros anuales, entonces empieza a darse cuenta de la dimensión empresarial de Beretta y del tamaño e importancia que tiene en la actualidad el Holding que ha creado.

El origen de Beretta se concreta en la Fabbrica d´Armi Pietro Beretta, una empresa italiana cuyo origen se remonta documentalmente a un artesano renacentista, el Maestro Bartolomeo Beretta, quien en 1.526 recibió 296 ducados como pago de 185 barriles de arcabuces vendidos al Arsenal de Venecia. Que en esta fecha ya se hablase de Maestro al hablar de Bartolomeo Beretta y se documenten ventas al selectivo Arsenal de Venecia, hace pensar que la empresa debía llevar años funcionando para lograr ser conocida y respetada, pero se ha establecido esa fecha como el origen de una saga, heredada por Jacopo de su padre Bartolomeo y que posteriormente pasaría a su hijo Giovannino y luego a su nieto Giovan Antonio, y así continuamente siglo tras siglo hasta completar las quince generaciones de la homónima familia que instalo su sede en Gardona Val Trompia, Brescia.

A principios de 1800 fue Pietro Antonio Beretta el primer integrante de la familia en llevar este nombre, iniciando los trabajos de expansión de la empresa, labor que su hijo Giuseppe continuó a nivel internacional, tomando las riendas a principios de 1900 Pietro, cuyo merito fue transformar la empresa artesanal en una importante industria con modernos sistemas de manufacturación, patentes de mecanismos y una simplificada construcción, que colocó a Beretta como primer fabricante de armas de fuego de Italia y como una de las instalaciones más modernas en producción de armas del mundo, proceso de modernización que continuaron sus hijos Giudeppe y Carlo que aseguraron el carácter multinacional de la empresa con actividad tanto comercial como de producción en numerosos países de Europa y Estados Unidos, recogiendo importantes logros en los sectores militares y deportivos.


Pietro Beretta.

En la actualidad y bajo el liderazgo de Ugo Gussalli Beretta y sus hijos Pietro y Franco, Beretta mantiene su línea de expansión combinando inversiones en tecnología y líneas de producción en continuo crecimiento.

Con el paso del tiempo la fábrica ha ido adquiriendo dimensiones cada vez mayores, pasando la superficie de los 10.000 m2 en 1.900 hasta los más de 110.000 m2 actuales. La distribución se encuentra separada dentro de la localidad de Gardona Val Trompia en dos grandes núcleos. En uno, conocido como Beretta Due, se encuentra la zona destinada a la fabricación de escopetas de lujo, así como al mantenimiento de estas y la zona dedicada a la fabricación de culatas a medida.

Allí, en una sala de recepción, se atiende a los visitantes que pueden conocer toda la gama de escopetas Beretta Premium, como son sus superpuestas modelo 687, el modelo Giubileo, o los modelos SO, tanto la SO6, como la SO10, cuyo precio puede alcanzar la cifra de 90.000 euros en algunos modelos, como la SO6 Sparviere. Escopetas únicas personalizadas a mano. Sus pletinas se desmontan sin necesidad de herramientas, sus cañones en acero Boehler Antinit se consiguen mediante el método de martilleo en frío, siendo perfectamente concéntricos, de bajo peso y gran robustez, con sistema Beretta Monobloc que asegura una alineación perfecta.


Fabricación de maletines.

En cuanto a los modelos paralelos habría que hablar del 486, escopeta paralela de lujo con pletinas largas y grabados estilos inglés, con maderas igualmente de lujo disponibles con culata inglesa o pistolet, así como guardamanos standard o cola de castor y entre las que destaca un modelo diseñado por Marc Newson, de báscula sin aristas y un cuerpo increíblemente redondeado. Además, en este mismo espacio se encuentra la exposición de maderas y el lugar destinado a la fabricación de los maletines para las armas de lujo.

En Beretta Due también se encuentran los grabadores de la empresa, trece en estos momentos, de los que está al mando Luca Casari, existiendo acuerdos puntuales con grabadores de reconocido renombre como G.F. Pedersoli u otros para determinados trabajos.


