Fernando Escartín, ciclista

«La caza es sacrificio»

 

Un apasionado de las montañas, de la bici, y de la caza... parece que es la viva imagen de la vida sana y del contacto con la naturaleza. Un pulso a la montaña en todas sus facetas...

Isabel Elola Medio

 

Muchas veces mientras estoy cazando, pienso, eso es un puerto de primera. Otras, cuando estoy en una carrera, en los momentos de relax, miro alrededor y pienso, las encinas están floreciendo, este año será bueno de bellota.

—No conocíamos tu faceta de cazador...

Empecé desde pequeño, mi padre me llevaba al puesto e hizo que despertara en mí el instinto de cazador. Un cazador de cuna, me fue picando el gusanillo y pa dentro.

—En tu tierra, perdices pocas

Sí, es un pueblo de alta montaña y perdices quedan pocas... ya no corremos detrás de ellas como Tragacete. Son montes grandes y es difícil cruzar de uno a otro, por lo que me dedico más al jabalí. A veces también al rebeco y corzo...

—Como es en montaña, te escapas o cazas en pelotón, con los de siempre...

Cazo con los amigos del pueblo; los de toda la vida y con mi familia. Organizamos pequeñas batidas de diez o doce personas. Y todos en grupo, en pelotón. En la caza no valen las escapadas.

—Y lo de cazar con ministros y gente conocida no te llama la atención...

La verdad es que no mucho. He ido a alguna montería por gente que conozco de la región o he coincidido en monterías por Teruel o Cuenca, pero sólo un par de veces. Además a los que conozco les gusta más la becada o la perdiz, así que nunca voy con ellos.

—La sensación de ir en bici se puede comparar a la de ir a cazar...

Sigues un ritmo en ambas, pero en la bici hay un momento en el que tienes que correr para romper... y tienes que sufrir. En la caza, a su manera, también sufres para llegar a alguna pieza, pero no es igual, sólo son, en parte, comparables.

—Tú las practicas en espacios muy parecidos...

Os voy a contar una cosa. Muchas veces mientras estoy cazando, me quedo mirando los pasos de montaña pensando, eso es un puerto de primera… o de categoría especial. Otras veces, cuando estoy en una carrera, en los momentos de relax, miro alrededor y pienso, han florecido las encinas, este año será bueno de bellota, o ha llovido poco, este año no se nos va a dar bien el cochino...

—El ciclismo te enseña a sufrir para la caza o la caza para el ciclismo...

Un poco de todo. Yo creo que para ser un buen cazador hay que pasar momentos de frío, aguantar vientos, nieve, lluvia... El ciclismo también te hace sufrir, de hecho cualquier deporte que te guste, si lo amas realmente, en algún momento, te hace sufrir...

—La montaña es tu hábitat...

Me gustan los grandes espacios abiertos. Las batidas las hacemos en trozos pequeños porque como somos pocos cazadores, muchas veces los cochinos se nos escapan, pero disfrutamos más.

—Y en este terreno sí le ganarías a Induráin...

En la caza valen poco las escapadas, es mucho mejor ir en pelotón.

Si fueran batidas de jabalíes es posible... él es más de pluma. Habrá que retarlo (risas).

—Te has sentido libre en bici y cazando...

Cuando estoy cazando en mi tierra, en mis montañas, me siento bien.

—Tú que eres de montaña, entenderás de ecologismo...

No, la verdad es que los ecologistas suelen serlo de ciudad, nunca están en el campo o en el pueblo y no entienden muchas cosas que ocurren en el campo. No se preocupan de que el animal críe, que esté bien, que no tenga enfermedades...

—¿Y esas campañas en contra de la caza?

No las entiendo pero tiene que haber de todo...

—Y sobre todo sabiendo que nosotros también somos animales, y que seguro que tenemos nuestro parecido con ellos. Por ejemplo, Indurain se tiene que parecer a alguno...

(Rápido) A un venado, elegante, majestuoso...

—¿Y Greg Lemon?

(Sin dudar) A un zorro, fijate el tour que le ganó a Fignon. Pura astucia.

—Perico Delgado...

No sé... (dudas), un animal con carisma... que pudiera ser líder. Un león tal vez.

—Amstrong...

El animal más ambicioso que puedas imaginar. Ahora no se me ocurre ninguno, pero si en la naturaleza hubiera uno... ese sería Amstrong.

—Roberto Heras...

Roberto Heras es el mejor escalador del mundo. Con lo cual no es difícil compararle con un rebeco o un macho montés.

—Por último Vicente Belda...

(risas) Vicente es un... (de repente se pone serio), no mejor un... (duda y los músculos de su cara se relajan), mira, por su estatura es un conejillo (nuevas risas), sí, eso es, un conejillo.

—Alguna cosa más...

Nada más; daros las gracias por la oportunidad que me dais de decir a los cazadores que no renieguen jamás de su afición porque en el fondo son los únicos que de verdad cuidan la naturaleza. Algún día nos lo reconocerán.