El 6,5 Creedmoor llega a Norma

Nuevo, pero con una incursión muy rápida en el mercado americano, especialmente para tiradores y aficionados a las competiciones ‘snipers’. Así podríamos presentar al calibre 6,5 Creedmoor, de una forma fugaz —como es él—.

Nacido en 2007, este cartucho proviene del mítico .308 Win., del que obtiene la vaina, un poco más corta e ideal para alojar puntas más largas y al que le han puesto un proyectil del 6,5, cuyo Coeficiente Balístico es superior al del viejo americano. Con esto se consigue una punta más de velocidad cuando el .308 W. empieza a resentirse por los metros recorridos, pero manteniendo un suave retroceso, lo que hace más fácil disparar con precisión hasta las 1200 yardas.

Aunque es un cartucho inicialmente concebido para el tiro y la competición, sus adeptos lo han puesto en práctica para la caza de pequeños y medianos animales, encontrando un buen nicho en la caza varmint y de montaña.

Para situar un poco más este calibre, podríamos decir que estamos a mitad de camino entre un .243 W., y un 7mm-08, con una semejanza a los 6.5x47 Lapua y 6.5x55 en cuanto a condiciones balísticas.

Es por ello que la prestigiosa casa Norma, atendiendo la demanda no sólo del mercado americano, en donde irrumpió ya con fuerza hace unos años, sino a la popularización del pequeño calibre en el viejo continente, decidió ampliar su portfolio de cartuchos con la incorporación de este calibre en dos versiones diferentes.

Una de ellas es la Swift Scirocco de 130 grains, una elegante y fantástica punta de polímero para caza, con cola de bote y un coeficiente balístico de más de 0.550, para conseguir un vuelo muy plano a una Vo de 850 m/s aprox. Sin duda un combinación perfecta para cazar. Es por ello que casas armeras como Blaser o Sauer, con su flamante S100, ya disponen de rifles recamarados con este novedoso calibre.

Pero si pensamos en competición, Norma dispone de la Golden Target HP de 130 grains, con un CB de 0.584 que hará las delicias de aquellos tiradores que buscan precisión a las largas distancias con un cartucho suave.

Sin duda un calibre del que poco a poco iremos oyendo más y conociendo sus excelentes virtudes, todo ello bajo la garantía de calidad y precisión de la munición que fabrica la factoría sueca Norma.

 

 

Archivado en:  Excopesa

Más información: Excopesa - www.excopesa.com/