En pleno siglo XXI ha llegado el momento de que las sociedades de cazadores y los propios cazadores recobren la identidad que se les arrebató. Esa identidad que, a pesar de haberles sido usurpada, se ha mantenido latente hasta nuestros días y que se recoge en los Derechos de la Caza que los cazadores de la UNAC van a plasmar en diferentes capítulos.