Volver al índice

Luis de Vixande

«Lo más importante de un perro de traílla es la seguridad»

 

Sumario Noviembre

CAZA MENOR

  • Cómo cazar perdices y liebres en viñas y llanos.
  • Los 10 mejores perros para el cazador español.
  • Claves de tiro a las torcaces.
  • Gestión para tener más caza en nuestro coto.
  • Todo para mejorar en el tiro de caza: swing.
  • Perros de caza: las razas, una a una.

CAZA MAYOR

  • Así va la temporada montera.
  • Cómo contratar el mejor safari.
  • Machos monteses: Dónde cazar más y mejores.
  • Claves para tener éxito con la cabra hispánica.
  • Fincas venatorias: el control de poblaciones.

EXCLUSIVA:

  • Superprueba comparativa:
    Dos rifles para iniciarse: Remington 710 y Winchester 70 Classic.
  • Escopeta Franchi Barrage.
  • Cartuchos Armusa.
  • Rifle Express Eloge.
  • Todo sobre balas y calibres.
  • Óptica Visores Roolls.
    Tablón de Imágenes.
  • Superguía: Escopetas superpuestas.

Pistas cinegéticas para noviembre.

Firmas en este número:
P. Bourguignon y José Luis Fraile

Dentro de nuestro recorrido mensual por diversos personajes cinegéticos singulares, traemos a nuestras páginas a Luís López, que es sin duda uno de los mejores cazadores de jabalí a traílla de todo el norte de España. Nacido en el pueblo de Vixande, muy cerca de Vegadeo, en la ladera del Puerto de la Garganta, que separa la costa occidental asturiana de la mágica comarca interior de Los Oscos, se inició en la caza para defender el ganado de los continuos ataques de los lobos que en los largos y fríos inviernos del puerto diezmaban vacas y potros.

Por Marcelo Verdeja

Conocido en la zona como Luís de Vixande, hace muchos años que se dedicó y especializó en la caza del jabalí a traílla, formando en compañía de sus hijos, Avelino y José Luís, más otros dos aventajados alumnos: Domingo y Perfecto, uno de los mejores equipos de caza de jabalí con traílla de España. Hombre pausado, sabe que la prisa en la caza no es buena y en la vida tampoco. Es perfeccionista en cuanto a sus perros. En cuanto hablas con él te transmite la sensación de que este tipo de caza es fácil (nada más lejos de la realidad), gracias a su conocimiento tanto de los perros como del comportamiento del jabalí.


—¿Ya somos veteranos en la caza?

—Pues mira tú, llevo 45 años cazando, aunque entonces no se cazaba de la misma forma de ahora. Empezando porque entonces no había un jabalí. El primera arma que compré fue por culpa de los lobos, que hacían mucho daño al ganado por aquí, en esta sierra de La Garganta, que como ves es muy pendiente y había más ganado del que se podía mante­ner. Estaba más flojo y le atacaba mucho los lobos. Para una res que mataban en el alto, aquí abajo mataban por lo menos dos. En una ocasión, el pastor que llevaba las ovejas se quedó dormido, al bajar del monte traía la mitad del rebaño. Salimos a buscarlas al otro día por la mañana y enseguida empezamos a encontrar ovejas muertas, mataron los lobos más de veinte. Entonces los que tenían armas se fueron juntando, había entonces muchas sin documentar y de aquellas de un solo cañón, había que tener cuidado con ellas, a veces soplaban para atrás. Total, que dimos la batida y nada.


—¿En aquella época no había jabalíes?

—Ni jabalíes ni corzos. De jabalíes hablaban los viejos de cuando los hubo, de la época de sus abuelos. No sé qué paso que durante muchos años apenas se veía uno. Y corzos menos. Volvieron a verse, a finales de los años 70. El primer corzo que se vio por aquí, que se sepa de su existencia, lo cacé yo, aquí cerca, con un buen perro que tenía. Cuándo lo vi venir, ni sabía lo que era. Después ya empezaron a verse algunos.


—No se cazaban a traílla

—Qué va, se cubrían los puestos, se soltaban los perros a la buena de Dios, y bueno... casi siempre acababan corriendo detrás de los corzos. El primer año que salimos a los jaba­líes sólo cazamos uno en todo el año. Poco a poco fuimos aprendiendo algo y fuimos mejorando un poco. Lo de cazar a traílla lo empezamos a probar después de ver a unos cazadores de Colunga, con un perro que tenían fuera de serie. Fue el que nos enseñó a nosotros a cazar, se llamaba «Sol». Entonces cazaba él solo, no había ninguno más. Cria­mos con él, compré yo tres, con mala suerte, uno lo atropelló un camión y otro se ahogó. Quedó uno y de él fuimos sacando cachorros, casi todos los que tenemos vienen de ese perro, era de la raza Bruno del Jura.


—¿Los primeros años de traílla fueron buenos?

—Bueno, fueron bastante mejor que antes. Al cazar con «Sol», que era un perro tan seguro, desde el primer momento empezamos a ver que era mucho más rentable. Desde entonces hasta ahora, fuimos aprendiendo nosotros algo también y en estos años tenemos una media de 70 a 80 jabalíes por temporada. Aunque esta pasada, cazamos 93...


—¿Sigues monteando?

—No, ahora ya lo dejo para los chavales, que son más jóvenes y tienen mucha afición: José Luis y Avelino, que son mis hijos, Domingo (Terremoto) y Perfecto. Son los cuatro muy buenos, dominan bien el monte, tienen muy buenos perros y saben lo que hacen.


—¿Qué cualidades debe tener un buen perro de traílla?

—Lo más importante en un perro de traílla es la seguridad, sin ninguna duda. Después que «lata» más o menos, eso ya el dueño tiene que entenderlo. Yo cazo con alguno al que no lo entiendo. Perfecto tiene uno que no da un ladrido en todo el rastro, hasta que llega en­cima del encame de los jabalíes. Avelino tiene otro que un día lo llevé yo al monte, le dije que no lo quería llevar, que no sabía cómo cazaba ese perro. Me dijo que no hacía falta entenderlo, que los corzos no los daba, que cuando viera que tiraba es que llevaba rastro de jabalí y si en algún momento el perro se volvía y te ponía las patas en el pecho, es que los jabalíes estaban a menos de 50 metros y así fue. Es cuestión de entender al perro, por eso yo le doy poca importancia al ladrido, pero sí mucha a que sea muy seguro en el rastro.


—¿Vuelve a haber lobos?

—Sí, vuelven a verse. Por culpa de ellos me hice yo cazador, más que nada, como te contaba por defender el ganado de sus ataques. En aquella época cacé 13 lobos...

 

 

Avisos legales | redacción@club-caza.com
© club-caza.com 2002/2010
Desarrollo: niwala.com

CDC