Navarra

Los mejores retrievers cazan en Tudela

La caza tiene variantes distintas de la de apuntar con una escopeta. Aunque se les suele criticar argumentando que no son cazadores al uso, Víctor Ayensa Sierra, cabanillero de 36 años y presidente del Club Español de Retrievers, presume de sembrar envidia entre los cazadores cuando éstos ven trabajar a los perros que cría y entrena.

03/03/2010 | Diario de Navarra | ASIER GIL

Desde hace cuatro años, su club organiza el Field Trial de Tudela, que reúne a retrievers y conductores de España, Francia y Suiza, y que se ha convertido en la prueba más importante de España.

Se trata de una competición de cobro, en la que lo que más se valora son las aptitudes del perro. Hay dos modalidades, de ojeo y de batida andante. En la primera, el perro está quieto en un puesto y las piezas de caza le van pasando por encima. Tras ser abatidas, el juez determina cuál de ellas tiene que capturar el perro, que debe tener una buena memoria para acordarse de dónde han caído. En la de batida andante, un perro de muestra va delante y, conforme se van abatiendo las piezas, se van cobrando.

Dentro de cada una de estas dos modalidades, hay dos tipos, francesa e inglesa, según el nivel de los perros participantes, algunos de los cuales llevan detrás más de dos años de entrenamiento para poder ser capaces de seguir las órdenes de su conductor.

"Lo que más se valora de los perros -explica Ayensa- es la relación que tienen con su propietario o con el conductor, es decir, que sepan ir hasta una zona determinada, y que entonces el perro demuestre habilidades para cazar, como reconocer el terreno, tener olfato...".

Mayor nivel

En el último campeonato celebrado en Tudela (el fin de semana del 19 y 20 de diciembre de 2009) participaron 23 personas -por cada perro se pagó una inscripción de 110 euros-, aunque se esperaba llegar a la treintena, pero el temporal de nieve lo impidió. Como indica Ayensa, el primer año acudieron 40 perros, pero la crisis económica lo inunda todo. "Aunque haya menos perros inscritos, estamos teniendo más participantes, porque el primer año, por ejemplo, hubo un español que trajo 12 perros. Hemos bajado en el número de perros, pero hemos aumentado en calidad y en participantes", relata el presidente del club, que ha tenido una pérdida de 1.300 euros, ya que cada torneo tiene un presupuesto de unos 5.000 euros.

"Casi todo se va en caza. El Gobierno de Navarra no deja soltar paloma, y se tiene que ir a base de faisán. Se sueltan entre unas 250 y 300 piezas de caza, y eso conlleva un coste organizativo de unos 3.000 euros", alega Ayensa, veterinario de oficio y que, pese a todo, se siente orgulloso de sacar adelante el campeonato.

"Hemos conseguido que en un país en el que no se sabía apenas nada de la caza con retrievers, se esté empezando a conocer y a hablar de ella, y a los navarros nos estén colocando en un puesto de gran categoría en el panorama nacional", expone Ayensa, ganador de la Copa de España de Caza en 2008 y capitán del equipo español que participó en la Copa de Europa de Caza.

A Ayensa no le molesta que le digan que no es cazador: "Yo he entrado en el mundo de la caza a raíz de los retrievers. Nosotros somos aficionados de los perros y lo que nos gusta es verlos trabajar, criarlos y verlos competir. Casi ninguno de los que participa en este tipo de torneos mata caza, es decir, no llevamos escopeta, no somos cazadores al uso, de esos que tienen unas ganas locas de matar una perdiz, aunque yo estoy a favor de la caza. Pero nosotros disfrutamos más viendo trabajar a nuestros perros".

« Ver más noticias