Huevos de perdiz

Esta foto, un nido de perdiz con siete huevos, no pasa de ser un mero documento, sin mucho arte en su ejecución y algo difícil de comentar.

Sin embargo, sí me da pie para manifestar la siempre delicada práctica de realizar fotografías de huevos de aves silvestres. Como nos podemos imaginar, la incubación de los huevos es sin duda el período más crítico y delicado en la reproducción de las aves y, por tanto, debemos ser extremadamente cuidadosos a la hora de realizar este tipo de fotografías, por no decir que será mucho mejor olvidarnos por completo de ejecutarlas. Es obvio que al abandonar las aves el nido por la presencia del fotógrafo, basta que estemos varios minutos incordiando para que los huevos se enfríen o sean fácilmente aborrecidos por los progenitores. Con la presencia de pollos, sobre todo ya grandes, los lazos de unión familiares son mucho más fuertes y es más difícil que éstos sean abandonados. De cualquier modo, fotografiar aves en sus nidos es siempre una tarea delicada donde se necesita mucha experiencia y, por tanto, debería ser una actividad sólo indicada para verdaderos profesionales de la fotografía naturalística.

Volviendo a la imagen en concreto, la cámara ha expuesto correctamente la luz, a pesar de ser una situación un tanto delicada por la presencia de luz y sombra en la que los fotómetros no suelen responder bien si no compensamos la exposición. La presencia de gran cantidad de plantas secas sobre el nido tal vez se deba a que el autor ha preferido manipular lo menos posible dicho nido para que sus propietarios no noten nada extraño, pero la verdad es que toda esa maraña desenfocada no adorna la toma. Es una foto que tiene poco que ofrecer, ejecutada con mucha prisa.

Miguel Ángel de la Cruz Alemán
Foto-Ardeidas

« Anterior

Siguiente »

 

Autor: José Luis Aguilar Rodríguez (Murcia).

Cámara: Minolta.

Objetivo: 50 milímetros.

Película: Fuji.

 

1 -  Fotografiar aves en sus nidos es siempre una tarea delicada ya que se necesita mucha experiencia para no molestar al ave.

2 - Las plantas no dejan visualizar bien el nido, pero es preferible esto a manipular los nidales.

3 - La presencia de luces y sombra hace que los fotómetros no respondan bien y es necesario compensar la exposición.

 

¿Tienes alguna buena foto de la que te sientas orgulloso? ¿Quieres que un experto la comente? Sólo tienes que enviárnosla a la dirección dpto.grafico@club-caza.com indicándonos tu nombre y los datos que consideres necesarios.