Munición

Prestaciones balísticas mejoradas con la eficacia de siempre

Norma Oryx un clásico moderno

Excopesa
Fotografías Mabel Díaz y Lola Fernández

La punta Oryx es una de las puntas emblemáticas de Norma. Desde su nacimiento en 1996 ha significado un referente en la fabricación de proyectiles de caza y ha sido el origen de algunos de los proyectiles modernos.

1/3

La diferencia esencial con otras balas a la que aludimos es la de forma en que es construida. La Oryx forma parte de esa categoría que se ha venido a llamar "soldadas", puesto que el núcleo de plomo está soldado a la camisa lo que previene de la temprana o excesiva deformación al impactar y que fue el germen de los proyectiles de deformación controlada. Este proceso de no fragmentación es el que garantiza la penetración tras el impacto y una alta retención de peso, que se traduce en buen poder de parada y un mínimo destrozo de carne en el animal abatido.

La Oryx es un producto complejo con prestaciones superiores a la mayoría de los proyectiles de este tipo más populares del mercado, que poco a poco ha ido ganando adeptos. Pero si algo había que reprochar a la Oryx, eran sus parámetros balísticos o de vuelo. Esa es la razón por la que Norma ha decidido dar una vuelta de tuerca a su producto líder y ha mejorado considerablemente la balística de la Oryx. Eel primer paso ha sido redefinir la forma o silueta del proyectil mejorado un 23% el coeficiente balístico que en el caso de las puntas de 180 grains pasa de 0.288 a 0.354.

Pero hablando desde el punto de vista práctico ¿Qué implicaciones tiene este cambio?. Tomando como ejemplo la .300 Win. Mag. 180 grains Orxy comparada con la anterior y manteniendo la misma velocidad en boca de 920 m/s, obtenemos los siguiente resultados para un rifle centrado a 200 metros y con el visor colocado 40 mm por encima de la línea del cañón en un impacto a 300 metros. Los resultados obtenidos pueden verse de forma grafica en el cuadro siguiente, donde queda reflejada una velocidad superior en un 8%, 18% más de energía y 10% menos de caída. Lo que se traduce en un mejor vuelo y poder de parada, manteniendo una retención de peso por encima del 90% y ofreciendo por tanto mayor eficacia.

2/3

En las imágenes podemos ver la forma interior del efecto de esta nueva munición, así como la retención de peso de la Oryx.

La fotografía de los proyectiles muestran una bala .30-06 Oryx recuperada de un alce de 350 Kg. La bala tiene bandas marcadas y deformaciones pero a pesar de todo mantiene el 96% de su peso original. Se pueden ver en la punta las zonas separadas y la sección no soldada. Hay una adhesión más grande entre la camisa y el núcleo. La bala puede fácilmente girar 90º sin la camisa separada del núcleo.

En la otra imagen, se muestra el efecto de la Oryx sobre gelatina balística, permitiendo ver un gran orificio de entrada y la rápida expansion por el tejido. Prueba de la eficacia y capacidad de daño sobre el animal.

Esta nueva munición está disponible en 165 y 180 grains para calibres .30.

3/3