Dicen los que no tienen más que en el bote pequeño está la buena confitura, y en este encuentro de Pirineos 2015, ni el bote no podía ser más grande, ni el contenido mejor, pues en él estaban aquellos que siempre han estado,  los que hacía años que no podían estar, y los que se han sumado por primera vez y esperamos que repitan.

El encuentro oficioso empezó el viernes a las 9 de la mañana en Olsón, con un impresionante desayuno compuesto de todo tipo de productos que proporcionaron los asistentes, ese fue uno de los momentos fugaces en los que pudimos empezar a poner cara a los nuevos —pero conocidos de los foros— asistentes de este año y a los amigos que con ellos venían, pues es una fiesta de todos, fue especial ver a Che, aunque no tuve mucho tiempo para decirle lo especial que fue para nosotros que viniese a este encuentro el ganador del marrano de oro de la edición 2006. Especial mención también merece Berraco, que tras una larga ausencia vuelve al redil de los encuentros, él sabe perfectamente lo que cuesta y lo liado que va uno con cosas en la cabeza, que a veces no tiene tiempo ni para estar con los amigos. RSJ, Caucho, Huntseeker, Maitinc, Homo, Dagunov, Lluis2, y alguno que seguro que me olvido y me disculpo, también hacía algún año que no podían venir y fue un reencuentro que lo podríamos calificar como de… jartada de reírnos.

Todos contentos de conocernos y reencontrarnos, pero todos con la mosca detrás de la oreja por el estado de salud de Jaroa que fue al hospital por precaución al sentirse indispuesto, al final yo creo que fue a inyectarse un poco de chorra jabalinera, pues el sábado mojó.

Tras el desayuno nos dispusimos para realizar lo que debía ser un pequeño resaque para hacer tiempo entre desayuno y comida, que era lo importante, tras colocar los cerca de 35 puestos en el… pequeño resaque… la mañana pasó a ser más una sesión de rayos uva que una cacería, por no encontrar muchos marranos y por sacar todos los corzos que había en el monte. También es cierto que el viernes solo disponíamos de tres perreros, y que se tuvo que ampliar la zona a cazar porque éramos muchos, en día laborable todos a zampar como lobos, luego hay crisis…

De todos modos la pequeña batida sirvió para descubrir un talento oculto, a Osito Amoroso, que tras fallar un marrano de dimensiones descomunales que le pisó la mochila, se lo tomó con un sentido del humor que duró hasta el domingo por la tarde. Si algún día decide trabajar, le cierra el chiringuito al Leo Harlem.

Ya fuimos a comer tarde, manjares, postres y vinos proporcionados por todos los asistentes, la comida se alargó más de lo normal, entre vino y cava, hasta que la ausencia de luz nos obligó a desplazarnos hacia Ligüerre. Todos aquellos que esperaban una charla sobre ropa de caza y membranas, lo siento mucho, de verdad, pero tras la comida lo sustituimos por unas prácticas de campo de cómo llegar mojados con o sin goretex.

Ya en Ligüerre pudimos comprobar las excelentes instalaciones que tienen, y la ventaja que representa esa enorme carpa para organizar este tipo de actividades, pudiéndola partir en dos espacios, donde en uno se realizó la bienvenida y un excelente pica pica y en el otro la cena.

Poco a poco terminó de llegar todo el mundo, y la gente tuvo un poco de tiempo para conocer a los foreros que venían por primera vez, Joldujo, Tatanka, Orix, Casals, Andorrano, Edu, Fidalgo, Marcos, Ali, Francho, Justino, JG, JG jr, 3M, los amigos de Salva, Barbastro, DWM, Alarcon, Joan Valls, Ibitzar, Igor, Juanqui, Miquel, Jumbre, etc….

A muchos se nos juntó la cena con la comida y no por eso la disfrutamos menos, pero nos guardamos un pequeño huequecito para los postres, el gosua de Jaroa, que ya estaba entre nosotros con unos parques de los electros enganchados en los pezones, las cocas de Caucho y Cosme, ensaimadas y todo tipo de dulces de cada rincón de la península.

Tras la cena Alga realizó una breve presentación de la ampliación y expectativas del coto, se explicó la cacería del sábado y las normas de seguridad de ésta, a lo que todos prestamos mucha atención, incluido RSJ, aunque lo disimulase muy bien.

Quedamos emplazados para el sábado a las 7:00 h y todo el mundo se fue a dormir, tal y como debe ser en estos encuentros de cazadores, bueno, menos unos navarros de tierra adentro que se quedaron a discutir sobre las calidades del pacharán, y unos 30 de todos lados que no salieron del bar hasta hacerle perder 3 kg de peso al camarero de tanto mover cubitos, allá sobre las 3:30 de la madrugada… aunque alguno cayó antes de esa hora, por norma general he de decir que el seti lo hacen de puta madre, al que perdió peso lo tuvieron parado más de 5 horas.

A las 6 diana y a las 7 a desayunar, huevos y migas, más productos aportados por todos los asistentes, recoger el picnic de la comida y todos al monte. La cacería era grande, pero había mucha fuerza de perros, se cobraron 16 jabalís pero por lo que luego fuimos hablando pudieron ser muchos más, pues se vieron muchos y, como es normal, se fallaron bastantes. Yo mismo, Alga, Andorrano, y un largo etc… los fallamos.