Luca Casari y Marcos Fernández.

Todos estos grabadores cuentan con 5 años de experiencia trabajando con los viejos maestros grabadores de Beretta, usando tres técnicas distintas para sus trabajos: la clásica de punta y martillo, la técnica Bulino, consistente en dividir en 12 líneas cada milímetro del grabado en el que se trabaja, y una tercera de esmalte consistente en realizar un vaciado que luego se rellena con incrustaciones en cola de milano que se realizan en oro de distinto tono para darle variedad de colorido a las fotografías o dibujos que cada cliente selecciona para su grabado. Es así cómo los grabadores, dedicando entre 100 y 800 horas por trabajo, logran las obras de arte en que se convierten algunas de las armas de lujo Beretta.

A pocos kilómetros de distancia se encuentra Beretta Uno, unas impresionantes instalaciones que podrían repartirse en dos espacios diferentes a pesar de estar unidos. En uno de estos espacios se encuentra la vivienda e instalaciones originales de la familia, conocida como la Casa Beretta y en la que se encuentra su famoso museo de armas. A la entrada, lo primero que encontramos es un placa reconociendo la pertenencia de la familia Beretta a la Asociacion Henokiens, un exclusivo Club de origen francés cuyos miembros —únicamente empresas familiares— han de tener más de 200 años de historia, tener un familiar del fundador a cargo de la gestión de la empresa, la familia ser propietaria de esta y tener un buen balance financiero que evidencie su dinamismo, de manera que demuestren que la tradición y los buenos resultados empresariales pueden ser aliados.

Ya en el primer piso de la casa se encuentra su museo privado, cerrado al público. Su colección supera los 900 objetos, a los que sumar algunos de fabricación más reciente que todavía no se han incorporado a las vitrinas. La colección se encuentra alojada en dos ambientes: uno, la Gran Armeri, el otro, la Sala de Conferencias, situada junto al estudio del Sr. Pietro Beretta.

El espacio central de la Armería está ocupado por un armario y vitrinas de cristal donde se exponen 350 armas cortas, pistolas y revólveres de diferentes periodos y orígenes históricos.

Dos vitrinas están dedicadas por completo a la producción Beretta desde la primera pistola semiautomática Beretta cal. 9 mm Glisenti, patentada en 1.915, hasta las más modernas, de doble acción y cargador de doble fila, con las que se han equipado numerosos ejércitos y cuerpos de policía de todo el mundo.

Otras vitrinas contienen pistolas con llave de rueda, de pedernal, avancarga de percusión, cartuchos de espiga, revólveres de distinta procedencia y características técnicas, así como algunos prototipos Beretta.

Es de especial interés la antigua colección de Marciano que comprende armas cortas, sobre todo de origen alemán, entre las que se encuentran numerosas armas Mauser, Luger y pistolas ametralladoras con fundas de culata. Algunos ejemplares raros de esta colección son una Borchardt, una Schwarzolese 1.893 y otras piezas, como la Simpleton y la Bergmann.

Son también muy interesantes algunos prototipos italianos de pistola semiautomática de comienzos de siglo como Revelli, Brixia, Glisenti y diferentes Sosso que se distinguen por algunas características originales, como la doble acción, el cargador de cinta de 19 disparos y el armazón de aleación ligera.

En las vitrinas instaladas a lo largo de las paredes se exponen armas de fuego largas: en un compartimento inferior, las armas deportivas y, en el otro, las militares. Una vitrina de pared en el fondo de la sala recoge, en su parte inferior, algunas armas que muestran las etapas de la evolución de los distintos sistemas de funcionamiento de las armas de fuego militares, mientras que en la superior se recoge una serie de escopetas Beretta y de otros fabricantes del periodo 1.600-1.800.

En el lateral derecho de la Armería, a partir de la entrada, se exponen numerosas armas militares, desde las de retrocarga hasta las armas más modernas utilizadas en la Segunda Guerra Mundial, agrupadas por familia —fabricante y nacionalidad— y según el criterio de la evolución de los sistemas y de las técnicas de fabricación.

