No Perdamos el Norte

24 ago. 2009 11:25

6 comentarios
1.828 lecturas

Somos lo que hemos pensado

De alguna forma, nuestras vidas y nuestro destino aparecerán fijados en el futuro por nuestros pensamientos. Estos implican de forma determinante actitudes positivas o negativas en función de cuáles sean los problemas que hemos de abordar, pero sobre todo, en función de cómo los abordamos.

Francisco Chan Francisco Chan

Hoy somos lo que ayer hemos pensado… Es cierto… pretendo que esto sea un ejercicio de autocrítica absolutamente notorio, pues llevamos muchos años, y yo el primero, quejándonos, lamentándonos, lloriqueando en nuestras publicaciones de la falta de respeto que nos profesa la sociedad urbana.

He llegado a la conclusión de que esa negatividad que impregna nuestro juego a la defensiva, determina de algún modo la falta de capacidad para transmitir nuestro mensaje a la sociedad.

Cuando argumentamos negativamente, tenemos menos posibilidades de transmitir nuestro mensaje. Nuestro discurso tiene que ser capaz de cambiar en positivo, por ejemplo hacia la divulgación científica. Recientemente así lo ha hecho la Federación Galega de Caza al apadrinar la publicación de un estudio universitario que demuestra la existencia de una superpoblación de zorro. En frente encontramos los postulados que manejan los grupos ecologistas contrarios a los campeonatos de zorro. Ellos mienten, tergiversan y manipulan diciendo que el zorro está a punto de desaparecer. Pero, aunque su discurso es de clara y marcada intención política, llega a la sociedad mediatizada por ser más fácil de asimilar, más ingenuo en apariencia que el nuestro y porque nosotros no estamos siendo tan hábiles, pues aún usando de la verdad, si ésta no se transmite de forma positiva, de poco valdrá el fondo del mensaje. Su forma, la forma de este nuestro mensaje, es la que se me dibuja como defectuosa.

Es necesario que el camino emprendido por los federados gallegos sea emulado por el resto de los responsables cinegéticos en todo el territorio nacional, buscando colaboraciones en el mundo de la investigación y divulgación universitaria, intentando llegar a la población adolescente mediante charlas extraescolares y/o monitores de campamento especializados en caza y medio ambiente. En definitiva, el llegar a nuestros jóvenes con un mensaje en positivo, verdadero y sin complejos, será siempre más productivo haciéndolo en esas tempranas edades y no esperar a que los sectores que pretenden politizar las mentes de nuestros jóvenes, argumentando contra la caza, hayan dado por descargado su programa de abducción ideológica.

Estamos llegando tarde y mal con nuestros argumentos de enfrentamiento cargados de negatividad. Hemos de pensar que a esta sociedad le ofende más que alguien ponga en duda las causas del cambio climático, que si algún antisistema llena de pintadas un paso de Semana Santa. Es absolutamente contrastable que quienes quieran llegar a transmitir el pensamiento de que la caza es un elemento de necesario control y gestión para las especies, no debe de tomar el nombre de este nuevo Dios Climático en vano, pues su sola mención ya estará lastrando nuestro discurso.

Para muestra un botón… imaginémonos que colocamos publicidad en dos autobuses.

Uno llevará un logo negando la existencia de Dios, y otro negando la existencia del cambio climático. ¿Cuál de los dos autobuses corre riesgo cierto de llegar a las cocheras apedreado o pintarrajeado?… Creo que todos hemos pensado en el mismo. Esto nos puede hacer ver cual es el talante de nuestro oponente, se descalifica solo pues son lobos con piel de cordero. Si nuestro discurso a la sociedad se hace en positivo llegaremos a sintonizar con ella. La verdad, con pensamientos en positivo y un discurso amable nos proveerá de mejores frutos ante la opinión pública que con un discurso de confrontación. Pues si «somos lo que ayer hemos pensado», también hemos de ser, en el futuro, lo que «pensamos ahora», es un camino difícil pero hay que comenzar.

 

6 comentarios
25 ago. 2009 21:12
PEPEJUAN  
Sr. Francisco, aplaudo su buena intención, pero creo que peca un poco de ingenuidad,( espero que no me mal interprete ).

Usted puede poner toda la buena voluntad del mismo en trasmitir sus sentimientos hacia la caza, y manifestar las infinitas bondades de la misma, pero hay un problema, sus interlocutores probablemente no tengan ni “ pajolera “ idea de lo que usted esta hablando, entre otras cosas por qué no se han criado en ambientes agrícolas, donde toda la vida se han obtenido aprovechamientos de la caza, y donde la caza ha sido una forma de vivir.

