De que calibre y rifle usar para cazar un corzo muy emboscado

Munchausen

 

Por supuesto que la miniparte que me ha tocado defender también está dedicada a Doña Osa (perdón señora como soy un hambrón creo que me he comido algo.... puede que una R), al gran R...Oso y a sus esbardos, sin que ello signifique la cancelación de la deuda que con ellos tengo desde hace más de seis meses, estos son solo los intereses.

Difícil me lo habéis puesto caballero, un corzo listo, viejo y emboscado, es cosa difícil y digna de combate singular, no vale el tiro de casualidad a 150 m. mientras come en el borde de un cortafuegos, eso es otra cosa, divertida si, pero de menos merito e interés, los tiros a una pieza así se realizarán en distancias comprendidas entre los 5 y los 80 m. y de estos últimos muy pocos, por lo tanto las armas a usar no necesitan una precisión fuera de serie, si portabilidad, facilidad de uso y encaré instintivo muy cercano al de una escopeta de caza menor, el calibre debe ser de esos que aguantan una ramita en el camino, o más bien que creamos que la aguantan, como en el bosque además de corzos, hay gnomos, meigas y otras cosas como son los cochinos grandotes y los patas pardas recechadores, no es mala cosa llevar unos caramelos de regalo para los primeros un buen amuleto contra las segundas y un calibre apto para los dos últimos,con un panorama como el descrito solo tengo una salida, dividir la cosa en dos y comentar ambas:

Cosa primera “Lo que me gustaría ... si pudiera”: Conocí, y de dos de ellos fui amigo, a unos hermanos extremeños absolutamente disparatados, eran riquísimos y acabaron hasta con la ultima peseta a base de darse caprichos y de pulverizar los caprichos, entre esos caprichos estuvo el Rolls Royce, que se construyo especialmente para ser usado por el primer ministro ingles durante la Segunda Guerra Mundial, era un modelo único, con el también único motor de seis cilindros que ha fabricado Rolls, cuando D. Winstón, en agradecimiento a que había ganado la guerra perdió las elecciones, el coche se subastó, lo compró el conde de Osborne, a quien se lo compraron mis amigos, para probar si era tan fuerte como se decía... pues lo estrellaron contra la pared de un cortijo, resulto que el cortijo estaba hecho por conquistadores y el Rolls por mecánicos, la cosa terminó con triunfo claro del cortijo, estos personajes, tenían un rifle tan bonito como inútil en sus tierras, y para su modo de cazar que era la montería, un express centroeuropeo sencillamente maravilloso pero ... del 9’3X72 R, calibre monográfico donde los haya, solo sirve para corzos y zorros, y eso no lo dice este cuentista, lo dice RWS, que aunque no tanto como el cuentista algo sabe de municiones para rifle, su culata bavará y su lomo de cochino estaban finísimamente trabajados en una oscura madera de raíz de nogal circasiano con un veteado precioso, los trabajos del artista que había terminado sus partes metálicas eran tan primorosos como profusos, en fin una joya, bastante inútil en el norte de Cáceres pero una joya, que yo sepa solo lo usaron en alguna ocasión para tirar al blanco y en una de ellas a un blanco muy especial, eran ganaderos de bravo, y por su casa pasaban muchos maletillas, a uno de esos torerillos con más gazuza que donde la fabrican, le tomaban el pelo los demás sobre su presunto y presumido valor, los bárbaros propietarios del express entraron en el juego, desafiando el valor de aquel pobre desgraciado ofreciendo 500 pesetas y dejarle torear una vaca, si era capaz de aguantar un duro en cada mano, de aquellos primeros de Franco grandecitos, mientras uno de los hermanitos intentaba quitárselos disparando ambos cañones del express, los locos abundan y quinientas pelas eran una fortuna, el maletilla colocó las dos manos lo más alto y más lejos de la cabeza que pudo, y ... cerró los ojos, el tirador apuntó, disparó los dos tiros y los duros volaron dejando las manos del hombre milagrosamente intactas, yo no lo presencié pero amigos comunes si, y uno de ellos estuvo sin saludarles durante años a costa del tema, pasado mucho tiempo, el rifle quedó en manos del más amigo mío de todos los hermanos, el fin del pobre hombre fue malo y solo Dios sabe quien se quedaría con el rifle, pero ese sería mi rifle para el viejo y sabio corzo emboscado.

El calibre es gordito, 9,3 mm., usa unas balas completamente chatas y con una camisa de lo más blando, pues su velocidad es muy baja y con una más dura no haría expansión, en el bosque y en distancias por lo tanto muy cortas, sería precioso cazar con un arma así, sin lente, con alza y punto, como un corzo esos se merece, de poder a poder, pero eso es ...dificilillo y un tanto utópico, no se si RWS continúa fabricando balas de ese calibre, hasta hace unos pocos años si lo hacía, y en Centroeuropa existen muchos rifles express, mixtos y monotiros con ese calibre, si alguien se atreve eso sería mi ideal pero .... yo no me atrevo.

Tampoco estaría mal usar un viejo Mannlincher Schonhauer, de esos de cañón corto y madera hasta la boca, en un calibre 6’5 mm., preferiría el 6’5X57 pero cualquiera de los antiguos 6’5 sirve, incluso un 7X57, como lente una fija de 4x, y a cazar como un romántico, esperando encontrar a Sissi con el cesto de las flores.

