Baleares

La ley del Pacte deja a los cazadores sin su Diada de Tiro a la Codorniz

La ley sobre protección animal que entró en vigor ayer va más allá de la regulación de las corridas de toros y de la prohibición de animales en el circo. En contra de lo habitual en todas las leyes, la de protección animal no contempla ninguna disposición transitoria por la que se permitan las actividades autorizadas previamente a la entrada en vigor de la nueva normativa.

13/08/2017 | El Mundo

Y aquí está la sorpresa de los cazadores, que se han visto obligados a suspender el Campeonato de Baleares de Tiro a la Codorniz que iba a tener lugar hoy sábado. La competición contaba con todas las autorizaciones pertinentes, según confirmó ayer a este medio Pedro Bestard, presidente de la Federación Balear de Caza.

Bestard afirmó que se debería haber previsto «un período de transitoriedad» puesto que ya estaba todo preparado para la celebración de un campeonato en el que puede llegar a participar un centenar de cazadores. Bestard añadió que con la entrada en vigor de la ley había realizado una consulta al Consell, competente en la materia de caza, y que la respuesta había sido que el campeonato previsto para hoy no se podía celebrar.

Ante esta obligada suspensión, la Federación de Caza ha convocado para hoy una concentración en la finca Talapi de Sa Pobla, donde debía celebrarse la competición, para mostrar el rechazo a la ley. La protesta esta prevista para las 17 horas. Pedro Bestard consideró que la entrada en vigor de la ley precisamente ayer parecía una decisión dirigida a impedir el campeonato de Tiro a la Codorniz e insistió en que la normativa ha llegado cuando se habían suscrito las pólizas de seguro, se habían comprado los trofeos y cuando ya se disponía de las autorizaciones de la Guardia Civil y del Consell. Aun así dijo que lo principal no es el perjuicio económico causado a la Federación sino al mundo rural en general. «Es un nuevo ataque al mundo rural y cinegético, un nuevo paso del Pacte y de los partidos que lo conforman para acabar con el mundo rural, por una mera cuestión ideológica. No conocen nuestra actividad, ni les interesa hacerlo», afirmó. «Los cazadores somos los primeros ecologistas, amantes de la naturaleza y de los animales, por eso no podemos permitir que hablen de maltrato cuando se refieren a prácticas propias del mundo rural que vienen de muy lejos y que forman parte de nuestra cultura», manifestó el presidente de los cazadores.

La ley ya está en vigor aunque se espera de un momento a otro que el Gobierno central presente un recurso ante el Tribunal Constitucional, lo que implicará la suspensión de la normativa durante un periodo máximo de cinco meses.

Joan Simonet, gerente de Asaja, también criticó la prohibición del tiro al pichón y explicó que la nueva normativa puede ser muy dañina para el mundo rural. Simonet cuenta que la palomo zurita es una plaga en muchos campos de Mallorca y que hace mucho daño a la agricultura. Es un ave que se instala con frecuencia en zonas próximas a campos de cultivo y sobre todo en vaquerías donde suele haber piensos y cultivos muy apreciados por esta especie, así como porches y construcciones semiabandonadas donde refugiarse. Algunas fincas tienen acuerdos con los cazadores, que capturan los palomos vivos para luego destinarlos al tiro al pichón. «Al prohibirse los campeonatos de caza, ya no habrá regulación de esta especie que se seguirá expandiendo y creando muchos daños a los cultivos», concluye Simonet.

« Ver más noticias