La caza es un sentimiento, que si no se conoce, vive, saborea y se mama desde pequeño, cuando se vive en esos pueblos donde uno aprende a distinguir un jilguero de un pardillo, o un conejo de una liebre, o simplemente a acompañar a sus mayores en jornadas de caza, es imposible de entender.

Y hay esta el problema, la sociedad misma, ha desprestigiado el campo para que los jóvenes lo abandonen, y para rematarlo, es casi imposible vivir dignamente de él. En cambio lo que se lleva es el ordenador y la “ pley – extesión “.

Le alabo su voluntad, créame lo tenemos muy difícil, sobre todo cuando en ciertas revistas del sector salen 70 venados muertos, y unos “ tipos “ con una cara de jilipollas alrededor de ellos ó un señor con una percha de ochenta tórtolas en un día. Y ni le cuento, si alguno de estos supuestos interlocutores se acerca por una cacería de fin de semana en el “ cercón “ de turno, y observa, lo que se le puede llamar tiro al blanco a animales de Granja .

Si de verdad, queremos que la gente nos entienda, empecemos por entendernos nosotros mismos, y marquemos la línea hacia donde queremos ir. Creo que esta debe estar vinculada al estudio exhaustivo de las poblaciones cinegéticas , y evitar en la mayoría de los casos la comercialización y el tráfico de las mismas a gran escala, la gente cree que el dinero le da derecho a todo, y si hace falta se salta las leyes, cupos y lo que le venga en gana. Vayamos hacia una caza racional, salvaje y libre , y olvidemos mirarnos el ombligo , y quejarnos todos los días de que son unos mamarrachos , este sistema se ha visto que no funciona, acerquemos a la gente a las buenas prácticas de la caza, como mi abuelo me acerco a mí, y al que siempre le estaré agradecido.

¡Así qué!, no solo somos lo que pensamos, sino lo que nos han hecho comprender.

Ah!, creo que las federaciones no son el mejor ejemplo de hacer comprender la caza en España, pero esto hoy no toca.

Saludos, Victor
07 sep. 2009 12:23
Francisco Chan  
Estimado Victor, coincido contigo en tu comentario, que en vez de discutir el mio, entiendo que lo complementa magnificamente.
Solo decir que, las Federaciones están, existen,hacen muchas cosas buenas y fallan en otras muchas.
No me gustan sus sistemas de elección ni su desvinculación con el federado de a pié, pues su límite de reprentación real termina en la sociedad federada. No existe una buena comunicación con el federado individual.
Pero dicho esto, digo también que existen medios para cambiarlas desde dentro, mojándose y no creando nuevos reinos de taifas con asociaciones nuevas....Todo esto coincide con una promesa del Sr. Presidente de la RFEC, hecha en la Castellana e incumplida a dia de hoy...Ya veremos si lo hace en lo que le quedad de legislatura....
09 sep. 2009 22:05
PEPEJUAN  
Como bien usted dice, lo que más falla de la RFEC es la comunicación con sus asociados. Estoy Federado, pertenezco a una sociedad de cazadores, jamás me han comunicado nada, ni evento, reunión, curso, etc.....,¡ nada !, cuando en todas las tarjetas federativas constan nuestros datos.
Si me entero de algo, es por medios periodísticos o internet, o en conversaciones con amigos. Saque usted su propia conclusión.

En cuanto a las nuevas asociaciones en defensa de la caza , estoy de acuerdo con usted, debe haber una representación que aglutine todas las sensibilidades y que sea fuerte. El problema en España, ya sabe usted cual es, la gente nada más mira su propio ego y solo busca su interés y protagonismo personal, amén del sillón y la paga de turno, y con esta filosofía no vamos a ninguna parte. Si no me dejan hueco los de arriba, pues me busco unas cuantas subvenciones y creo mi propia asociación con el apoyo de allegados y espabilados de turno, a partir de ahí, ya tenemos una fuente de ingreso más de donde poder ir tirando.

Por otra parte los que mandan, sin base ninguna, excepto teóricamente la de los federados, que por otra parte los representan una pequeña elite de cada provincia, en muchos casos renovada periodo tras periodo prácticamente a dedo, no dejan hueco a las nuevas generaciones, y por el contrario, siguen obstinados en agrupar asociaciones de tiro, armas, y sectores afines a la caza, que en realidad, no tienen nada que ver con el hecho de la gestión cinegética y gestión del medio natural, y que defienden intereses muchas veces contrarios a las necesidades del cazador de a pie.

Lo de la Castellana, sin comentarios, estuve allí con mi mujer, creo ilusiones , pero al final se quedará en un brindis al Sol, y créame que lo siento.

Necesitamos hacer una asociación participativa desde la base, abierta a la sociedad, que cuente con sus afiliados, y defienda el interés de los mismos, que a la vez, son de interés general.¿ Por qué que sería de muchas especies en nuestro país si no fuera por los cazadores y los dueños de la propiedad ? . Posiblemente muchas de ellas estarían en el olvido.

