Las razas caninas españolas de caza son aquellas razas puras originarias de España, con prototipo y aptitudes definidas, ligadas tradicionalmente a la caza. Sus prototipos raciales están definidos en el Real Decreto 558/2001, de 25 de mayo, por el que se regula el reconocimiento oficial de las organizaciones o asociaciones de criadores de perros de raza pura, y en varias actualizaciones sucesivas.

 

Prototipos de Caza:

 

El Podengo Galego

 

Apariencia general

Animal de tipo primitivo graioide (Mégnin, P.,1897), de tamaño mediano, ligero y sublongilíneo, tipo dolicomórfico; muy rústico, austero, sobrio, ágil, con gran capacidad olfativa, auditiva y visual, cualidades éstas que, junto con su astucia, le confieren un característico comportamiento de inteligencia natural durante la caza. Es un perro que de alguna forma se asemeja a los galgos / lebreles pero con las orejas erguidas. No se trata de un verdadero galgo. Las orejas son anchas en la base y muy movibles. Son animales muy uniformes, de tamaño mediano y ligero, de capa canela en todos sus gradientes desde el color arena a rojizos, pudiéndose encontrar en ocasiones ejemplares hígado chocolate, presentándose normalmente acollarados y/o calzados en blanco, pudiendo ser de pelo semicorto o de mediana longitud. Tienen el vientre recogido, aunque sin la finura de líneas de cuerpo, así como de la cabeza, de muchos galgos. Las hembras son ligeramente más livianas y esbeltas que los machos.

 

Temperamento y comportamiento

Es un tipo de animal levantador de la pieza (no muestra), siendo uno de los más completos dentro de las razas englobadas en esta categoría. Es un cazador astuto y pícaro, incansable, verdadero auxiliar para el cazador, con extraordinaria habilidad para la caza del conejo y del zorro, aunque también con destreza para la perdiz, pues además de la nariz utiliza mucho el oído y la vista en apoyo del olfato. Caza a paso rápido, que alterna con el trote en la búsqueda, de forma continua, venteando o bajando la cabeza en busca del rastro, llevando la cabeza a la altura del tronco cuando lo detecta en el aire y moviendo entonces la cola de forma ostensible. Cobra bien la pieza herida, portándola al cazador.

Es un animal polivalente, pues se adapta a cualquier modalidad del terreno, situación y tipo de caza. Sus condiciones naturales le permiten descubrir la caza en el campo y sacarla de su escondite sin necesidad de muestra, al percibir el olor de la pieza encamada se lanza súbitamente sobre ella (algunos ejemplares con la codorniz realizan una pequeña parada). Es muy adecuado para acompañar al cazador solitario, en la modalidad de al salto, ya que no suele alejarse en exceso, realizando una búsqueda de 30-40 metros alrededor.

 

Cabeza

Dolicocéfalo, con una longitud aproximada de 4/10 la alzada a la cruz, en forma piramidal de cono alargado. El cráneo es reducido y plano. Depresión fronto-nasal poco acentuada. Hocico largo y delgado, en línea recta con la frente. Nariz saliente y angulosa, con fosas nasales de buena abertura. Labios pequeños y apretados. Dentadura fuerte y de cierre en tijera. Los ojos son vivos y expresivos, ligeramente oblicuos (semilaterales), de forma ovalados y de color acorde con la capa. Con orejas erguidas, de forma triangular, de tamaño medio y anchas en la base.

 

Cuello

Cuello levemente arqueado, musculoso, bien proporcionado, sin presentar papada.

 

Tronco

Cuerpo rectangular. Cruz larga y estrecha. Línea dorso-lumbar recta, con lomo corto, ancho y flexible, bien unido de forma continua con el dorso. Grupa media, recta y ancha. Pecho medio y con tendencia a la profundidad. Costillar poco arqueado y alargado. Vientre recogido, pero no retraído de forma tan extrema como en los galgos. Cola de inserción alta, de tamaño mediano y provista de pelos algo más largos. En reposo descansa caída o levemente arqueada entre las piernas, a la altura de los corvejones; en movimiento la eleva arqueándola sobre la grupa en forma de hoz, pero nunca enroscada sobre sí.

 

Extremidades

Son gráciles, largas, rectas y muy fuertes, aunque con hueso fino.

  • Las extremidades anteriores: Presentan escápulas ligeramente inclinadas respecto de la línea horizontal, con una abertura de unos 50º; el ángulo escápulo-humeral es abierto, mayor de 90º; antebrazos verticales y largos. Los pies son de forma ovalada, con almohadillas duras y uñas fuertes.
  • Las extremidades posteriores: Los muslos son largos, musculosos y oblicuos, con la nalga alargada y algo descendida. Corvejones con ángulos abiertos y bajos. Los pies son de forma ovalada, con almohadillas duras y uñas fuertes, en ocasiones con presencia de espolones, que no son deseables.

 

Movimientos

Paso largo y de movimientos muy rápidos, saltarines y de gran velocidad.

 

Manto
  • Piel: De mediano grosor y pegada al cuerpo
  • Capa (color): De capa unicolor canela en todos sus gradientes desde el color arena a rojizos, pudiéndose encontrar también ejemplares hígado/chocolate, presentándose frecuentemente acollarados, manchados en el pecho, frente, cola, punta de los pies y/o calzados en blanco. También pueden aparecer ocasionalmente animales píos en canela o naranja.
  • Pelo: Semicorto o de mediana longitud, grueso y denso. En ocasiones presentan algunos pelos algo más largos y gruesos alrededor del hocico. No tiene pelo duro.

 

Tamaño y peso
  • Alzada a la cruz: De 42 a 52 cm; machos 46-52 cm; hembras 42- 46 cm.
  • Peso: De 10-15 kg.

 

Faltas, defectos y faltas y defectos descalificables.

Faltas

Cualquier desviación de los criterios mencionados.

Defectos

Origina la disminución más o menos acusada de alguna función determinada del animal, pudiendo ser total, parcial o regional, dependiendo del grado en que se vea menoscabada la aptitud esencial del animal:

  • Cojeras en extremidades.
  • Ablaciones o mutilaciones en orejas y rabo.
  • Ausencia de piezas dentarias por extracciones.
  • Traumatismos en ojos con perdida de visión.

Faltas y defectos descalificables

Son aquellas características que en absoluto se ajustan a los criterios mencionados no estándar racial y son excluyentes por sí mismas:

  • Anomalías psíquicas.
  • Defectos anatómicos o de tipo, ligados a genes indeseables.
  • Inestabilidades o desequilibrios de carácter.
  • La timidez o agresividad extrema sin provocación.
  • Epilepsia.
  • Monorquidia y criptorquidia.
  • Displasia de cadera.
  • Atrofia progresiva de retina.
  • Cierres incorrectos de arcadas dentarias: enognatismos y prognatismos.
  • Ausencia de más de dos premolares.
  • Albinismos.

 

 

Avisos legales | redacción@club-caza.com
© club-caza.com 2002/2010
Desarrollo: niwala.com

CDC