El Luchadero

Obama apoya la caza y pesca

Para un cazador que escribe difícilmente encontrará un soporte mejor para defender estas prácticas que la proclama presidencial de Obama, donde sin reserva alguna apoya y ensalza a cazadores y pescadores como verdaderos garantes de la conservación de las especies. Ahí es nada.

07 oct. 2012 - 2.818 lecturas - No hay comentarios

Un torpedo en la línea de flotación de los anticaza y, cómo no, una bendición para cazadores y pescadores. Y no por lo que dice, que no tiene desperdicio, sino por quién lo dice. Por el contrario, muchos de nuestros políticos, no todos, se cuidan muy mucho en época electoral, no ya de apoyar estas prácticas, ni codearse siquiera con los aficionados. Vaya lumbreras, así nos crece el pelo. En fin, no importa, allá ellos. Sí importa por el contrario y mucho lo que dice Obama, que ha establecido oficialmente el 22 de septiembre como Día Nacional de la Caza y Pesca, señalando que «todos los estadounidenses son los beneficiarios de este compromiso con la conservación, independientemente de que cacen o pesquen».

La proclama presidencial declara que, en el Día Nacional de la Caza y Pesca, «celebramos nuestro rico legado de conservación, reconociendo a los deportistas que han llevado adelante ese legado, y renueva un espíritu de responsabilidad que ha sido pasado a innumerables estadounidenses para ayudar a preservar nuestro patrimonio natural para las generaciones futuras», añadiendo que, hoy en día, «los cazadores y pescadores forman parte de nuestros más fuertes defensores de la conservación».

Obama afirma también en el texto de este documento que «como estadounidenses, cada uno de nosotros tiene una parte igual en la tierra y la misma responsabilidad para protegerla. En el ‘Día Nacional de la Caza y la Pesca’, rendimos homenaje a la comunidad de deportistas que han sabido ser fieles a ese principio fundamental, y que seguirá ayudando a impulsar nuestro progreso ambiental en los próximos años».

En fin, que estoy feliz. Más de 1500 artículos he escrito durante 25 años intentando explicar la realidad de estas prácticas y dudo que lo haya conseguido. Pero de una cosa estoy plenamente convencido, la proclama de Obama va a calar mucho más en la opinión pública que todo lo que he podido contarles durante 25 años.

Gracias presidente, que Vd. lo gane bien.