País Vasco

«La cetrería se remonta a antes de Gengis Khan y llega a los aeropuertos»

Imanol Sagarzazu. Médico de halcones y búhos reales. Su clínica veterinaria (Lardy) está en Secundino Esnaola pero Imanol trabaja también para el departamento de fauna silvestre de la Diputación y a su consulta llegan corzos heridos rescatados por el Centro de Recuperación foral.

26/11/2010 | Diario Vasco | Begoña del Teso

Amante de las aves, colabora con muchos criadores de halcones, búhos reales, gavilanes, azores y águilas de Gipuzkoa. Entre otros, con Jesús Fernández, de Igeldo. Más información sobre el arte de la cetrería,que apasionaba a Félix Rodríguez de la Fuente, en cetreria.com
– Desde antes de Gengis Khan hasta los aeropuertos...
– Justamente. Es un arte de caza inmemorial que llega hasta nuestros tiempos. Quizás empezase en China. Tal vez en Mongolia. Mucho después, en el siglo XIII, el rey Federico II...
– ¿El Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico? Le llamaron ‘Stupor mundi’.
– El mismo. Escribió un tratado de cetrería: ‘De arte venandi cum avibus’. Sobre el arte de cazar con aves. Hoy es una forma de caza bellísima en la que el animal no está en ningún momento sometido al hombre (el ave se liga a su amo por reflejos condicionados y es entrenado en la caza y la fidelidad), no resulta masiva y se puede combinar con perro y caballo, como hacen los ingleses.
– Cazar con halcón, perro y a caballo, ¡qué belleza!
– Ahí sí que se aúna la hermosura de tres animales magníficos.
– En los países árabes la cetrería es más que una afición.
– Auténtica pasión. Existen clínicas veterinarias de un nivel impresionante dedicadas exclusivamente a halcones, búhos reales, azores, gavilanes y águilas. Así como en nuestras consultas lo habitual es ver a la gente esperando con sus perros y gatos allá en la sala de espera, te encuentras con los jeques portando a sus aves en el brazo. Los árabes son, realmente, los grandes señores de la cetrería.
– ¿Los ecologistas, naturalistas o animalistas no tienen nada que decir en contra de esa modalidad de caza?
– No. Piensa que Rodríguez de la Fuente la consideraba ‘la primera vez que el hombre no sometió al animal al yugo o al látigo’. No es masiva ni invasora. El hombre no interviene en la captura de la presa. Es el ave quien atrapa al pájaro o a la liebre. Algunos piensan que el amo mata de hambre a su halcón para que tenga necesidad de capturar a su presa. Es mentira. Claro que debe cazar con hambre pero también con salud. Y en buen peso. Un halcón esmirriado no tendría fuerza para la caza.
– La rapaz, me imagino, no entregará su presa al hombre como hacen algunos perros de caza.
– No, claro que no. Hay que quitársela. Y darle un trozo de carne como recompensa.
– ¿Es verdad o mito que un buen cetrero con una buena ave puede cazar... lobos?
– Por supuesto. Lo hacen en Mongolia. Con águilas reales. Lobos. Y también zorros.
– ¿Con el búho real sólo se puede cazar de noche?
– No. Esa es una idea equivocada. El búho real es un ave distinguida, ideal para apresar conejos y liebres. Es verdad que caza mejor con poca luz, pero no precisamente de noche. Le gusta el crepúsculo. Y el amanecer.
– El azor...
– Es el ave más legendaria. La más noble. La más elegante, con esos colores gris y blanco. Está emparentado con las águilas y puede cazar en bosque, lo que le distingue de otras rapaces.
– ¿Quiénes son los harris?
– Una de las aves más populares de la cetrería actual. Originario de Chile, Argentina y Estados Unidos. Se le llama también busardo, peuco, gavilán acanelado, rabiblanco o aguililla de Harris. Es muy inteligente. Muy sociable. Caza bajo y tiene una característica que lo diferencia de las otras aves rapaces: puede cazar en grupo.
– ¿Como los lobos y los leones?
– Más o menos. Un pájaro acecha a la presa. Otro la azuza, la espanta hacia donde la esperan los cazadores.
– ¿Qué suelen apresar?
– Liebres, conejos, palomas...
– ¿Se practica la cetrería en Gipuzkoa?
– No. Está prohibida. Hay gente que piensa que las rapaces pueden atacar a sus gallinas y aves de corral y siempre hay el peligro de que al granjero se le escape un tiro mal dado. Hay criadores y aficionados que cazan en Castilla, donde abundan las liebres y las perdices.
– Hemos empezado hablando de Gengis Khan, ¿acabamos en un aeropuerto del siglo XXI?
– Perfecto. La protección y vigilancia de los aeropuertos es una de las ramas de la cetrería moderna.
– Halcones manteniendo a raya a aves que podrían causar problemas en la navegacióm aérea si se acumulasen en pistas y aviones.
– Exacto. Se probaron otros métodos para ahuyentarlas como simuladores de sonidos pero nada resultó tan eficaz como la mera presencia de los halcones. Del peregrino, del sacro o de sus mestizos, que pueden enfrentarse incluso a aves de buena envergadura como las gaviotas. Las rapaces provocan en los demás pájaros un miedo invencible.

« Ver más noticias