Munición Barnes VOR-TX TTSX 168 gr. en 30-06 y rifle Steyr Mannlicher CL II SX

Una combinación letal y precisa

La Triple Shock (TSX) aparecido en el 2003, es una versión mejorada de la antigua y ya desaparecida X-Bullet, es muy fácilmente identificable por las tres bandas alrededor del cuerpo del proyectil. El mismo está hecho de cobre puro y es de punta hueca.

Borchers

09/08/2017 - 7677 lecturas

«Las bandas de rozamiento están diseñadas para reducir la fricción de la bala durante su viaje por el interior del cañón, generando huecos de alivio de presión»

«El proyectil TTSX en el calibre 30-06 tiene un muy amplio rango de uso, que incluso sobrepasa toda la fauna de nuestro país»

«Sometimos a cinco cartuchos al test del cronógrafo para averiguar que variaciones se producían en las velocidades de los proyectiles»

«La evaluación de un rifle de caza como este debería medirse con tan solo tres disparos, que es la metodología comúnmente admitida»

Su forma básica es spitzer, es decir afilada, siendo su base de cola de bote. Las mencionadas bandas de rozamiento están diseñadas para reducir la fricción de la bala durante su viaje por el interior del cañón, generando huecos de alivio de presión. Además estos anillos también minimizan el ensuciamiento por cobre, al permitir la evacuación de residuos. Esta particular característica de la bala al final redunda en una mayor precisión.

Comparativa proyectiles TTSX vs TSX

Nosotros realizamos la prueba con la munición dotada de proyectiles con punta de polímero, es decir los denominados TTSX (Tipped TSX). La diferencia entre las balas TSX y TTSX además de la obvia punta de plástico azul es el tamaño del hueco o canal, CUATRO veces mayor en las TTSX, lo que acelera su expansión. Todas estas características añadidas mejoran ya de por sí el ya el buen comportamiento de la TSX.

Tabla Balística VOR-TX TTSX 168 gr 30-06

Características Principales:

  • La punta de plástico mejora el coeficiente balístico (BC) de forma notable y acelera la expansión del proyectil, manteniendo prácticamente el 100% de la masa.
  • Si impacta en huesos duros mantienen aún una retención del 85% cuando los proyectiles de plomo convencionales se fragmentan o directamente se desintegran.
  • En ambas puntas los cuatro pétalos cortantes, que doblan el diámetro de la bala, giran a una elevada velocidad giroscópica produciendo un efecto devastador.
  • La expansión es ya importante a solo tres cm. de la piel.
  • La penetración normal es un 28% mayor que los proyectiles de plomo, por lo que su letalidad es sensiblemente superior.
  • El proyectil TTSX en el calibre 30-06 tiene un muy amplio rango de uso, que incluso sobrepasa toda la fauna de nuestro país, pudiendo ser usado perfectamente para lo que se denominan grandes depredadores peligrosos. Esto es fundamentalmente todo tipo de osos (polares, negros y grizzlies), felinos (leones, jaguares, leopardos, etc.) y por supuesto todo tipo de jabalís.
Proyectil Barnes TTSX extraído después de impactar en un Ciervo Canadiense
Agujero de salida sobre masa muscular de un jabalí de 70 kg. con una punta Barnes TSX .300 Win Magn. Proyectil 180 gr. a 80 yardas.

A tenor de la información anterior resulta obvio que estamos ante una de las municiones más efectivas del mercado en cuanto a su balística terminal o de efectos. ¿Pero cómo es de precisa? A esta pregunta daremos respuesta en los siguientes apartados.

La Prueba de Regularidad de la Munición

Con objeto de comprobar la regularidad de la munición, sometimos a cinco cartuchos al test del cronógrafo para averiguar que variaciones se producían en las velocidades de los proyectiles. Ni que decir tiene que cuanta mayor sea la regularidad de los mismos, más contribuirán a grupos de disparos más cerrados.

Material empleado

Para hacer las mediciones nos servimos de un cronógrafo de precisión CALDWELL.

Condiciones ambientales de la prueba

La prueba de regularidad de la munición se realizó en el campo Brezales Tiro en Cantabria a una temperatura ambiente de aproximadamente 30°.

Metodología

Realizamos una tanda de cinco disparos en aproximadamente cinco minutos.