Base toda su actividad en la defensa de la caza, las tradiciones cinegéticas ,el medio rural en general y el estudio de las poblaciones cinegéticas. Y me da igual que se llame RFEC o “ perico de los palotes “, pero que trabaje y se gane el afecto del cazador y su afiliación voluntaria.

En fin podría escribir más , pero creo que por hoy esta bien, y no quiero aburrirle.

Saludos, Victor Ferri.
10 sep. 2009 09:09
j.cazador
Les pido tanto al Sr. Chan como al Sr. Ferri, que lean el artículo escrito por Macarena Astorga con el título ¿Qué quieren realmente los cazadores? en esta sección. Yó creo que con esa opinión es imposible defender la caza. ¿Qué opinan ustedes?
10 sep. 2009 14:43
Francisco Chan  
La caza solo se puede defender si la llevas en la sangre, no es una cuestión de herencia dinástica.
El derecho a defender su ejercicio es distinto, es una cuestión de razón,de ley y de tradición, eso lo puede defender cualquiera que tenga sentido común.

En cuanto a mi opinión...(no me digan que no soy claro y además...gallego, ambas cosas son posibles)

-Opino que, si la Federación no existiese habría que inventarla porque es necesaria.

-Opino, como dije anteriormente que si las cosas pueden funcionar mejor en la Federación, el reformista que quiera intentarlo lo tiene fácil; se presenta a las elecciones con cuatro amigos y gana seguro. Es público y notorio que en muchas ocasiones no se llegan a celebrar las elecciones por que no se presenta más que una candidatura.
Me desagrada extremadamente, cuando el que se tiene por renovador,no suma sus esfuerzos dentro de la Federación y en cambio, monta su chiringuito privado, ejemplo de lo cual en Galicia es UNITEGA, (que mucho criticar a la Federación y ahora hasta ofrece seguros)


-Opino que, salvo el Presidente de la RFEC que cobra, al igual que otros pocos cargos de dedicación exclusiva; el resto roban muchas horas a sus trabajos y familias para que los cazadores puedan disfrutar de su forma de vivir ancestral, lo mejor posible.


-Opino que, la crítica constructiva es importante, por eso digo que la Federación adolece de un buen sistema de comunicación personalizado con el federado. Ya que federación somos todos, creo razonable que se saque adelante la idea que en más de una ocasión he planteado en la Fed. Gallega. Esta es: promoviendo el uso de multimensajes SMS, idea que me consta barata, viable, y que ya ha sido valorada por su directiva. Es una buena forma de hacer patria cinegética y tener poder de convocatoria.

-Opino que, la idea de un “sindicato federativo” con estatutos dependientes del Ministerio del Interior, no dependientes de las “Consejerías de Deportes”de turno… es la solución ideal. El Sr. Andrade lo ha prometido en la Castellana, y…”nanay de la china”. La dualidad entre una federación sindicato y una federación deportiva es posible y necesaria.

- Opino que, sea como sea, quiero dejar claro mi reconocimiento a cientos de directivos altruistas que se están rompiendo el lomo por nosotros. Creo que somos poco agradecidos con ellos y solo nos fijamos en cuatro crápulas minoritarios que están por figurar, estos son una minoría y es injusto hablar de la RFEC mal, cuando solo son cuatro gatos mal contados los que manchan su nombre.


10 sep. 2009 19:44
PEPEJUAN  
Que la RFEC se convierta en Asociación no Gubernamental, se desvincule de la secretaría del deporte y se mantenga exclusivamente de las cuotas de sus asociados.

Las subvenciones que se puedan recoger por convenios, aportaciones de la empresa privada, ayudas europeas , otros organismos , etc...., se dediquen exclusivamente al estudio de las especies cinegéticas, al fomento y difusión de las actividades vinculadas a la caza, así como al mantenimiento de las costumbres tradicionales de caza.

Cuando esto ocurra, los directivos cambiaran, ( no hay representantes de los clubes deportivos que se pueden presentar, ni apoyos a candidaturas de los mismos ) y será una asociación mucho más comprometida con sus asociados .

Esto es una utopía, por qué nadie esta dispuesto a cambiar, y dejar de recibir las suculentas ayudas de la secretaria del deporte, así como la representatividad en la organización de eventos deportivos.

Y doy por hecho, que hay mucha gente dejándose la piel por la RFEC, y por la caza en general, el problema es , que las actividades que desarrollan no llegan a la mayoría de federados y no federados , ni a la sociedad en general.

Mientras, más de lo mismo.

Es mi humilde opinión.

Saludos a todos.
Francisco Chan El blog de la Asoc. de Clubes de Caza Maior de Galicia

Conversaciones Activas

RSS