Desde el Puntal

07 may. 2012 7:59

3 comentarios
2.076 lecturas

Hienas verdes

Los ‘visionarios verdes’ del siglo XXI han ‘rebuznado’ en los últimos días con la idea de implantar una de sus estupendas ideas. No es otra que la prohibir la asistencia a menores de catorce años a monterías, batidas o cualquier otro tipo de acción cinegética, como ya consiguieron con la intervención de estos menores en los festejos taurinos.

Los ecologistas han caído como hienas sobre este colectivo para apartar de nuestro lado a jóvenes que, como a los mayores que acompañan, lo que les gusta es disfrutar de un día en el campo practicando su afición favorita. En estas jornadas en la que permitimos que los pequeños nos acompañen no queremos más que aprendan a respetar la naturaleza, amarla, conocerla. Sentirse en ella a gusto, interpretar y descifrar sus secretos, los cuales no están recogidos en ningún libro de texto y apartarlos del mundanal ruido y contaminación de las ciudades.

En ningún momento, si cualquiera de los padres que salen a cazar con sus hijos sintiesen que sus vástagos van a estar en peligro, aprobarían su asistencia e, incluso, ellos mismos renunciarían a participar a dicha cacería con tal de protegerlos.

Parece que estos personajes ‘rojiverdes’ tienen otros conceptos de pasar un agradable día en familia. ¿Qué les parece un ameno paseo por la sierra a cortar alambradas de tal o cual finca? ¿O tal vez prefieren atacar una granja de visones americanos y soltar miles de individuos? ¿Y encadenarse en la entrada de una empresa y no permitir el paso a sus trabajadores?

La verdad que esta enseñanza constructiva les vendrá muy bien a los descendientes de estos salvadores de la Tierra cuando en unos años tengan que enfrentarse a la policía. Para entonces, además, habrán aprendido a fabricar un cóctel molotov o a lanzar piedras a más de veinte metros, siempre resguardados tras capuchas o pasamontañas.

Desde luego, con estas prácticas, sumado a unos minutos en los telediarios y programas sensacionalistas, conseguirán más dinero, ayuda y subvenciones que nuestros hijos trabajando honradamente, quienes con sus impuestos, al igual que ahora los hacemos nosotros, pagaremos estas atrocidades tan políticamente correctas. Así nos vemos.

 

3 comentarios
07 may. 2012 10:35
jmmontoyao@terra.es  
Hay que ver lo socorridos que son para demagogos, cuentistas, candidatos a fotografía, y otros del gran universo de la patata imperante.

He sido niño, soy prácticamente ancianito, soy tan minusválido y desvalido como cualquier otro ser humano, y me revientan estos metepatas que sólo quieren chupar la sangre de los incautos.

¿Por qué no dejan vivir al prójimo?
16 may. 2012 23:34
-4
Menta
Menta «Mi querida extremadura..»
En España, la caza provoca cada año la muerte de 50 millones de animales, utilizando para ello más del 95% del territorio. Envenena el medio ambiente y, en particular a la avifauna, con el vertido de unas 6.000 toneladas de perdigones de plomo. Pone puertas al campo mediante la colocación de cancelas y el levantamiento de miles de kilómetros de vallados cinegéticos. Provoca la desaparición de la fauna silvestre autóctona mediante sueltas incontroladas y, sobre todo, a través del uso todavía muy extendido de venenos, lazos, y cepos para acabar con los depredadores. Da lugar al maltrato animal, no sólo de las víctimas de la caza, sino también de los perros que se emplean en rehalas y cacerías.

“Después de décadas de campañas escolares de educación ambiental para concienciar acerca del respeto a los animales y el cuidado y conservación de la naturaleza, ahora la Junta de Castilla y León permite el envío del mensaje contrario a los niños y las niñas”, se lamentan los ecologistas.

En contraste con una actividad tan agresiva, cada día son más las personas que usan el medio natural de forma pacífica y respetuosa. Diversificándose las actividades ligadas al disfrute de la naturaleza y generando una creciente renta económica en el medio rural. Este es el caso del senderismo, la bicicleta de montaña, las rutas a caballo, el montañismo, el piragüismo, la observación de aves y un largo etcétera.

“La intensificación de la caza y la falta de una regulación y control acorde a los tiempos que vivimos altera, cuando no impide, que se lleven a cabo estas actividades en condiciones de seguridad y tranquilidad”, defienden desde Ecologistas en Acción.

Sangrante es la noticia si tenemos en cuenta que la Junta y para este año ha reducido la partida de educación ambiental a cero.

Queremos hacer un llamamiento a los directores y profesores de los centros educativos de Castilla y León, a los padres, Ampas y consejos escolares para que no participen en esta farsa en la que la zorra, con dinero publico, cuidará las gallinas.
18 may. 2012 14:09
+2
TRUSKY
TRUSKY
Parece ser que más de uno no sabe que los metales y minerales salen de la tierra.El senderismo, la bicicleta de montaña, las rutas a caballo, el montañismo, el piragüismo, la observación de aves y un largo etcétera.Dan beneficios,pero sus participantes deshacen lo que encuentran a su paso y no pagan para que se vuelvan areconstruir los caminos,se llevan los rebollones sin pagar nada arrancando incluso las raices,los demás pagamos coto, licencias, restaurantes ,casas rurales,etc ponemos agua y comida para los animales cosa que los otros no.Y encima que pagas el coto llega y te organizan carreras de bicis ,motos y otros vehiculos 4X4 etc esten criando los animales o no,jodiendo cuando estamos cazando exponiendose a llevarse un tiro y claro no se meten con el gobierno que envenena topillos con lo cual produce una cadena de envenenamientos de otros animales.
Quieren que comamos corcho ose animales de granja alimentados dudosamente de no sabemos que y latas de conserva etc que producen canceres y otras enfermedades y así no quiebran las industrias del medicamento.

YO SEGUIRE COMIENDO PERDICES,TORDOS,LIEBRES,JABALIES ETC.
Los de granja para ellos.
Un saludo
Antonio Adn Plaza Antonio Adán Plaza es colaborador de revistas de caza.
@aadan_plaza

 

RSS