El Resultado

Como vemos las mediciones fueron realmente uniformes, la munición muestra una gran regularidad:

La Prueba de Precisión

Después de una reciente controversia en el mercado sobre la precisión de algunas afamadas municiones de punta de polímero, analizamos y realizamos una exigente prueba con una de nuestras marcas, reconocida por la comunidad de cazadores como de las más letales, verificamos su precisión. Para ello nos servimos de uno de los rifles de caza más precisos disponibles en la actualidad. Los resultados superan ampliamente lo esperado.

Material empleado

Para la misma se eligió un rifle Steyr Mannlicher CLII SX de características idénticas al que ya probamos hace unos meses en calibre .270 Win. y que nos proporcionó unos excelentes resultados de precisión a 100 m. Las únicas diferencias además de la obvia del calibre, eran su tipo de cañón que no era acanalado o “fluted”, la longitud del mismo, en este caso 56 cm y el paso de estría de 1/10, redundando por supuesto en un peso algo mayor. Recordemos que una de las características más relevantes de este rifle y que influyen de forma notable en su precisión es su sistema de pelo para el disparador, que activándolo (empujando el gatillo hacia delante) nos permite accionarlo con tan solo 0,6 kg. de peso.

Rifle empleado en la prueba, un Steyr Mannlicher CLII SX 30-06

El visor elegido fue uno de la firma austriaca KAHLES, concretamente el polivalente K624 TT de 6-24x56 con retícula MIL .1 de segundo plano focal, dotado de una óptica reconocida recientemente como la mejor en una prueba comparativa realizada por la revista oficial de la Federación de Caza de Castilla y León. Esto lo hace idóneo para cazar en momentos crepusculares, donde se dan condiciones de baja luminosidad. Lo catalogamos como polivalente porque es apto tanto para el tiro táctico como como para recechar a larga distancia, ya que cuenta con un ajuste de tan solo 1/8 de MOA por click.

Como apoyo utilizamos un banco de tiro CALDWELL Lead Sled® DFT™ 2, que utilizamos para disparar desde la posición de sentados típica de Bench Rest.

Probamos la BARNES VOR-TX TTSX 168 gr. en 30-06 a 200 m.

Condiciones ambientales de la prueba

Como suele ser habitual para este tipo de evaluaciones nos desplazamos al campo de 200 m del Club Ensidesa Gijón, la temperatura la que realizamos el test fueron entorno a 24° con rachas de viento intermitentes, que en algún caso alcanzaron hasta los 30 km/h, algo que obviamente no favoreció el desarrollo de nuestras pruebas. Aun así, aprovechando algún periodo de calma relativa de este fenómeno meteorológico al principio de la mañana, logramos conseguir unos resultados muy buenos.

Metodología

La evaluación de un rifle de caza como este debería medirse con tan solo tres disparos, que es la metodología comúnmente admitida. Aunque como desde un principio vimos que el rifle agrupaba sobradamente, decidimos darle tratamiento táctico o de “vieja escuela” con cinco disparos. También consideramos que dadas sus características teníamos que probarlo a una distancia de al menos 200 m. que es donde un rifle empieza a mostrar de forma clara sus bondades o carencias. Como hemos comentado, empezamos con varias tandas de tres disparos que sirvieron para darnos una idea de las capacidades de esta combinación de rifle-munición y “ensuciar” el ánima del cañón convenientemente, ya que el rifle empleado en la prueba era nuevo a estrenar. Posteriormente seguimos con varias tandas de cinco disparos en seis minutos dejando aproximadamente 15 minutos entre tandas, obligados por el respeto a nuestros compañeros de cancha que compartían línea de tiro, para hacer los preceptivos cambios de diana.

El resultado

Los resultados fueron sorprendentes para lo que se puede esperar un rifle de caza, que no tiene un cañón excesivamente pesado, a diferencia de lo que puede ser el de un rifle táctico o de tiro deportivo. Obtuvimos en general excelentes agrupaciones, estando algunas de ellas por debajo de MOA como la que se puede observar en la foto.

Resumen

Esta munición de probada letalidad por sus cualidades de penetración y expansión, es además de una sorprendente precisión si va acompañada, como en este caso, de un rifle de reputada calidad como es el de la marca austriaca. La combinación Barnes VOR-TX de 168 gr. con punta TTSX y el rifle Steyr – Mannlicher CLII SX en 30-06 forman una pareja perfecta para aquellas modalidades de caza como los recechos, donde exigen disparos a larga distancia con la máxima precisión y letalidad.

Más información: Borchers