Otras piezas interesantes de la colección son las armas militares europeas y americanas, como Lee-Enfield (Inglaterra), Mannlicher (Austria), Gras (Francia), Mosin Nagant (Rusia) y Springfield (EE.UU.), entre otras.

En el otro lado de la Armería se exponen armas de caza con diversos tipos de sistemas, como retrocarga, pedernal, percusión, así como procesos de fabricación y construcción de cañones curvados y damasquinados, culatas esculpidas y decoradas con arabescos.

En el fondo de la sala dos escopetas pateras, una del 1.856 y otra de principios del 1.900, así como algunos prototipos de ametralladoras de campo y antiaéreas sobre trípodes. Una Breda 37 cal. 8 mm, construida por Beretta durante la Segunda Guerra Mundial, completa la muestra de la Armería.

El otro gran espacio de Beretta Uno lo forma la actual fábrica, con sus almacenes, laboratorios y el resto de departamentos, donde un total de 850 empleados se ocupan del funcionamiento de máquinas totalmente automatizadas que trabajan durante las 24 horas del día. Destaca en la producción de Beretta que todas las piezas son forjadas en acero fabricado en su composición bajo patente Beretta, utilizándose 1.200 toneladas de barras de acero al año. La maquinaria es en su mayoría italiana, no superando en ningún caso los 20 años de antigüedad, lo que da una idea de su modernización.


Distribucion de Beretta Uno

La fábrica cuenta con distintos espacios para cada paso de la producción en la que, partiendo de barras macizas, se cortan para después pasar a perforarse y pulirse, tratándose posteriormente con la técnica del martilleado en frío. Tras este proceso, y con los cañones terminados, estos se sueldan, limpian y pulen, realizando el cromado interior y el pavonado exterior, para terminar con un control final antes del montaje. Proceso que se desarrolla de forma parecida para el resto de los componentes de cada tipo de arma. El resultado final es una producción en torno a las 1.500 armas al día, abarcando toda la gama de armas superpuestas y paralelas de caza y de tiro, semiautomáticas, carabinas, pistolas y rifles militares automáticos, siendo la producción deportiva aproximadamente el 90% del total. Y contando en Beretta desde principio de los años 90 con la suma a la producción de armas de una línea de complementos, indumentaria y accesorios para la caza, el tiro y el tiempo libre, lo que genera una facturación anual de la Fabbrica d´Armi Pietro Beretta cercana a los 200 millones de euros del total cercano a los 700 millones del Holding Beretta.

Pero como hemos comentado, no toda la industria de Beretta termina en la fabrica de Gardone Val Trompia, ya que desde que se creó la línea Beretta Clothing & Accessories se ha buscado no solo tener presencia en las armerías más importantes de Europa y América, sino que también se ha buscado crear un canal de venta directa para satisfacer la demanda de los consumidores, a la vez que se reforzaba el liderazgo de la marca permitiendo visualizar las armas de fuego, la ropa y los accesorios en un contacto directo cliente y empresa mediante la apertura de tiendas especializadas y diseñadas especialmente para acoger amplios y exclusivos espacios Beretta. Así, en 1995 se inauguró en Nueva York la primera Beretta Gallery en la avenida Madison de Nueva York donde, siguiendo el modelo de la casa Beretta en Gardone Val Trompia, se incorporaron los valores tradicionales de sus habitantes.


Nueva York

Nueva York

Nueva York

Nueva York

Nueva York

A esta primera Gallery le siguió la de Dallas, en Texas, que ubicada en la exclusiva zona de Higland Park cuenta con una hermosa sala de oficiales con la línea completa de Beretta de armas de fuego, desde pistolas hasta Premium Guns, rifles express o escopetas paralelas.


Dallas

Dallas

Dallas

Posteriormente se abrió, tras el rotundo éxito de estas galerías norteamericanas, una tercera Beretta Gallery en Buenos Aires, en su famoso Barrio Norte, a la que siguió la Gallery de Paris como primera en Europa, abierta coincidiendo con el 476 aniversario de la compañía y en la que, junto a más de 150 armas, se puede encontrar una amplia gama de ropa y accesorios cuidadosamente elegidos.


