Bajo la dirección de Cristina Alvarez Baquerizo, de la Oficina Española del Instituto para la Política Ambiental Europea, y con el asesoramiento de Mario Sáenz de Buruaga Tomillo, Buenas Prácticas Cinegéticas representa la primera incursión de la Fundación para la Gestión y Protección del Medio Ambiente (FUNGESMA) en el mundo de la caza. El texto se enmarca dentro de la estrategia de FUNGESMA en cuanto a la conservación de la naturaleza, ya que una gestión adecuada de la caza conlleva la protección del entorno y, por tanto, de numerosas especies animales permitiendo así su supervivencia y desarrollo.

Buenas Prácticas Cinegéticas es el resultado de un proyecto que profundiza en la relación caza y conservación de la naturaleza, con el que además se demuestra a aquellos conservacionistas críticos con la caza, que la actividad cinegética, siempre que se gestione y practique sobre unas bases adecuadas, constituye un instrumento esencial para la protección de nuestro entorno natural.

Estructurado en dos partes, el libro nos expone a lo largo de doce capítulos los distintos aspectos legales y técnicos que necesariamente hemos de conocer en la planificación y gestión cinegética. La evolución de la normativa, la conservación y protección de especies, el régimen jurídico del cazador, las bases de la planificación, el desarrollo del plan técnico o su seguimiento, son algunos de los temas tratados en profundidad en esta publicación, convirtiéndola en un documento de consulta indispensable para cualquier persona física o jurídica implicada en la gestión cinegética.