Baleares

El Govern quiere impedir el torneo balear de tiro pichón que trasladan a Valencia

El Govern quiere impedir que el polémico campeonato de Balears de tiro pichón y codorniz se llegue a celebrar, ni en nuestra comunidad ni en Valencia, tal y como tiene proyectado la Federación Balear de Caza para burlar la Ley de Bienestar Animal que impide esta actividad en las islas. Los cazadores han programado estos campeonatos los días 23 y 24 de marzo en campos de tiro de Cheste y Liria de la Comunidad Valenciana.

07/02/2018 | Diario de Mallorca | Miquel Adrover

El Govern quiere impedir el torneo balear de tiro pichón que trasladan a Valencia El director general de Deportes del Govern, Carles Gonyalons, aseguró ayer a este periódico que "estamos trabajando en ello, pero no puedo adelantar nada hasta que lo hayamos comunicado a la Federación Balear de Caza". El Ejecutivo autonómico, según ha podido saber este diario, está estudiando toda una batería de medidas que impedirían la celebración del torneo, en Balears y en Valencia, al quedar sin ningún tipo de validez deportiva y, por consiguiente, los ganadores no serían considerados como tales en la legislación deportiva de nuestras islas.

Gonyalons explicó que en estos momentos, pese a que el campeonato se dispute en la Comunidad Valenciana, tendría validez al estar contemplada la actividad entre las pruebas que organiza la Federación Balear de Caza y en sus estatutos. No obstante, el objetivo del Govern es que en base a la Ley de Bienestar Animal las pruebas del tiro pichón y de tiro a la codorniz queden eliminadas de los calendarios deportivos isleños. Por ello, están estudiando las modificaciones a acometer. El director general de Deportes apuntó que la próxima semana tienen previsto comunicar al presidente de la Federación Balear de Caza, Pedro Bestard, su resolución sobre los citados campeonatos de tiro con animales vivos prohibidos desde el mes de agosto con la nueva normativa de bienestar animal aprobada por el Parlament.

Uno de los principales motivos por los cuales el Pacto de Izquierdas decidió incluir estas modalidades a prohibir en la Ley de Bienestar Animal es que, en el tiro a pichón y el tiro a la codorniz, a las aves se les arranca la cola para que no puedan maniobrar en el aire. Sin las plumas de la cola que les sirven de guía cuentan con mínimas posibilidades de escapar de los disparos de las escopetas de los cazadores. Una vez se quedan sin cola son lanzadas a gran velocidad por un brazo mecánico o mediante un tubo con presión que los impulsa a más de cinco metros de altura. Cuando están en el aire, el cazador puede disparar hasta dos cartuchos con su escopeta para intentar abatirlos. Numerosas entidades animalistas han condenado estas modalidades al considerar que se asesta un importante maltrato animal a los ejemplares, además de dejarlos del todo indefensos y en inferioridad de condiciones frente al tirador. Por este motivo consideran que no se puede considerar que sea una actividad cinegética.

Según ha podido saber este periódico, el Govern ya ha contactado con diversos departamentos de la Generalitat Valenciana para informarles de que en Balears estas actividades deportivas están prohibidas por la Ley de Bienestar Animal y que un nutrido grupo de cazadores isleños tiene intención de viajar a Valencia para esquivar la prohibición.
Los días 23 y 24 de marzo


Tal y como adelantó Diario de Mallorca el pasado jueves, la Federación Balear de Caza ha decidido organizar el campeonato de Balears de tiro pichón y tiro a la codorniz en Valencia. La Ley de Bienestar Animal, aprobada el pasado mes de agosto por el Pacto de Izquierdas, conocida también como Ley de Toros a la Balear, prohíbe expresamente estas modalidades. Por ello, se han contratado campos de tiro en Liria y en Cheste, los días 23 y 24 de marzo, para poder celebrar allí las competiciones de tiro a pichón y a la codorniz de Balears.

La Generalitat Valenciana no impide este tipo de competiciones que acaban con la muerte de los pichones y las codornices en su comunidad. En cambio, si se realizasen en suelo balear, pese a que algunos artículos de la Ley de Protección Animal está recurrida ante el Tribunal Constitucional a instancias del Gobierno central, los cazadores, aficionados y la propia Federación Balear de Caza se enfrentarían a una infracción considerada muy grave que podría suponer una sanción de hasta 100.000 euros.

Desde la Federación Balear de Caza apuntan que el Govern pretende ir en contra de las actividades del mundo rural mediante normativas como la Ley de Bienestar Animal que "castigan" de forma severa al mundo de la caza tradicional, una actividad muy arraigada en las cuatro islas del archipiélago balear.

« Ver más noticias