Tres campos importantes en la visión nocturna y térmica

A la hora de decidir qué dispositivo de visión térmica o nocturna vamos a adquirir es de vital importancia conocer las diferencias en tres aspectos fundamentales y que son el campo de visión, detección y reconocimiento. Esta información nos dará las claves para realizar una compra inteligente, ya que dependiendo de nuestras necesidades podremos elegir un tipo de dispositivos visuales u otros.

CdC

22/08/2017 - 5557 lecturas

«El campo de visión es la extensión de visión a la que alcanzamos a llegar»

«Mientras más alto sea el campo de visión también lo será la distancia o campo de detección»

«El campo de reconocimiento es la distancia a la que un instrumento óptico reconoce qué tipo de objeto o cuerpo es y la distancia aproximada a la que se encuentra»

Analizando estos tres aspectos podemos decir como referencias fundamentales en cuanto a cada uno de ellos lo siguiente, de manera que los usuarios puedan saber cómo valorar cada uno de estos campos.

Campo de visión

El campo de visión es la extensión de visión a la que alcanzamos a llegar. Aplicados a óptica, es el ángulo que alcanzamos a ver. Normalmente se expresa en grados y se multiplica el ángulo vertical por el horizontal. En el caso de los visores, sólo se nos proporcionará la información del ángulo horizontal.

El campo de visión será mayor mientras más lejos se encuentre el objetivo. De hecho, algunos dispositivos requieren de una distancia mínima de enfoque porque están fabricados para la observación a larga distancia.

Si tomamos por ejemplo las características de un monocular Helion XP tendremos un ángulo de visión de 13º en horizontal y 9,8º en vertical, es decir, 13X9,8.

Cuanto más grande es el campo de visión del dispositivo nocturno, más conveniente es para observar animales u objetos. De esta manera nos ahorramos tener que buscar constantemente a nuestro objeto de referencia.

Este parámetro caracteriza el tamaño del espacio que puede ser observado simultáneamente a través del dispositivo nocturno. Normalmente, se mide en grados o en metros si conocemos la distancia a un objeto de referencia. En la siguiente imagen se ve más claro.

En la visión nocturna digital definimos el campo de visión como la distancia focal de la lente del objetivo y el tamaño físico del sensor (normalmente se toma el tamaño en horizontal del sensor), como resultado se obtiene un ángulo horizontal.

Es importante comprender que el ángulo de visión es inversamente proporcional a los aumentos del visor nocturno, si incrementamos los aumentos irá en perjuicio del campo visual del dispositivo. Al mismo tiempo, cuando incrementa el campo de visión también incrementará la distancia de detección.

Campo de detección

Se refiere a la distancia a la que se puede detectar un cuerpo. Mientras más alto sea el campo de visión también lo será la distancia o campo de detección. Esta se puede medir en metros o grados si conocemos la distancia al objeto de referencia.

Si tomamos en este caso de ejemplo un visor digital Digisight Ultra N355 la distancia de detección del cuerpo de un hombre con ropa de abrigo, que aproximadamente es de 1,7 metros y 0,5 metros de circunferencia, en condiciones de escasa iluminación variará entre los 370 metros a 500 metros.

Campo de reconocimiento

El campo de reconocimiento es la distancia a la que un instrumento óptico reconoce qué tipo de objeto o cuerpo es y la distancia aproximada a la que se encuentra.

En el ejemplo del visor Quantum Lite XQ30V, reconoceremos el cuerpo de un hombre con ropa de abrigo, que aproximadamente es de 1,7 metros y tiene 0,5 metros de circunferencia, en condiciones de escasa iluminación hasta 500 metros. Este tipo de visor es un instrumento universal de visión nocturna que es ideal para los diferentes ámbitos profesionales o por afición, sumando a la caza, el tiro deportivo, la captura de fotos y vídeos de noche, la observación general e incluso la vigilancia.

En conclusión, existen tres tipos de campos en la visión nocturna y térmica. La primera se refiere al campo que vemos, la segunda a la distancia en la que podemos detectar un objeto y la tercera es la distancia a la que podremos reconocerlo. Estos campos, van a estar condicionados por factores internos del dispositivo y por factores externos del ambiente en el que nos encontramos, siendo estos factores el objeto de futuros textos que poco a poco iremos explicando.

Más información en Makers&Takers.