Pontevedra

Nuevo ataque del lobo en una parroquia de Cuntis, esta vez a las puertas de las casas

El lobo ha vuelto a atacar al ganado en el municipio de Cuntis. La diferencia con la embestida de hace casi un año es que esta vez se ha producido a las puertas de las viviendas. Lo contó ayer la propietaria de las dos ovejas muertas, Milagros Castro.

24/10/2017 | La Voz de Galicia | CRISTINA BARRAL

Nuevo ataque del lobo en una parroquia de Cuntis, esta vez a las puertas de las casas «Fue en la noche del viernes al sábado y en una finca que está rodeada de casas. La vez anterior había sido en otra zona de la misma parroquia pero más apartada, al lado de un almacén de muebles», explicó.

Lo ocurrido ya fue puesto en conocimiento de la Consellería de Medio Rural y desde la vecina Sociedad de Caza de Portas afirmaron que, según los primeros indicios, todo apunta a que el ataque fue causado por «una manada de lobos». La acción dejó dos ovejas muertas, una de ellas preñada. «Una de las ovejas estaba a punto de parir, traía dos corderos. Denunciamos ante la consellería, pero todavía no me pagaron las dos del año pasado», añadió Milagros Castro. Aquello ocurrió en noviembre del 2016.

Una mezcla de preocupación y asombro se respira estos días en la parroquia de Troáns ante la presencia del lobo. La propietaria comentó que la finca donde pastaban las ovejas contaba con cierres perimetrales de tela metálica, pero a pesar de eso el cánido logró acceder al interior en busca de comida.

Residentes en esta parroquia de Cuntis aseguraron que en más de una ocasión han visto ejemplares de lobo a plena luz del día. La propia Milagros Castro lo corroboró. «Cerca de donde se produjo el ataque del año pasado hay una pista rural y pasa por ahí una ruta de senderismo que es muy frecuentada. Algunos le llaman la ruta del colesterol y siempre avisamos. Dicen que el lobo no ataca a los humanos, pero el susto no se lo quita nadie».

Informe técnico

Desde la Sociedad de Caza de Portas subrayaron que las dos ovejas fueron atacadas en el cuello y que la mordida provocó su muerte por asfixia. Una de las ovejas fue devorada en gran parte, lo que lleva a pensar que el ataque pudo ser provocado por más de un ejemplar.

Tras este segundo ataque, Milagros Castro renuncia a tener más ovejas en esta zona de Cuntis. «Aquí ya no voy a tener más, tengo más ovejas en otra finca del municipio de Valga. Ver a unos animales que crías y cuidas así y a los que coges cariño da mucha pena». Esta mujer reclamó a las Administraciones que tomen medidas y que se abonen los daños que causa el lobo en las explotaciones. «Yo tenía estas ovejas, que me dan dos corderos al año, en la finca para tener el rural limpio y que no haya los incendios que hemos vivido, pero así desde luego no compensa». Es el sentir de Milagros Castro tras lo sucedido en Troáns.

Manuel Martínez, presidente de los cazadores de Portas, aseguró ayer que cada vez son más habituales los avistamientos de lobos por esta zona, dejándose ver incluso algunas veces a plena luz del día. «Eso está provocando un importante malestar en los habitantes de la zona. Todos se hacen la misma reflexión: cuando no haya ovejas, ¿qué van a comer?», señaló. En la comarca del Umia los ataques se suelen registrar en la parroquia de Amil, en el concello de Moraña.

El presidente del tecor de Portas añadió que este ataque y los anteriores han disparado la «alarma social» y el «asombro» entre los vecinos, que temen nuevas embestidas del lobo a animales o incluso a personas.

« Ver más noticias