Cosa segunda “Lo que puedo aunque me guste menos”: Hablemos solo de rifles para bosque y para corzo, por lo tanto olvidemos los largos cañones y los calibres ultrarrápidos, un adminículo que pese poco, se maneje fácil y no se enrede en el monte, respecto a rifles me centraría en dos tipos, monotiro o cerrojo, los mixtos suelen ser pesados pero si alguien se atreve adelante que son una buena cosa en el bosque, en cerrojo elegiría los de tipo “stutzen” y como calibres el 6’5X57 y el 7x57, nada ni más rápido ni más potente nos hace falta, el 270 es buenísimo pero en este caso una exageración, cosas mas chicas como el 243 y su familia, en el bosque, con tantas ramitas, pues pueden servir pero también pueden desviarse mas fácilmente, si nos decidimos por un monotiro o un mixto, la misma cosa pero con una R detrás, en mi opinión el monotiro es lo mejor, entre sus virtudes está la de poderse abrir en los pasos difíciles y cerrar con ruido mínimo, y la de desmontarse después de ser usado pudiendo guardarse en el morral facilitando sobremanera el transporte de la pieza cobrada sin engorros añadidos, un 7x57 R con cañón de 52 cms. no abulta nada y es capaz de resolver, con éxito total, el encuentro con un gran jabalí despistado o con un “patas pardas” que ande por el bosque haciéndonos la competencia, como moderno sucedáneo de los clásicos sería muy útil un Rémington Seven del 7 mm.08.

Como lente en esas circunstancias, y pese a que las condiciones de luz no suelen ser optimas precisamente, no me inclinaría por la clásica 8X56, magnifica por otra parte, son enormes y muy pesadas, pero su handicap es la dificultad de tirar cerca y rápido con muchos aumentos, teniendo el defecto añadido de recoger cantidad de agua por poca que caiga, una lente fija de 6X42 puede ser buena cosa, como lo sería una 4X, no creo que las variables nos den un juego definitivo en esas circunstancias, pero la todo terreno 1,5 a 6X42 puede dar un juego excelente llevándola puesta casi siempre en 4X, mi elección personal sería una Leupold, de retícula más fina que las Europeas y quizá una vieja Weaber fija de 4X, que tengo arrumbada en la caja de las lentes fuera de uso y últimamente estoy pensando en colocársela al Riflin, como suplemento a la enorme Leupold de 6,5 a 20X que lleva ahora.

La retícula fina con los corzos me ha dado siempre mejor juego que las clásicas europeas, aumentan mucho la facilidad de precisar el punto exacto en esos animalitos tan chicos, y nunca debemos olvidar que lo importante no es el lugar en donde impacte la bala, sino en pensar el lógico recorrido de esta en el interior del animal, en definitiva y en mi opinión es muy importante el lugar por donde sale, o casi sale, la bala mucho más que por donde entra, un tiro sesgado y trasero de panza que termine en los pulmones es de tremenda importancia, mientras que uno en la misma postura pero por delante del codillo puede romper un brazuelo pero no rozar siquiera un órgano vital, en bosque perder una pieza muy herida es fácil y por ello imaginar previamente la trayectoria interna de la bala es imprescindible.

Llevar el rifle colgado como los centroeuropeos, bajo el brazo y con el cañón hacia delante casi en paralelo con el suelo es buena cosa en el bosque, se enreda menos con las ramas, y con un simple giro de muñeca lo podemos dejar en disposición de subir hasta el hombro con mucha mayor facilidad y discreción de movimientos que si lo llevamos al hombro a la manera tradicional española.

Un dato más, los prismáticos colgando del cuello sobre nuestro pecho son casi siempre un incordio y en el bosque en donde andaremos medio agachados en muchas ocasiones un incordio al cuadrado, por lo tanto probad a llevarlos con una correa más larga y en bandolera cruzando vuestro pecho y reposando bajo el brazo izquierdo, se llevan a los ojos con un pelin menos de facilidad pero estorban, golpean y se enredan y enganchan un montón menos.

Hablando de correas, tanto para el rifle como para los prismáticos, olvidad los clásicos, esos nuevos materiales algo elásticos, son infinitamente mas cómodos, descansados y no suenan nada, un cuero mojado es un tormento y cuando se seca dos.

Por cierto señor conde los calibres colibrí, que continúan siendo, para mi entender, los mejores para el corzo, no son para bosque cerrado, su campo es la puntería pausada y tranquila, el mejor partido se les saca con una lente de muchos aumentos, así como para recechar en zonas con grandes espacios abiertos, praderas, caminos y cortafuegos, o para esperas en las praderas y picaderos durante el celo, en el bosque muy cerrado eso no nos sirve, aunque si un día quieres probar, mi riflin del 5,6X50 R está a tu disposición y ... lo mismo te vuelves a enamorar.

Dejo para el final un tema polémico, el 44 Ruger, puede ser de una eficacia tremenda y puede reunir muchas de las características idóneas para cazar en bosque, pero así como defiendo su uso entre los que acompañan a los perros en las batidas, lo rechazo para cazar ese viejo y listo corzo, la verdad es un arma semiautomática y fea, con un calibre feo, y para feos ya esta el cazador, el corzo se merece otra cosa, si el 44 lo usa una cazadora la cosa queda más compensada, pero así y todo yo me atrevería a pedirle que solo metiera un par de balas, como mucho, en el chisme ese.

No aspiro a quedar a la altura del conde ni mucho menos a la de Lololoco, pero espero haber aportado confusión suficiente sobre un tema simpre tan controvertido, un saludo muy especial para el Gran Oso Dª R....Osa y sus oseznos, un GRACIAS a Kachi por permitirme participar en esa maravilla de sintexis cazadora que ha escrito y para todos los demás mi más cordial saludo, JC - Munchausen