Revista de Prensa

Canarias

Las licencias de caza en Canarias han disminuido a la mitad en doce años

La actividad cinegética ha experimentado un importante retroceso en la Comunidad de Canarias en las últimas temporadas, tanto que el número de licencias emitidas han disminuido hasta las trece mil del pasado año, que nada tiene que ver con las 31.322 que se habían emitido en el año 2005.

25/06/2018 | La Provincia, Diario de Las Palmas | V. R.

Las licencias de caza en Canarias han disminuido a la mitad en doce años Múltiples factores han influido en el alarmante descenso de cazadores de todas las islas, como el descenso de las especies cinegéticas, la reducción de zonas para la caza controlada o el fomento de la cinegética, entre otros motivos.

De todo ello fue informado el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, en una reunión a la que también asistió la Viceconsejera de Medio Ambiente Blanca Delia Pérez y los miembros de la Asociación Canaria de Entidades de Caza (ACEC), con su presidente Juan Miguel Sánchez Roig al frente y su vicepresidente Daniel Ferreira, quienes expusieron las principales dificultades que afectan a la cinegética hoy en día y cuando se acercan las fechas para conocer la Orden de Veda de la temporada 2018 en Canarias.

Por espacio de más de un hora, los cazadores de la ACEC tuvieron la oportunidad de exponer a Fernando Clavijo la evolución de esta asociación a lo largo del tiempo desde su creación. Los proyectos ya finalizados, los futuros y los objetivos no alcanzados en favor de la cacería en Canarias.

Los directivos de la ACEC reivindicaron de forma constante los doce derechos del cazador, que están recogidos en tríptico emitido por la Unión Nacional de Asociaciones de Caza. Dichos derechos son, en primer lugar, tener su propia identidad como cazadores, a ser respetados, a la igualdad entre todos los cazadores, a tener entidades propias, al reconocimiento por lo que hacen y son las sociedades de caza, a la elección de sus representantes por tener licencia de caza, a tener su propia organización que los represente, a organismos públicos que gestionen y administren la caza, a participar en los asuntos que le afectan, al control y calidad sanitaria de las especies, a la formación e información del colectivo, y a que los recursos económicos que genera la caza reviertan sobre ella para su mejora.

En otro orden, los cazadores con sede en el municipio de Telde, solicitaron al Gobierno que se dote presupuestariamente de financiación y personal al organismo autonómico con el fin de poder cumplir con las competencias atribuidas en el Estatuto de Autonomía de Canarias en todo lo relacionado a la materia cinegética.

Para finalizar, el Presidente del Gobierno canario mostró gran comprensión y conocimiento sobre la materia, manifestando preocupación y sensibilidad, entre otras cuestiones, por el notables descenso de licencias de caza en el archipiélago canario, en cifras que superan la mitad en los últimos doce años. De las 31.322 que se censaron en año 2005, se han pasado a las 13.050 del año pasado, cuando nos encontramos a las puertas de la temporada 2018 y el número de licencias podría volver a experimentar una reducción.

« Ver más noticias