El Blog de J.A. Sarasketa

24 jul. 2016 0:1

6.641 lecturas

Semiautomáticas sí, automáticas no

La votación de la Comisión IMCO ha atendido las preocupaciones expuestas por el sector cinegético y ha dado un mandato claro para el Parlamento Europeo en las próximas negociaciones con la Comisión y el Consejo.

Así lo considera la ONC y así lo ha difundido: pendientes de conocer el texto definitivo, el Parlamento Europeo, a través de la Comisión IMCO (sobre la protección de Mercado Interior y del Consumidor), ha respaldado las propuestas de la Oficina Nacional de la Caza, la Conservación y el Desarrollo Rural (ONC) y ha aprobado una serie de enmiendas que reparan gran parte de las restricciones que exhibía el proyecto de modificación de la Directiva Europea de Armas Civiles presentado por la Comisión Europea.

En concreto, la Comisión IMCO ha analizado la revisión de la Directiva 91/477 CEE sobre el control de la adquisición y posesión de armas civiles, adoptando un texto más lógico que será parte de las negociaciones de este otoño en el diálogo a tres bandas.

En comparación con la propuesta original de la Comisión Europea, el Parlamento Europeo ha mejorado en gran medida el texto mediante la eliminación de restricciones injustificadas para los cazadores españoles, tal y como había solicitado la ONC directamente y a través de FACE, representante europea del sector. La ONC se había opuesto firmemente a la propuesta de la Comisión Europea de ampliar el criterio restrictivo de esta directiva sin que ninguna evaluación de impacto justificase varias de sus medidas.

Así, finalmente, se ha logrado la preservación de la categoría B7 (armas semiautomáticas), pendientes de las negociaciones sobre los cargadores, así como un reglamento para la conversión de los fusiles que permitirá su uso una vez sean irremisiblemente convertidos. Así mismo, se han rechazado las propuestas restrictivas de la Comisión Europea destinadas a imponer pruebas médicas estándar en toda la UE y la restricción para la posesión de armas de jóvenes cazadores.

Por otra parte, tanto las ventas por Internet, una de las luchas intensas de la ONC en defensa del modelo español en Europa, como los requisitos de almacenamiento, han sido definidos de manera clara y equilibrada, con un margen de maniobra suficiente para los Estados Miembros.

Aunque el positivo resultado de esta votación será clave en las futuras negociaciones del diálogo tripartito (Consejo, PE y Comisión), la ONC seguirá trabajando para intentar mejorar aún más el texto de cara a garantizar un marco jurídico proporcionado. Lamentablemente, la definición de ciertos rifles semiautomáticos sigue dependiendo de la posibilidad de cargadores extraíbles.

Tanto FACE como la ONC han defendido que ningún arma semiautomática debe pasar a la categoría de armas prohibidas, ya que no representan un riesgo particular para la seguridad, por lo que esta será la principal prioridad en las nuevas negociaciones.