Revista de Prensa

Murcia

¿Y ahora quién paga?

Cuando el conductor de un automóvil sufre un golpe con otro vehículo, suele estar más o menos claro quién es el responsable y, por tanto, el que deberá asumir los cargos. Pero, ¿qué ocurre cuando el accidente se produce por la irrupción de un animal en la calzada?

14/05/2018 | La Verdad | A. N.

¿Y ahora quién paga? El presidente del colectivo Automovilistas Europeos Asociados (AEA), Mario Arnaldos, explica que la asunción de los gastos derivados de este tipo de siniestros dependerá, en gran medida, del tipo de fauna.

En el caso de que se trate de un animal doméstico -esto es, perros, gatos, ovejas, caballos...- el automovilista podrá solicitar al poseedor del animal que se haga cargo de los gastos. Para ello, debe de ser capaz de identificar al responsable del mismo, bien sea por el microchip, el número de herradura... En estos casos, explica Arnaldos, el conductor afectado puede reclamar los daños causados por el accidente aún cuando este se haya producido, por ejemplo, porque el animal se escapó de una finca.

Hay que demostrarlo

La situación, sin embargo, varía en el caso de las especies cinegéticas -por ejemplo, jabalíes, ciervos, cabras, zorros...-. Hasta hace unos años, las aseguradoras se solían dirigir contra los propietarios y titulares de los cotos de caza a la hora de exigir responsabilidades civiles. La nueva Ley de Tráfico y Seguridad Vial, sin embargo, varió esta cuestión y ahora el conductor es el responsable del accidente. Si pretende recibir una indemnización por los daños sufridos, tendrá que demostrar que el siniestro es consecuencia de una acción directa de caza (por ejemplo, probando que se estaba realizando en ese momento una montería en la zona). La otra opción consistirá en actuar contra los responsables de la vía (sean públicos o privados), si se demuestra que la conservación del vallado es deficiente o que no existe señalización.

El presidente de AEA critica esta normativa que «libera de responsabilidad al que puede hacer algo por evitar ese accidente», como mejorar el vallado de los cotos de caza. Recientemente, un dictamen emitido por el Consejo Jurídico de la Región de Murcia (CJRM) concluyó que el conductor de un coche que hace ahora tres años chocó contra una manada de jabalíes que irrumpió en la carretera que une Caravaca y la pedanía lorquina de La Paca no debe ser indemnizado. Este automovilista reclamó a la Consejería de Fomento e Infraestructuras 378 euros por los daños sufridos. El dictamen determinó que, a pesar de que los animales eran de una especie cinegética, no se acreditó que saliesen de coto alguno.

« Ver más noticias