Personalmente me quedé prendado de los perros de Igor, que por tres veces distintas me hicieron saltar marranos, dos en mi puesto, de los que cobré uno en una de las ocasiones, y otro en el puesto de al lado, las dos veces que se falló pudimos cortar perros y estos al rato ya volvían a estar liados con más marranos, qué perros más imponentes.

La cantidad de marranos que se vio no fue pequeña, más bien al contrario, pues en un puesto se contó una piara de unos 25, más las decenas que salieron sueltos, cinco en el puesto de mi lado, dos en el mío, dos a Osito, etc… etc… etc… Mención aparte merece Mauser03, que cobró tres marranos de los cuatro que le entraron al puesto.

Otra vez en Ligüerre, y antes de la cena, mientras picábamos unos embutidos, jamón, quesos de todos tipos y demás, uno de los colaboradores nos dio una excelente charla sobre los sistemas de protección auditiva que se deben usar en la caza y los riesgos de no usarla, dando a probar a los asistentes todo tipo de cascos y artilugios de protección.

Tras la charla cenamos abundantemente y se dieron las instrucciones para la siguiente jornada, comunicando un cambio sobre años anteriores respecto a la comida del domingo, donde preferimos hacer otro picnic más suculento, con una ensalada, digo yo que sería de autor, unas escalopas, una empanada, fruto, agua y coca-cola, para que así todo el mundo comiese en el monte y, tras cazar aquellos que venían de lejos, poder partir a una hora temprana, pensando que fue un acierto.

Esta vez, tras cenar y repetir de postres traídos por los asistentes, repartimos una bolsa con obsequios para cada asistente, aportados por los patrocinadores y colaboradores, además de sortear 35 lotes de mayor entidad y dar otro regalo de consolación a todos los que no entraron entre esos 35 premiados, regalos también cedidos por los patrocinadores y colaboradores, siendo la mano inocente del sorteo Pep, el hijo de Pepe y nuevo resacador junior de los encuentros. Tras eso, los que hicieron el seti al camarero esta vez fueron menos, yo fui el primero en retirarme sobre la 1 de la noche y, por tanto, poco detalle puedo dar de lo acontecido con esa banda de valientes.

A la mañana siguiente nos dispusimos otra vez a desayunar, y es que el fin de semana tenía visos de encuentro glotonero… más huevos, con chorizo, longaniza y patatas, completados con dulces de los asistentes, que parecían no terminar nunca. Después nos dirigimos todos a nuestros puestos, iniciando un resaque que nos depararía la sorpresa de cobrar 8 marranos, uno Casals y RSJ a medias, otro Francho (creo), uno Berraco, uno Armando, dos Taire y dos Fragenquer… y porque solo tenía puestas dos balas en el cargador… que si llega a poner la tercera… en vez de apartarse para que pase nos hace un triplete. Mientras, en otras armadas, se divertían cobrando varios zorros.

Especial ilusión nos hizo a los de los puestos del río el tener que sacar por ahí seis marranos, cosa que nos hizo llegar a las 5 de la tarde al lugar de encuentro, y no podernos despedir de una parte de vosotros que ya habíais tenido que partir.

Las instalaciones de Ligüerre creemos que han mejorado mucho con la carpa nueva, porque el resto, habitaciones y servicios en general son muy correctas, así como inmejorable el entorno donde están enclavadas.

Sin ninguna duda ha sido el mejor año en cuanto a calidad de perros y de perreros, pero de lejos, ni punto de comparación, todo el mundo ha quedado impresionado con los perros de Igor, Mikimat, Pepe, Santos, Marcos, Baras, Fragenquer, Enrique, Juanki, Miquel o José María. Aparte de realizar un resaque muy difícil por el terreno del sábado, realizaron unos acosos espectaculares hasta romper en los puestos, repitiéndolo en muchas ocasiones. Sinceramente y personalmente he quedado impresionado del buen rollo que ha reinado entre los perreros este año, no pretendiendo ser ninguno más que el otro y ayudándose constantemente en los resaques. De verdad que no basta con felicitaros, tendríamos que haceros un monumento. Si lo resumimos podemos decir que este año ha sido puro músculo.

Esperamos sinceramente que hayáis quedado satisfechos del entorno, el compañerismo, las instalaciones, los cazaderos, la densidad de caza, el trabajo incansable de los compañeros que vienen a estos encuentros con perros. Nosotros hemos quedado realmente abrumados por lo fácil que es tratar con buena gente como vosotros, lo rápido que se puede organizar todo cuando nadie quiere ser más que otro, de verdad, no puedo sino felicitaros por ser como sois, y os esperamos en Pirineos 2016 con energías renovadas y que Dios reparta marranos.

Así mismo queremos agradecer la atención y trato recibido en Ligüerre de Cinca Centro de Vacaciones y a todos los colaboradores y patrocinadores que tan amablemente han participado de tan diversas formas, muchas gracias.

No tengáis ninguna duda que quedáis emplazados todos al encuentro de Pirineos 2016, nosotros cumplimos.

(Más fotos en el álbum del encuentro)

Valhalla

 

Álbum Pirineos 2015

Crónica Pirineos 2014

Álbum Pirineos 2014

Crónica Pirineos 2013

Álbum Pirineos 2013

Crónica Pirineos 2012

Álbum Pirineos 2012

Crónica Pirineos 2011

Álbum Pirineos 2011

Álbum Pirineos 2010

Crónica Pirineos 2009

Álbum Pirineos 2009

Crónica Pirineos 2008

Crónica Pirineos 2006

Crónica Pirineos 2005

Crónica Pirineos 2004

Crónica Pirineos 2003