El Luchadero

Ahora o nunca

Salvo la becada, que se puede cazar en Vizcaya y Guipúzcoa hasta el 13 de febrero en zonas de caza controlada previa solicitud, la temporada finalizó en la comunidad autónoma vasca el pasado fin de mes. No es poco lo de esta prórroga, lo suyo ha costado. Ahora el caballo de batalla es la Ley Vasca de Caza.

05 feb. 2011 - 1.780 lecturas - No hay comentarios

Esta semana se han tratado en comisión del Parlamento vasco las ponencias y el tema, que parecía encarrilado, se vuelve a complicar. El colectivo, como es lógico, con la adrenalina saliéndole por las orejas, ¿cómo no va a estar cabreado si se está jugando el ser o no ser?

Esperarán de momento con los dedos cruzados, sin vender la piel del oso antes de matarlo; son muchos los casos en los que el tiro salió por la culata. Ha habido que templar muchas gaitas —la del PSE ni funciona— y sobre todo explicar desde el conservacionismo y la seguridad cuánto supone la realidad de esta práctica, salvaguardando como es lógico los intereses de otros agentes sociales afectados. Esperemos que sirva para algo. El PNV y el PP están siendo, por mucho, los más receptivos.

En el horizonte, otra tormenta que tiene visos de empezarse a diluir, el nuevo Reglamento de Armas. Está costando darle la vuelta, pero algo me dice, y mis razones tengo, que vamos por el buen camino. Hemos preconizado por activa y por pasiva seguridad en el manejo de las armas y lo seguiremos haciendo, ¡faltaría más!, pero en estos momentos importa sobremanera el apoyo de todos y cada uno de los cazadores para sacar adelante temas tan vitales como la Ley Vasca de Caza, el Reglamento de Armas, la contrapasa, la humanización del campo…

La unión hace la fuerza y no vale quejarse en las tertulias porque se oyen más las memeces de cuatro sosos anticaza que las verdades como puños de cientos de miles de cazadores que guardan religioso silencio. Es triste, pero es así. Para sacar la gente a la calle tiempo habrá si vienen mal dadas. De momento, vamos a seguir trabajando por todos y cada uno de estos temas importantísimos. Nos jugamos el ser o no ser, un paso atrás podría ser definitivo. Suerte con las becadas.