José María Gallardo, nuevo presidente de FEDEXCAZA

«La proximidad al federado es la base de nuestro programa»

Apenas una semana después de acceder al cargo, José María Gallardo Gil, nuevo presidente de la Federación Extremeña de Caza, desgrana cuáles son las principales metas que se ha marcado en esta etapa, que estará marcada por “la proximidad con el federado”, y el objetivo final de “aumentar el número de federados y quitarnos la deuda”. Tras diez años ligado a FEDEXCAZA, Gallardo se siente capacitado para aportar la vitalidad y el trabajo que requiere la Federación.

—En primer lugar, enhorabuena. ¿Qué siente pocos días después de su elección como presidente de la Federación Extremeña de Caza?

—A pesar de que estoy contento por el apoyo y por las felicitaciones recibidas, siento una gran carga de responsabilidad. No sabemos cómo va a responder la gente. Sé que hay mucha expectación, mucha ilusión y quiero que eso sea una bengala, que la enciendes y al poco tiempo se apaga, sino que quiero que sea un proyecto de futuro y la gente se federe para sentirse identificada con la Federación y estar siempre con nosotros. Con la responsabilidad de aumentar el número de federados y quitarnos la deuda asumo el cargo.

—Sin duda, le ha podido más la ilusión que el derrotismo, porque no corren buenos tiempos, en general, ni en la caza, en particular. ¿Qué le empujó a presentar su candidatura?

—Mis compañeros, el equipo que tenemos, los asambleístas, el apoyo de Rafael hacia mí… Ha sido un conjunto de circunstancias que me han llevado a asumir este reto. Era tirar hacia delante o dejar que la Federación se viniese abajo.

—¿Qué cree que puede aportar a la Federación?

—Vitalidad, juventud, trabajo y la experiencia de haber trabajado durante diez años en la Federación. Sabemos qué es lo que quieren las sociedades, cómo se desarrollan las competiciones, qué es lo que se requiere y también conocemos el mundo político, que no es fácil de tratar.

—Rafael Domínguez cambió esta federación en la última década. ¿Su intención es seguir una línea continuista o pretende dar un giro radical?

—Por supuesto que se seguirá una línea continuista en aquellas cosas que nos parecen bien, como la Oficina de la Caza, que es un gran acierto por su parte, como otras muchas cosas, y en otros aspectos, como la austeridad económica y el régimen presupuestario, evidentemente, apostaremos por cambiarlo.

—¿Cuáles son las líneas fundamentales de su programa?

—La proximidad al federado es la base de nuestro programa. Que el federado nos tenga siempre para todo lo que necesite en todo momento. Por supuesto, unido a ello seguiremos dando un buen servicio al federado, como hasta ahora.

—Ha apostado por el cambio en los miembros de la Junta Directiva ¿Qué espera de ellos?

—Se ha producido un cambio casi del cien por cien de los miembros. Evidentemente, espero mucho de ellos, como ellos esperan mucho de mí, igual que toda la Asamblea. Son buenas personas, serviciales y trabajadores. Lo espero todo de ellos, aunque, por supuesto, no quiero agobiarles, porque están aquí por amor al arte y porque están ilusionados.

—Recientemente se ha publicado el segundo Reglamento de la Ley de Caza, el cual introduce numerosos cambios ¿Cómo afectará a las Sociedades Locales de Cazadores?

—Este Reglamento incorpora el registro de sociedades, en el que nos tenemos que inscribir en el plazo de un año, también habrá que cambiar la señalización del coto en el plazo de dos años y regula el régimen de funcionamiento de las sociedades, entre otras cuestiones. En líneas generales creo que se trata de un Reglamento positivo, creo que la caza social sale reforzada y reconocida, además la Federación también sale reforzada, aunque lo que menos nos gusta es la orden de planes, que no es real con la caza.

—Numerosas federaciones territoriales han mostrado sus diferencias con la Real Federación Española de Caza creando un ambiente enrarecido ¿Cuál será la postura de FEDEXCAZA en este asunto en los próximos meses?

—Eso se tendrá que debatir en la próxima Asamblea General Extraordinaria que se convocará al efecto, llevando entre estos temas este asunto.

—Además de ser un presidente que destaca por su juventud, usted es un apasionado cazador desde pequeño ¿Considera que el futuro de la caza está en las nuevas generaciones?

—Por desgracia, no mucho, porque no hay muchos jóvenes en la caza, aunque sí es cierto que, poco a poco, se está notando ese empuje e impulso que la gente joven le intenta dar a la caza. En nuestra directiva tenemos el ejemplo, todos son jóvenes en líneas generales. Es el mejor ejemplo del impulso que se le pretende dar a la caza contando con la gente joven. Ahora sí que está la gente joven en la Federación, de modo que si alguien quiere apoyar a la juventud en la caza, aquí tiene a la Federación Extremeña de Caza.

—Se ha referido anteriormente a la cercanía con los cazadores, ¿Cree que la unidad de los cazadores extremeños es el secreto para seguir creciendo?

—Es el único secreto. La caza social no le interesa a la Administración, de modo que si no estamos los cazadores de las sociedades locales agrupados en la Federación, que es el único ente que les defiende, el futuro de la caza social será el mismo que en otras comunidades: ninguno.

 

En el número de junio:

  • Tur de Dagestán en Azerbaiyán
  • Historias de la caza de patos por esos mundos
  • El armero: 270 Wby v. 270 WSM
  • África: todo sobre el búfalo cafre y la caza de los viejos machos