Revista de Prensa

Almería

Escopetas, revólveres y hasta una ballesta en la subasta pública de armas

Las dependencias de la Guardia Civil en Almería acogen durante esta semana la exposición de más de 340 armas dispuestas para ser subastadas. La colección cuenta con algunas piezas procedentes de intervenciones policiales aunque la mayoría de ellas fueron entregadas por particulares de forma voluntaria.

05/06/2018 | Ideal Digital | A. AMATE

Escopetas, revólveres y hasta una ballesta en la subasta pública de armas Entre los principales motivos por los que un propietario entrega su arma a la Guardia Civil, explican desde este cuerpo, se encuentra la caducidad de la licencia de armas o la no renovación de la misma, ya sea por decisión propia o no. «Algunas de las armas expuestas se han retirado de subasta porque su propietario está pendiente de una resolución judicial para recuperar su licencia», indican fuentes de la benemérita sobre la organización y funcionamiento de esta subasta que, habitualmente, se organiza cada año con objeto de dar salida a las piezas que tienen en depósito. De hecho, aclaran que cuando un particular hace entrega de algún arma, comunican que pasados 12 meses será subastada y, en caso de no recibir ninguna puja por ella, será destruida definitivamente.

Los interesados pueden pujar por una o varias de las piezas expuestas cuyo precio ha sido establecido por su legítimo propietario. Será él o ella, también, quien reciba la cantidad lograda por el arma una vez subastada. Algo que ocurre en todos los casos, incluso cuando se trata de un arma empleada para la comisión de un delito por el que el dueño podría haber entrado en prisión.

Sin embargo, este tipo de piezas son las menos habituales. La mayoría son escopetas de caza mientras que las pistolas suelen pertenecer a la práctica de tiro olímpico. Aunque no todas, reconocen que existe algunas armas que provienen de licencias tipo B, esto es, para defensa personal y que no son habituales entre la ciudadanía. «Se conceden muy pocas», aseguran desde Guardia Civil.
Inventario

En esta ocasión se subastarán en Almería 235 escopetas de caza, tres rifles, 20 armas largas rayadas, 63 pistolas, 17 revólveres, cuatro armas de avancarga, una ballesta, tres armas de aire comprimido y un arma de airsoft cuyos precios de tasación inicial oscilan, aproximadamente, entre los 25 y los 600 euros. El valor marcado es el mínimo por el que se puede pujar y, además, el interesado en adquirir alguna de las piezas deberá abonar un 25 por ciento de su importe para poder hacer una oferta por el arma bajo procedimiento de pliego cerrado, esto es, que las ofertas realizadas no se conocerán hasta el día en que se expongan de manera pública.

La resolución de la subasta tendrá lugar el próximo día 11 de junio a partir de las 9,30 horas en la Comandancia de la Guardia Civil de Almería. Será entonces cuando se conozcan las pujas realizadas, asignándose de manera provisional el arma a su nuevo propietario. Eso sí, para hacer oficial esta entrega se realiza una nueva comprobación de la idoneidad del comprador para poseer la pieza adquirida. Durante la última edición de esta misma subasta se vendieron alrededor de cuarenta armas. El resto, como ocurrirá en este caso, fueron destruidas.

La que se celebra estos días podría ser la última subasta que se realice por parte de la Guardia Civil dado que está en plena negociación el nuevo reglamento de armas europeo en el que, entre otras medidas, se suprimiría la realización de este tipo de acciones habituales en todo el país. En ese caso, una vez transcurrido el periodo de depósito, las armas serían directamente trasladadas para su destrucción.

« Ver más noticias