Andalucía

El PP pedirá que la Diputación de Córdoba apoye la declaración de la montería y la rehala como BIC

La Federación Andaluza de Caza, junto con la Asociación Española de Rehalas y la Asociación de Terrenos de Caza ha promovido un expediente administrativo para obtener la declaración de la montería y la rehala como Bien de Interés Cultural de Andalucía (BIC) en su categoría de Actividad de Interés Etnológico y su posterior inclusión en el Catálogo General del patrimonio Histórico de Andalucía.

15/03/2017 | ABC

En el próximo Pleno de la Diputación, el Grupo Popular propondrá la aprobación de una moción en apoyo al expediente.

El PP entiende que «es de vital importancia que los ayuntamientos de la provincia de Córdoba, especialmente los de aquellos municipios en donde destaca la actividad cinegética, se adhieran al apoyo de la declaración de las monterías y como rehalas como BIC», al tiempo que piden también que la Diputación traslade esta petición al Instituto de Patrimonio Histórico (IPH), organismo dependiente de Cultura.

Así lo expresó el portavoz del PP en la Diputación de Córdoba, Andrés Lorite, tras reunirse con representantes del sector cinegético. A juicio de Lorite, «el catálogo de valores culturales que se manifiestan en la montería y la rehala mantiene su continuidad en el tiempo» con su «inevitable» adaptación y su relación con el territorio, «se reproduce a partir de procesos de aprendizaje y transmisión intergeneracional y persiste en la memoria colectiva de los grupos», para los que dichos valores tienen «una especial significación».

La moción del PP añade que la montería y la rehala son los dos componentes indisociables de una modalidad cinegética colectiva de caza mayor, original y de enorme profundidad temporal, con un ámbito territorial que incluye a una buena parte del territorio andaluz y que se adapta «armónicamente» a los ecosistemas de bosque mediterráneo de la mitad sur de la Península Ibérica.

La declaración de BIC para la montería y la rehala, ha afirmado Lorite, «contribuiría a una mayor valoración social y al reconocimiento público de los valores culturales de dicha actividad, así como a la adopción de las medidas de salvaguarda de este componente del patrimonio inmaterial cultural de Andalucía».

« Ver más noticias