El Luchadero

Dima es la cita

El domingo, al despuntar el alba, miles de aficionados a la caza y a la pesca ocuparán el campo de aviación de Dima deseosos de pasar una jornada campestre junto a los suyos, en un lugar privilegiado en plena naturaleza y que por su ubicación, entre Vizcaya, Guipúzcoa y Álava, se ha institucionalizado.

17 jun. 2011 - 1.835 lecturas - No hay comentarios

Dima siempre ha sido una cita familiar, un referente en el estado, un encuentro obligado de cazadores y pescadores con su afición y responsabilidad el lugar donde, como siempre, harán gala de una exquisita corrección y educación moral y política.

Como de costumbre, Dima será el lugar donde un gran número de actividades acompañarán a los asistentes en una jornada con importantes matices reivindicativos que se harán públicos a eso de las 12 horas por los dirigentes de los cazadores. A partir de las 10 horas el cásting y surf-cásting de la mano de pescadores de alta competición exhibirán sus habilidades de esta bonita modalidad. Acto seguido, galgos salmantinos de pura línea correrán tras el señuelo en varias mangas, aportando a buen seguro una espectacularidad que por conocida en los medios televisivos no deja nunca de sorprender a pie de campo. Los campeones de perros de muestra, un clásico en este evento y muy ligado al cazador vasco, propiciarán entre los aficionados las comparaciones con sus perros, haciendo bueno ese tópico tan común entre los cazadores de «el perro de uno, el mejor; la mujer, la del vecino».

Seguido, el helicóptero de la ertzaintza efectuará un simulacro de salvamento, siempre espectacular por su proximidad y aparatosidad. Un acto que el público agradece. Los discursos y la entrega de diplomas a los homenajeados darán paso al tiro de exhibición a cargo de Gonzalo Gómez Tiro fijo. Exhibición que suscita una gran admiración por la dificultad y variedad de impensables aciertos con la escopeta. Se echaba en falta este acto. Isaac Jimeno, un fenómeno en el arte de la altanería, deleitará a propios y extraños con un sin fin de demostraciones con águilas, halcones y linces boreales criados en cautividad. Todo un lujo la posibilidad de coger en brazos a una joya biológica de la Naturaleza como es este felino de 25 kg.

Y para terminar, el aizkolari Biurri, de exhibiciones hasta hace unos días por el Himalaya acompañando al montañero Alex Chicón en su intento de hollar el K2 por nuevas vías y sin oxígeno, cerrará la jornada exhibiendo sus habilidades con la aizkora.

En definitiva un gran evento en un magnífico paraje, con toda la infraestructura precisa, donde lógicamente están invitados todos aquellos que lo deseen y quieran aportar con su presencia apoyo a cazadores y pescadores.