Encuentro en Aspe, Alicante
13/06/2010

 

Al fin se pudo celebrar la tan prolongada quedada, después de varios intentos fallidos para celebrar el evento, cojí el timón del barco para que no se quedara sólo en el intento. La verdad es que la fecha escogida hizo que alguna gente no asistiera debido a la apertura del descaste en Murcia, pero bueno ellos se lo perdieron.

Hab√≠amos tenido la semana anterior un calor sofocante y durante la semana unas cuantas tormentas, y as√≠ pintaba para el domingo, nublado y alguna tormenta de esas de cinco minutos, pero tuvimos suerte, el d√≠a no sali√≥ muy caluroso y por la tarde estaba nublado, lo que hizo que los perros despu√©s del tute de por la ma√Īana lo agradecieran, ya que aunque no hac√≠a el calor sofocante, los perros tuvieron que trabajar mucho y eso, por poco calor que haga, se nota.

A las 8 quedamos en el lugar de siempre, todos puntuales, todos al coto, los de siempre se encargaron de soltar piezas, preparar almuerzos y demás labores típicas de las quedadas, sobre las 9 almorzamos estos majares que os presento.

La caza estuvo entretenida, ya que la labor del sembrado se realizó en condiciones y no había aglomeraciones, estaba muy bien repartido, la gente tampoco se amontonó, iba cada uno a lo suyo, intentando no andar cruzándose unos con otros, que en realidad es como se tienen que hacer las cosas. Como siempre los primeros lances no tardaron en producirse, pero no eran muy repetitivos, durante las tres horas que estuvimos en el campo, que a pesar del calor que hacía los perros aguantaron más que bien, al final comprobamos que las capturas fueron bastante equilibras entre los participantes.

Sobre la una llegamos todos a la casa y los perros descansaron, aunque hab√≠a alguno que estaba para el arrastre, y otros que maldicieron tanto al due√Īo que decidieron echarse a la fuga y no aparecer m√°s por all√≠. Realizamos el control de las capturas y llegamos a la conclusi√≥n de que se hab√≠a quedado mucha caza en el cazadero, aproximadamente un 50%. Eso alentaba al personal a salir a dar una vuelta despu√©s de comer.

Hubo gente que por razones laborales tuvo que marchar y se quedó sin probar la paellita que me curré, gracias a la aportación de un conejo y una perdiz por parte de uno de los allí presentes. Mientras se elaboraba la paella, pues lo de siempre, cerveza fría, historias de caza, tertulia futbolística, matices políticos y mentiras a punta pala (como está mandado).

La paellita salió muy buena, no porque me la currara yo, sino porque fue la crítica general, aunque bueno, lo que salió bueno de verdad fue la sandía que al final se la comieron los perdigones y ahí tenéis los elementos audiovisuales que lo demuestran.

Sobre las tres salimos a dar otra vuelta al coto y no se hicieron de esperar los primeros lances. Ahora los perros trabajaban mejor, ya que estaba nublado y corría el viento muy fresco, y eso los canes lo agradecieron. Las codornices parecían que eran de otra remesa, ya que aguantaban mucho, pero cuando salían parecían obuses, volaban muy bien y algunas tenían mucho que pegar. La vuelta se alargó hasta las cinco, realizándose varias capturas por parte de los participantes.

Sobre las seis nos dimos salida cada uno a su casa, y hasta aqu√≠ la cr√≥nica de un d√≠a genial, pasado con buena gente, con buen ambiente, disfrutando de los fieles compa√Īeros de caza (nuestros perros) y haciendo lo que nos gusta CAZAR. Espero que la pr√≥xima no se haga tanto derogar.

P.D. Por petición popular, en la próxima quedada, si es a perdices, se cocinará arroz meloso con bogavante.

Participantes en el evento.

Juan Jose pons
JG JUNIOR
JG
PERDIU (mateo)
OKERO (José Maria)
WELLACE85 (Alvaro)
RATON (José)
Carlos

Juan José Pons (Crónica y fotos)