Alicante

El Consell se siente ‘víctima’ del coto de caza ilegal que aprobó en Crevillent

‘Víctima’, así es como se siente la Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente del Gobierno valenciano después de que este medio desvelara que su Servicio Territorial de Alicante había dado luz verde a la creación de un coto de caza en la localidad de San Felipe Neri de Crevillent por el cual sus promotores fueron detenidos el jueves por la Guardia Civil por haber falsificado, presuntamente, las firmas de los dueños de las tierras para tal fin.

10/09/2017 | El Mundo | EMILIO J.MARTÍNEZ

Fuentes del Consell reconocen desconocer que la promotora de este recinto, la Asociación Cinegética El Rincón, a cuyo frente se encuentra el histórico regante de la localidad Manuel Gascón Ortuño, les había facilitado documentación para la puesta en marcha del coto que incluía declaraciones de responsabilidad de contratos de arrendamiento con "firmas simuladas" de los vecinos, como han reconocido los afectados. Al parecer, y según sospechan los afectados, Gascón podría haber obtenido sus datos personales -incluida las firmas- de la base del sindicato de regantes San Felipe Neri donde actualmente ostenta el cargo del agua y anteriormente había ejercido como guardia durante dos décadas.

Es por ello que el ente público afirma ahora estar "colaborando con la Guardia Civil" en esta primera fase de investigación, por lo que a la pregunta de si se van a personar en la causa, esperan tener más detalles para poder tomar decisiones.

La que sí que ha movido ficha ha sido la Justicia cuya administración ha abierto diligencias judiciales tras las pesquisas iniciadas por la comandancia de la Guardia Civil de Crevillent hace dos semanas tras las numerosas denuncias realizadas por los vecinos que culminaron con la detención este jueves por la tarde de Gascón, quien acudió junto con otros cuatro integrantes de la junta directiva de la entidad de caza. Por lo pronto, los sospechosos de urdir esta trama se negaron a declarar ante la benemérita por consejo del letrado que les acompañaba.

Fuentes jurídicas consultadas por este diario consideran que los hechos probados serían constitutivos de los delitos de "falsedad de documentos públicos" por un lado, "falsificación de documentos privados" por otro, así como "usurpación del estado civil", sin olvidar la "estafa" por el posible lucro que hayan podido tener en el tiempo que ha estado en funcionamiento el recinto deportivo.

Y es que el coto de caza menor lleva operativo desde 2016 tras la debida aprobación del proyecto por parte de Conselleria pese a las irregularidades ahora detectadas. Las primeras denuncias de los vecinos de esta pedanía de Crevillent llegaron tras sorprenderles carteles en las vallas de sus fincas donde se advertía que era zona de caza o incluso con puestos de cazadores instaladas en ellas.

Ante las primeras sospechas, la respuesta del Servicio Territorial de Alicante del Consell a los primeros denunciantes, según consta en las propias denuncias, fue que podrían realizar una solicitud para excluir los terrenos de dicho coto, "aunque la misma no surtiría efecto ya que más del 85% de los titulares de las fincas de San Felipe Neri habían autorizado la cesión de dichos terrenos para dicho fin". Ahora, la investigación trata de dilucidar el número de vecinos afectados, que podrían ser en torno a los 65, aunque fuentes judiciales elevan incluso al centenar.

« Ver más noticias