Revista de Prensa

Castilla y León

La Junta abatió ilegalmente a 91 lobos en 2016 al norte del Duero, según el TSJ

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) acaba de anular el Plan de Aprovechamientos Comarcales del Lobo en los territorios cinegéticos situados al norte del río Duero para la temporada 2015-2016, dos años después de que se autorizara el cupo de caza en las diferentes provincias.

08/03/2018 | Diario de León | María Carnero

La Junta abatió ilegalmente a 91 lobos en 2016 al norte del Duero, según el TSJ Esta sentencia deja sin validez, y por lo tanto declara ilegales, los cupos autorizados en la temporada pasada en Castilla y León, con los que se llegaron a abatir 91 lobos, de los 143 autorizados, de los que 25 fueron eliminados en la provincia leonesa.

Este fallo se produce justo un mes después de que el mismo tribunal dejara sin validez el Decreto 14/2016, de 19 de mayo, por el que se aprobó el Plan del Lobo, y que la Junta achacó a trámites formales. Así, ahora el juez invalida la resolución de 31 de julio de 2015 de la Dirección General del Medio Natural que daba luz verde al cupo de caza, según informó la Asociación Conservacionista La Manada, con la dirección técnica de Ascel, autores del recurso Contencioso-Administrativo.

La propia sentencia recuerda además otras resoluciones judiciales emitidas por esta sala, —la del 28 de febrero de 2012, la del 18 de abril de 2008 y la del 27 de julio de 2002—, en las que se cuestiona que especies que gozan de un cierto régimen de protección puedan ser consideradas como cinegéticas. En concreto, hace alusión a tres supuestos que se deben dar para que esto ocurra. En primer lugar, argumenta que las especies cinegéticas son aquellas que no se encuentran en ninguno de los supuestos de protección estricta conforme a la normativa comunitaria, estatal y autonómica, que gozan de interés por parte del colectivo de cazadores y que debido a sus niveles poblacionales, distribución geográfica e índice de reproductividad, puede soportar una extracción ordenada de ejemplares son que ello comprometa su estado de conservación. En el caso del lobo, su protección a nivel europeo, e incluso autonómico —hay que recordar que al sur del Duero la especie está protegida—, hace que el TSJ considere que su declaración como especie cinegética «carece de cobertura legal». Además, considera insuficiente toda la documentación aportada por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente con la que trata de demostrar que la caza «no compromete los esfuerzos de conservación realizados en su área de distribución» y que puede soportar la presión cinegética.

El responsable de comunicación de Ascel, Juan Ángel de la Torre, espera que «con esta nueva sentencia, y después de todos los varapalos judiciales, la Junta espabile y le quede claro que el lobo no es una especie cinegética en todo el territorio de Castilla y León». Además propone que la Consejería sea multada por la caza ilegal de todos los lobos que han sido abatidos con el actual sistema de cupos. «Ya está bien que la población civil se tenga que gastar su dinero en procesos judiciales que siempre nos dan la razón y que demuestran la incapacidad de la Junta en la gestión de la especies», concluye de la Torre.

« Ver más noticias