Perdices en la nevada

Se trata de un grupo de tres perdices rojas que buscan refugio en un olivar de la población toledana de Carmena. Las protagonistas debían estar bastante despistadas pues, según nos comenta la autora de la fotografía, por esas tierras nieva muy de vez en cuando, por no decir casi nunca.

Tal vez sea ése el motivo por el que las perdices hayan aceptado tu presencia a una distancia suficientemente cercana para que se apreciaran en el encuadre, atendiendo a la focal que has utilizado. El ambiente es bastante interesante, pero el 200 milímetros se queda algo corto para estas aves: con un 400 ó 500 milímetros desde la misma posición hubieras obtenido un plano mucho más cercano, sumando protagonismo a las perdices sin dejar de ver el hermoso entorno donde están.

El las partes oscuras de la toma se notan perfectamente los copos de nieve cayendo del cielo como puntos inmóviles, lo que indica que has debido disparar a una velocidad de 1/125 segundos o superior. Si lo hubieras hecho a una velocidad más lenta de 1/30 segundos hubieran desaparecido de la fotografía, difuminándose por la baja velocidad de obturación.

Otra cuestión a tener en cuenta en paisajes nevados es que la nieve irradia mucha luz y la medición del fotómetro es engañosa, tendiendo a producir fotos oscuras. En estos casos debemos abrir hasta dos puntos el diafragma respecto al que nos diga el fotómetro (por ejemplo, compensando a +2f) para conseguir una nieve blanca y brillante. Éste es el motivo por el que la nieve de la imagen aparece grisácea y poco llamativa.

Respecto al encuadre, creo que se habría mejorado si no se hubiese cortado la copa de los árboles y se hubiera recortado algo del suelo en primer plano que no nos dice nada.


Miguel Ángel de la Cruz Alemán
Foto-Ardeidas

« Anterior

 

Autor: Amparo Román Polo. Carmena (Toledo).

Cámara: Canon Eos.

Objetivo: 80 - 200 milímetros.

Película: 200 ISO.

 

1 - Por haber disparado a una velocidad de 1/125 segundos o superior, se aprecian los copos de nieve que caen.

2 - El 200 milímetros se queda algo corto para las perdices; hubiese sido mejor acercarlas con un 400 ó 500 milímetros.

3 - El encuadre habría mejorado si no se hubiese cortado la copa de los árboles y se hubiera recortado algo del suelo.

4 - En paisajes nevados debemos abrir hasta dos puntos el diafragma respecto al que nos diga el fotómetro para conseguir una nieve blanca y brillante.

 

¿Tienes alguna buena foto de la que te sientas orgulloso? ¿Quieres que un experto la comente? Sólo tienes que enviárnosla a la dirección dpto.grafico@club-caza.com indicándonos tu nombre y los datos que consideres necesarios.