Buenos Aires

Buenos Aires

Al año de la apertura de la Beretta Gallery en París, 2.003, se abrieron los 450 m2 de exhibición en la Via Durini de Milán, destinados a convertirse en el corazón de la casa Beretta en Italia y donde los visitantes pueden disfrutar desde las escopetas más exclusivas totalmente hechas a mano, hasta de una completa línea de ropa y accesorios.


París

París

Milán

Milán

En los últimos años se ha sumado la Beretta Gallery de Londres, asentada en la esquina de la histórica Jermyn Street, donde se ofrecen las armas de fuego Premium Grado, ropa deportiva para hombres y mujeres, junto con accesorios y todo tipo de complementos. No deteniéndose las inversiones del Holding Beretta desde entonces al haberse incorporado en los últimos años las nuevas Gallery de Memphis, Moscú y Madrid.


Londres

Londres

Toda esta exitosa carrera de la antigua Fabbrica d´Armi Pietro Beretta se ha visto reflejada con el paso de los años en la creación de Beretta Holding Group, fundado en 1.995 y que, manteniendo su sede en Gardone Val Trompia, es la cartera de sociedades de este grupo industrial italiano que, contando con participación en 26 empresas, es actualmente el grupo líder en armas de fuego ligeras dedicadas a la caza, deportivas y de defensa personal.

Desde su creación, el número de filiales ha seguido creciendo como resultado de una política de inversión en adquisiciones estratégicas, llevada a cabo para ampliar y completar la oferta de productos en el mercado internacional, convirtiendo al Holding en protagonista mundial en su sector.

En la actualidad, las actividades del Beretta Holding Group están encaminadas a la caza a través de prestigiosas marcas como Beretta, Benelli, Franchi, Sako, Tikka, Steiner y Burris. A la actividad deportiva, de ropa y accesorios, donde la marca Beretta se ha convertido en un referente. A la optoelectrónica, donde a la adquisición de Burris y Steiner, el Beretta Holding sumó en 2.012 la incorporación de una empresa especializada en la producción de dispositivos señalizadores laser y de linternas tácticas. Y por último, uno de los campos donde el grupo empresarial ha desarrollado un mayor progreso ha sido en el militar y defensa, donde bajo el paraguas de Beretta Defense Technologies y con la ayuda de las empresas del Holding Beretta, Benelli, Sako y Steiner y las redes subsidiarias de cada una de ellas, Beretta abastece a las Fuerzas Armadas y Fuerzas Policiales italianas y de otros muchos países, como Canadá, Estados Unidos, Francia, Turquía, o la misma Guardia Civil española, tras el acuerdo de suministro de pistolas 92FS en 2.002.


Resultados de Beretta en la competición.

Cuerpos militares y policiales que utilizan armas Beretta.

Como anécdota sobre aspectos menos conocidos de este importante grupo empresarial que nos ayudarían a tener una mejor perspectiva de su tamaño e importancia, podríamos comentar que, tras la Segunda Guerra Mundial y junto a Giuseppe Benelli y Luigi Castelbarco, Giuseppe Beretta puso en marcha un plan para comenzar el diseño y fabricación del automóvil BBC (combinación de las siglas iniciales de los apellidos).

Podríamos comentar también que el grupo cuenta igualmente con inversiones en viñedos, siendo propietaria de Agricole Gussalli Beretta, o que desde 1.981 la familia tiene la Fundación Beretta por estudio de Cancer, cuyo objetivo es la investigación científica en la neoplasia maligna. Pero estos temas… ya son parte del futuro de Beretta.

 

Nuestro agradecimiento a Marcos Fernández, Director de relaciones Internacionales del Grupo Beretta, a Natalia López, Directora de Marketing de BBI, e Iñaki Guergué, Director Comercial de Beretta, así como a la Fabbrica d´Armi Pietro Beretta y a B.B.I. por toda la información y colaboración que nos han facilitado.