El Luchadero

Avanzamos

Por mi condición de presidente de la Oficina Nacional de la Caza sabía hace más de un mes que el Ministerio del Interior se había planteado aparcar o retirar momentáneamente el manido Reglamento de Armas. Sin embargo, al entender que debía ser la propia administración quien lo dijese —no vaya a ser que salga el tiro por la culata—, me pareció oportuno no airearlo.

26 feb. 2011 - 2.317 lecturas - No hay comentarios

Ahora que la noticia está en las páginas Web del sector —el Ministerio sigue sin hacerlo público— puedo corroborarlo. De todas formas en mi artículo de finales de enero El espíritu del 1/3 seguro que más de un lector avispado, esos que saben leer entre líneas, observaría por donde iban los tiros.

Pues eso, una buena noticia —lo suyo ha costado— que debe ser corroborada por el Ministerio del Interior. Así se lo hemos requerido desde la ONC y la RFEC. Así las cosas y a la espera de ver cómo evoluciona este aparcamiento, espero y deseo que favorablemente, toca seguir peleando por una Ley Vasca de caza armonizada con todos los agentes sociales afectados.

En ello estamos todos, ADECAP, FVC y federaciones territoriales, dispuestos a hacer valer nuestros derechos desde la seguridad y la convivencia y no desde los sentimientos de personas que han ocupado un espacio (chalets) en el hábitat de los animales. Si todos hiciéramos lo mismo, no habría animales en el campo. Garbanzos negros hay en todos los colectivos, pero el sol sale para todo el mundo y si queremos seguir viviendo en convivencia no es de recibo arremeter contra un colectivo que nunca a causado problemas mayores de convivencia y seguridad.

Afortunadamente hay políticos valientes y realistas en el PNV y el PP que están templando gaitas para que la Ley sea lo más justa posible. Veremos en qué queda. Mientras tanto, a esperar. Pero una cosa es bien cierta, salga del color que sea la Ley al final todo se sabrá y cada cual recogerá lo que ha sembrado. Por cierto ¿sabían que en Iparralde no existe distancia de seguridad hacia los caseríos al entender que debe dispararse siempre de espaldas a los edificios?