Las razas caninas españolas de caza son aquellas razas puras originarias de España, con prototipo y aptitudes definidas, ligadas tradicionalmente a la caza. Sus prototipos raciales están definidos en el Real Decreto 558/2001, de 25 de mayo, por el que se regula el reconocimiento oficial de las organizaciones o asociaciones de criadores de perros de raza pura, y en varias actualizaciones sucesivas.

 

Prototipos de Caza:

 

El Perdigueiro Galego

 

Apariencia general

Perro de tipo bracoide (Mégnin, P. 1897), de tamaño mediano, eumétrico y mesomorfo; bien proporcionado, de aspecto recio, con pecho amplio y con estructura sólida, trotador, de movimientos flexibles, fuerte y resistente. Es excelente como perro de muestra y buen cobrador, tanto en tierra como en agua.

Según refieren los antiguos criadores/cazadores, algunos de ellos nacían con la nariz hendida.

 

Temperamento y comportamiento

Animal de carácter dócil, obediente y cariñoso, presenta un temperamento de gran arrojo y valentía en la caza, pues no se amedrenta frente a los tojos ni con las zarzas a la hora de buscar y cobrar la pieza abatida por el cazador. Presenta un gran olfato y es un buscador activo, tanto venteando como también por rastro, que bate el terreno con método, atención y minuciosidad, adaptándose a los más variados terrenos y climatología, manteniendo un contacto continuo con el cazador al que le transmite con sus características actitudes corporales las impresiones olfativas captadas, presentando una muestra firme y rígida, con músculos tensos, cola alta y cabeza inmóvil. Trabaja cerca del cazador, utilizando alternativamente el trote con el galope corto en su búsqueda minuciosa del terreno cerrado y quebrado, con matorral y bosque de Galicia, perfectamente adaptado a este tipo de terreno, pues no se amedrenta a la hora de buscar y cobrar la pieza abatida por el cazador; también se le puede adiestrar para la caza de pelo (conejo y liebre).

 

Cabeza

Cabeza grande (aproximadamente 4/10 la altura a la cruz), de forma prismática, ancha, con las líneas craneofaciales convergentes (ejes longitudinales superiores del hocico y del cráneo). Perfil recto, protuberancia occipital destacada, con surco craneal medio que llega a la cara. Frente con senos amplios, muy desarrollados. Depresión frontonasal marcada, con la misma distancia al occipucio que a la punta de la nariz. Hocico amplio, recto y cuadrado, igualmente ancho en el extremo que en la base. Nariz grande, pudiendo aparecer en ocasiones ejemplares con la nariz hendida. Labios gruesos y caídos, superando el superior ligeramente el maxilar inferior, pero sin dar sensación de flojedad ni babeo. Dentadura fuerte y de cierre en tijera. Ojos grandes, brillantes, generalmente oscuros, con los párpados adheridos y de expresión noble y bondadosa, no presentan ectropión. Orejas de inserción alta, anchas, grandes, delgadas y adosadas a la cara sin formar pliegues y con el borde inferior redondeado y orientadas levemente hacia delante.

 

Cuello

Cuello largo, musculoso, con el borde superior recto o levemente arqueado, en ocasiones con muy ligera papada, pero muy poco relevante.

 

Tronco

Cuerpo rectangular y de gran capacidad torácica. Línea dorsolumbar recta y horizontal. Lomos anchos y cortos. Grupa ancha. Pecho ancho y profundo, cuyo perímetro suele superar en un 1/4 la alzada a la cruz. Costillar largo y un poco arqueado. Vientre no muy recogido. La cola no suele ser excesivamente larga, es gruesa y robusta en la base, adelgazándose progresivamente hasta la punta.

 

Extremidades

Recias, aplomadas y rectas.

  • Las extremidades anteriores: Presentan escápulas algo inclinadas. Brazos musculosos. Codos paralelos al plano medio del cuerpo, ni cerrados ni abiertos. Antebrazos verticales con hueso fuerte. Pies con tendencia a ser más redondos que ovalados, con pulpejos negros y uñas pigmentadas o blancas.
  • Las extremidades posteriores: Presentan muslos largos, anchos, musculosos y oblicuos. Corvejones paralelos y en prolongación con la línea vertical de las nalgas. Metatarsos robustos y delgados, perfectamente aplomados. Pies un poco más redondeados que los anteriores.

 

Movimientos

Es un animal de movimientos flexibles, con trote amplio, de cadencia rítmica, no tiene un galope largo como su pariente el Pointer Inglés que cubre grandes distancias, alejado del cazador, en terrenos de grandes extensiones, abiertos y libres de vegetación; por el contrario, éste trabaja más cerca del cazador, utilizando alternativamente el trote con el galope corto en su búsqueda minuciosa en los terrenos quebrados y de monte cerrado, de bosque con espeso matorral de Galicia.

 

Manto
  • Piel: La piel debe ser delgada y adherida al cuerpo.
  • Capa (color): Blanco y moteado o manchado en castaño, naranja, canela y negro. Mantos ternarios, tricolores blancos en castaño y negro, con manchas fuego en cejas y mejillas. También uniformes en castaño, amarillo o negro.
  • Pelo: Corto, grueso, muy denso, liso y áspero.

 

Tamaño y peso
  • Alzada a la cruz: De 50 a 60 cm; machos 55-60 cm; hembras de 50-55 cm.

 

Faltas, defectos y faltas y defectos descalificables.

Faltas

Cualquier desviación de los criterios mencionados.

Los más frecuentes son:

  • Presencia de ectropión y entropión.
  • Línea dorso-lumbar ensillada.
  • Hocico puntiagudo.
  • Mordida en pinza.

Defectos

Origina la disminución más o menos acusada de alguna función determinada del animal, pudiendo ser total, parcial o regional, dependiendo del grado en que se vea menoscabada la aptitud esencial del animal:

  • Cojeras en extremidades.
  • Ablaciones o mutilaciones en orejas y rabo.
  • Ausencia de piezas dentarias por extracciones.
  • Traumatismos en ojos con perdida de visión.

Faltas y defectos descalificables

Son aquellas características que en absoluto se ajustan a los criterios mencionados no estándar racial y son excluyentes por sí mismas:

  • Anomalías psíquicas.
  • Defectos anatómicos o de tipo, ligados a genes indeseables:
  • Inestabilidades o desequilibrios de carácter.
  • La timidez o agresividad extrema sin provocación.
  • Epilepsia.
  • Monorquidia y criptorquidia.
  • Displasia de cadera.
  • Atrofia progresiva de retina.
  • Cierres incorrectos des arcadas dentarias: enognatismos y prognatismos.
  • Ausencia de más de dos premolares.
  • Albinismos.

 

 

Avisos legales | redacción@club-caza.com
© club-caza.com 2002/2010
Desarrollo: niwala.com

CDC