José Luis Terricabras
 
"La caza salvaje, autóctona, en espacios libres y salvajes, es cada vez más rara"

 



 

 

 

 

   

¿De dónde viene su afición por la caza?

No lo sé exactamente. El familiar aficionado a la caza más cercano que he tenido ha sido un primo hermano de mi padre. O sea que descartando la genética directa, la debo atribuir a la generación espontánea.


¿A qué edad comenzó a cazar?

Ya de pequeño he sentido la pasión de la caza. Con no más de 12 años, cogía una escopeta de salón de 12mm que había por casa, la escondía en una caja de cartón, me montaba en un tren (siempre he vivido en la ciudad de Barcelona y lo más cercano a campo que tenemos ahí, es la parte de la Rabassada detrás del Tibidabo) me bajaba en una estación después de un trayecto de unos 30 minutos, y me dedicaba a tirar tiros a los pájaros. Por supuesto sin permiso de mis padres y como mucho en compañía de un amigo que más que cazador era un amante de las emociones fuertes. Con los años fui aumentando el calibre del arma, la distancia recorrida hasta el cazadero y el tamaño de las presas conseguidas.


¿Quiénes fueron sus maestros?

Siempre he aprendido de gente normal, que tuviera muchísima afición y experiencia. Se puede decir que siempre he sido un ferviente alumno, siempre me ha gustado rodearme de personas de las que pudiese aprender y como la experiencia es lo único que es intransferible, he cazado mucho y he adquirido la mía a base de constancia y empeño. He aprendido por el método del “acierto–error”; me he fijado mucho y siempre he procurado sacar enseñanzas de todo lo que he hecho. También me he equivocado y me equivocaré, muchísimo y muchísimas veces, ya que el ser humano es el único animal que tropieza enésimas veces con la misma piedra. He aprendido de varias personas.

Una de ellas fue un amigo que había tenido un pasado cazador con mayúsculas. Por los años 40 del siglo pasado y con 20 de edad se fue a la parte continental de la antigua Guinea Española y ahí compaginaba la caza Africana peligrosa, con el trabajo del transporte. Lo conocí en los años 60 cuando se instaló en Barcelona, creándose una profunda amistad a pesar de la diferencia de edad. Él me introdujo en el mundo de la caza menor y me hizo soñar con África. Otro amigo, vecino del Pallars Sobira, en la década de los 60 me introdujo en el mundo del rececho en alta montaña. Y un tercer amigo por los años 70 me introdujo en la caza a rececho por España y el mundo de la montería. Otro amigo “perrero”, me aficionó a la caza del jabalí en “colla”, enseñándome a apreciar el valor del compañerismo, que tanto se practica en esta modalidad de caza.


¿Cuáles son sus especies preferidas de la fauna catalana?

Considero que la caza del isard es la más excitante del mundo por su dificultad y el profundo conocimiento de la montaña que requiere por parte del cazador. El jabalí por las múltiples modalidades en que se puede cazar, y porque de siempre ha sido mi “bestia parda”.


¿Y de la fauna foránea?

Por el entorno donde se caza y su comportamiento etéreo, el corzo. El oso, por su peligrosidad y los diferentes ecosistemas donde se puede cazar. Personalmente me he marcado como meta el cazar todas las especies “cazables legalmente” del mundo.


¿Cuál ha sido su último viaje de caza?

Argentina. Con un grupo de amigos efectuamos un viaje al 50% entre cacería y “romería”. Nos lo pasamos estupendamente.


¿Y el próximo?

Turquía. Caza a la espera de grandes jabalís. Es un tipo de cacería muy especializada, difícil y que requiere una gran dosis de paciencia y buena suerte.


¿Dónde caza en Cataluña?

En todas partes, pero principalmente en el Pirineo con una “colla de senglar”.


¿Cuáles son su arma y calibre preferido?

Para cazar a rececho en España: Monotiro Blaser cal. 243. Visor 3-12x56 Zeiss, con bala Federal Sierra Gameking BTSP de 100 grains. Por su precisión, poco peso, y por ser suficiente (si colocas bien el tiro) para cualquier trofeo de la fauna Española. Para montería: Cerrojo Mannlicher cal. 9,3x62 con visor Swarovski 1,25-4x24. Con bala Norma Oryx 285 grains.

Para cazar en el mundo: Cerrojo Blaser “all road” 8x68S con bala RWS H-Mantel de 187 grains. Por su potencia y trayectoria rasante.

Para caza peligrosa: Cerrojo FN cal. 458 Win. Magnum bala Federal Solid 500 grains. Fiable y munición fácil de encontrar en África.


¿No ha pensado en escribir un libro sobre su trayectoria cinegética?

No. Soy mucho mejor narrador que escritor. Y las sensaciones íntimas de la caza son tan difíciles de narrar…

¿Y la caza menor?

Soy básicamente un apasionado por la caza mayor, ahora bien, durante 25 años he sido un apasionado de la caza palustre y específicamente los patos de noche con Luna llena. Por supuesto también he practicado la caza de la Perdiz roja en mano. Esta caza la he abandonado porque, por desgracia, prácticamente ya no existe Perdiz roja salvaje en Cataluña (casi toda es de repoblación).


¿Lee libros de caza?

Sí. Procuro leer todos los que caen en mis manos.


¿Cuáles?

Sobre todo los temas de caza mayor, balística y rifles. También los de aventuras, narraciones... En fin, casi todo me interesa.


Libros que le impresionaron

Por los años sesenta, Veinte Años De Caza Mayor del Conde de Yebes, y White Hunter de J. A. Hunter. Muy posteriormente Cambaco (Caza Peligrosa En Mozambique) de J.C. Pardal.


¿Cazador en grupo, o en solitario?

Todo a su tiempo. Cada cosa tiene su aliciente y produce unas satisfacciones diferentes.

¿Cómo ve el futuro de la caza?

En Cataluña muy mal. Cada vez hay más pistas y caminos que permiten llegar a cualquier sitio. Cada vez la caza es más cara, lo que lleva a que el cazador exija resultados por su dinero. Cada vez mas el cazador tiene más prisa y quiere “llegar, ver y cazar”. Cada vez más agentes involucrados en la caza intentan satisfacer al cliente utilizando caza “en lata”. La caza salvaje, autóctona, en espacios libres y salvajes, es cada vez más rara. En el extranjero, aún se pueden encontrar paraísos salvajes, pero también se están acabando. En definitiva, si las cosas siguen así, las próximas generaciones podrán continuar practicando la caza, pero probablemente sólo en Cotos Intensivos, y sólo conseguir trofeos de “granja”.

Josep Mir i Durán

 

 

Avisos legales | redacción@club-caza.com
© club-caza.com 2002/2010
Desarrollo: niwala.com

CDC