El Luchadero

A pesar de todo, avanzamos

Dirigir una federación deportiva de caza y cumplir con los deseos de todos sus federados no es fácil, diría yo que imposible por mucho que uno se empeñe.

12 oct. 2014 - 1.625 lecturas - No hay comentarios

No en vano están los agoreros de siempre, pocos, pero latosos con la manida cantinela de que la caza es una causa perdida. Por otro lado los cascarrabias salvapatrias no cesan de poner palos en las ruedas otorgándose titularidades que no les corresponde ni de lejos. No importa, porque la gran mayoría de federados apoyan en gran parte a sus presidentes conscientes de las dificultades que deben superar para poder seguir avanzando en una sociedad de urbanitas sensibles con la Naturaleza pero desconocedora de su realidad. Y curiosamente a pesar de esto y mucho más avanzan trabajando por los derechos de sus federados.

Así, de la mano de la Oficina Nacional de la Caza han logrado modificar la Ley de Seguridad Vial por la cual se les exime a los cazadores de las responsabilidades derivadas de los accidentes de circulación con animales salvajes, el apoyo y colaboración en la nueva Ley de Montes que en breve verá la luz, la solución a los gravísimos problemas que planteaba el Reglamento de Armas, la creación del movimiento de Jóvenes por la Caza en todas las comunidades para solucionar el grave problema del relevo generacional de los cazadores, la colaboración y mejora en la no retirada de los Permisos de Armas y ahora nada menos que la solución al problema de los rehaleros o perreros.

Cierto es que todavía son muchos los retos que están pendientes de arreglo, pero percibo un resurgir del mundo de la caza a nada que se soluciones en breve el problema de la RFEC.

En cuanto a los cazadores vascos en concreto, importante el logro de la Federación Alavesa de Caza que ha conseguido hacerse con la gestión del coto Montes Altos de Vitoria respondiendo a una apuesta por una caza social en el territorio. Si bien se han sorteado ya algunos puestos palomeros, pases para becadas y batidas de jabalí, para sus federados quedan pendientes por cubrir algunos pases para la paloma que podrán ser solicitados en la Federación Alavesa por cualquier cazador vasco con adjudicación directa.