Steiner cumple 70 años en primera línea de la óptica a nivel mundial

Su pasión por la perfección óptica ha llevado a la empresa a ofrecer binoculares y miras telescópicas para casi todas las aplicaciones, buscando en 70 años de constante innovación crear productos que fuesen funcionales, robustos e impecables.

CdC

26/06/2017 - 9543 lecturas

«La óptica Steiner se emplea en actividades muy diversas, como la navegación, caza, senderismo, ornitología o uso militar»

«Los prismáticos Steiner se pueden someter a los entornos más duros y exigentes»

«Desde agosto 2008 Steiner forma parte del grupo y la familia Beretta»

Su historia se remonta a 1947, cuando Karl Steiner, a pesar de las infraestructuras devastadas por la guerra, abrió un taller en Bayreuth (Alemania) que se ha convertido en una empresa de renombre internacional, con 150 trabajadores y cuya distribución llega a ochenta países, representando en la actualidad 70 años de tradición y manufactura de altísima precisión y calidad.

La óptica Steiner se emplea en actividades muy diversas, como la navegación, caza, senderismo, ornitología o uso militar, valiéndose de ellos tanto profesiones como aficionados, ante la amplia gama de productos adecuados a cada necesidad.

Como empresa, Steiner-Optik implica la búsqueda del más alto nivel de perfección. A la filosofía de la marca no solo le son innatos valores como tradición y confianza para con sus clientes, sino también con sus colaboradores y socios. Su éxito se debe a la continuidad de sus valores: la tradición familiar, la conservación de Bayreuth como emplazamiento, la creación de nuevos puestos de trabajo, la formación de técnicos altamente cualificados y la inversión en I&D.

Tanto el sello Made in Germany como el indicativo Handmade by Steiner-Optik representan tecnología punta de primera clase. Por ello los prismáticos Steiner se pueden someter a los entornos más duros y exigentes. Ningún prismático abandona la planta de producción sin antes pasar por el departamento de control de producto que garantiza la luminosidad de la óptica y el perfecto funcionamiento de todos sus elementos. Para un constante perfeccionamiento de la casa Steiner, los estándares de calidad se redefinen continuamente.

La fábrica en Bayreuth es una de las plantas de producción e investigación más modernas a nivel mundial para la producción de prismáticos. Inversiones de millones de euros consiguen asegurar las condiciones técnicas y de personal profesional que mantiene el éxito de esta empresa y que facilita que se clasifique como una de las empresas líder en el mercado de prismáticos de alta gama para profesionales.

Además, Steiner es líder en la elaboración de prismáticos para la navegación e indiscutible opción de capitanes y navegadores tanto de embarcaciones grandes como de pequeños veleros, ya que los profesionales confían en la calidad, durabilidad y seguridad que les pueden ofrecer los prismáticos Steiner.

Desde agosto 2008 Steiner forma parte del grupo y la familia Beretta. Beretta fue mencionado por primera vez en un escrito de 1526 y es, con ello, el constructor de armas más antiguo del mundo. Su sede está en Gardone Val Trompia, Italia. Al grupo Beretta pertenecen además las empresas Benelli (Italien), Uberti (Italien), Sako, Tikka (ambas de Finlandia) y Burris (USA).

Hitos

Estos 70 años de historia se han visto marcados por distintos hitos en Steiner, siendo los más importantes y necesarios para entender la evolución de la empresa los siguientes:

1967

Aparece la carcasa de Makrolon, que es un nuevo revestimiento de goma empleado para prismáticos especialmente robustos.

1973

Steiner inventa el relleno de nitrógeno para ópticas resistentes al agua logrando además el empañamiento con los cambios de temperatura.

1979

Se desarrolla el primer prismático con compas integrado, comenzando el éxito de la línea Commander.

1988

El tratamiento antirreflejos desarrollado por Steiner conquista el mercado, destacando el recubrimiento Ruby, la tecnología para adecuar el color y el recubrimiento con filtro de protección laser.

1992

Se produce la introducción de los prismáticos Firebird con óptica de alto contraste.

2000

Se introduce el concepto Nighthunter, que supone una transmisión de luz al más alto nivel en prismáticos de ornitología, caza, senderismo y usos militares.

2006

Steiner produce por primera vez un prismático con nano revestimiento sobre la óptica.

2008

La empresa entra a formar parte del grupo Beretta Holding.

2009

Aparece la tecnología de medición laser, que supondrá una revolución a la hora de medir la distancia fielmente (LRF)

2011

Aparecen los primeros visores para rifles militares y de caza.

2012

Steiner adquiere Laser Devices, Inc.

2013

Aparece el primer prismático náutico con compás adaptable a todas las zonas geográficas, es el Commander Global.

2014

Le llega el turno al primer visor de luz de enfoque con medidor de distancia integrado.

2015

La empresa adquiere Sensor Systems Division.

2016

Se inicia el abastecimiento a comandos especiales alemanes con la óptica para el G29.