Volver al índice

Encuentro en Toledo
24 de diciembre de 2006

 

El pasado sábado 24 de Diciembre del corriente año tuvo lugar un importante acontecimiento para nuestra querida página. En realidad fueron varios los eventos que conformaron y confirmaron la expansión de Club de Caza por nuestra piel de toro. Esta vez le tocó el turno a la imperial Toledo, peñascosa pesadumbre, gloria de España y luz de sus ciudades, como la definiera Cervantes.

Para la inauguración de las distintas delegaciones de la página en dicha ciudad, se trasladaron a la misma tres ilustres, tres, personalidades del mundo cinegético: Don Santos, alias Rastro, entendido perdiguero de la zona de Fuensalida, conocido en nuestro mundillo por las tortillas que se come sin despeinarse siquiera; Don Hans, alias Hauself, famoso cazador austriaco cuyos discursos adornaron los actos inaugurales y que es capaz de comerse la catedral de Toledo mojando pan… y Don Rafael, alias Kodiak, «cazador de Madrí», que se bebió hasta el agua de los floreros que adornaban las mesas de los invitados para la ocasión.

Como es consustancial al comportamiento de todos los famosos, éstos también llegaron tarde a la cita, por lo que los actos fueron más breves de lo deseado, quedando suspendidos los discursos y llegando incluso a aplazarse una de las inauguraciones por encontrarnos cerrada la puerta de «La Abadía».

Además de las aperturas de las delegaciones, se pretendía dar a conocer y valorar diversos piensos para perros con el fin de elegir uno que fuera de la satisfacción general y poder recomendárselo a los criadores y cazadores que frecuentan nuestra página…


Carcamusas.

Como se verá en las ilustraciones que acompañan esta reseña, los jueces se dedicaron con todo empeño a evaluar los sabores que hacían distintos unos piensos de otros.

La primera delegación que se visitó fue la denominada «Casa Ludeña» donde se tomó contacto con un compuesto muy nutritivo y cuyo nombre es «Carcamusas». Como se aprecia en la foto, fue del agrado de las personalidades que no paraban de mojar pan… Tanto les gustó que no querían moverse de allí renunciado a visitar otras sedes…

De allí, la comitiva se trasladó, entre los saludos y los vivas de los cazadores locales, a la siguiente delegación, «Casa Aurelio» donde, entre un villancico y otro, los ilustres asistentes probaron un nuevo alimento canino llamado «migas», dos de cuyos platos que se apretaron se ven en la foto.


En Casa Aurelio con las migas

Allí mismo asistieron a un plan para repoblar nuestros montes de patirrojas y comprobaron la fogosidad de la perdiz toledana, extremo que también puede comprobarse en los testimonios gráficos.


La proverbial fogosidad de la perdiz toledana.

Para no faltar a la verdad, he de comentar que se recibieron llamadas de apoyo a los actos que estaban teniendo lugar. Aldo nos hizo llegar una desde Buenos Aires, en Argentina, para darnos ánimos en la pesada y agotadora tarea que llevábamos entre manos. Pero teníamos claro que si hay que sacrificarse por el bien común, cosa que estábamos haciendo, había que hacerlo con el semblante alegre, aunque en alguna instantánea se nos note cara de agotamiento.

El tercer local fue «Casa Adolfo», donde se les ofreció una cata de pienso llamado «Jarrete de venado en adobo». A estas alturas los pro-hombres ya no sabían muy bien por qué producto decidirse y las encendidas discusiones se sucedían poniendo en peligro la unanimidad de la elección. Se les trababa la lengua y mascullaban expresiones ininteligibles y, en ocasiones, soeces sobre el sabor de la comida canina.


En Casa Adolfo y en el Mesón Alfileritos.

De ahí se pasó al «Mesón Alfileritos» y, si he de ser sincero, ni me acuerdo del pienso que pusieron a la cata porque los sacrificados próceres llevaban ya el morro retorcido y lo mismo les daba catar pienso para perros que caviar ruso. Ahora que, sed, lo que se dice sed sí que demostraron, sacrificándose estoicamente ante las cervezas de todos los calibres y marcas que trasegaron. Bueno, todos no porque Don Hans no bebió más que Coca Cola, puesto que era el conductor de la limusina que les trajo.

Dando tumbos por las empinadas cuestas de Toledo se acercaron al lugar de la siguiente celebración, pero les dieron con la puerta en las narices porque era Nochebuena y los camareros se querían ir a sus casas a preparar la cena.

Queda por lo tanto aplazada la inauguración de «La Abadía» donde hay un pienso que le llaman «pulgas» que es famoso en los círculos de cazadores, pescadores y otros embusteros tradicionales. Ello, unido a que hay más de treinta variedades de cervecita fresca para elegir, y dada nuestra probada responsabilidad y sacrificio sin límites, nos obliga a prometer que hay que volver a la carga cuanto antes. Cosa que será, Dios mediante, antes del verano.

Toledo, 24 de Diciembre de 2006.

 

Che

PD.- Como la actividad del Club es incesante, me comunican que el sábado día 30, y con objeto de despedir el año, hay una quedada a las 19,00 h. en Madrid, salida de Metro de Canillejas. Se trata de catar, en este caso, unas bebidas energéticas estudiadas para contrarrestar el desgaste físico que ocasiona la actividad cinegética. Todo aquél que lo desee, puede acercarse por el sitio y tomar parte en el evento.

 

 

Avisos legales | redacción@club-caza.com
© club-caza.com 2002/2010
Desarrollo: niwala.com

CDC