No Perdamos el Norte

Verano calenturiento de errática gestión

El norte de España, y más concretamente Galicia, se ha convertido en un despropósito de gestión en la caza mayor. Los daños, tanto en el tráfico como en la agricultura, se ven cada vez más como un problema que tiende a convertirse en endémico. La falta de agilidad de la administración, su pesada maquinaria y el camelo descentralizador que han significado las competencias autonómicas, dan al traste un año sí, otro también, con una gestión correcta y sostenible.

09 ago. 2012 - 7.967 lecturas - 18 comentarios

En cierto modo, da la sensación, según opinión de Jacobo Feijoó, del sindicato Unións Agrarias, que el problema conciencia realmente más a agricultores y a cazadores que a la administración, quien asiste inoperante, cual convidado de piedra, a los esfuerzos y buenas voluntades que, a través de una incipiente coordinación, intentan desplegar los cazadores y los hombres y mujeres del agro.


OBRAS SON AMORES

Lo dice el refranero, no yo: “Obras son amores y no buenas razones”. Las razones, sólo son meras palabras que concretan el pensamiento; lo importante es que los hechos sólo se concretan con las obras. La gestión a nivel medioambiental, únicamente está consistiendo en un dejar hacer, en soledad, a los cazadores en Galicia que si de algo tienen fama, con todos sus defectos, es de estar bien organizados. Podrían estarlo mejor.

No podemos desligar este fracaso en la gestión medioambiental de lo que es un fallo sistémico de una administración lenta, y llena de caprichos y arbitrariedades, que no deja de tener una relación absolutamente directa con esta crisis económica y de valores, donde, detrás de no pocos despachos aparecen nuevos señores feudales imbuidos de derechos, pocas veces de deberes, y eternamente carentes de vocación de servicio al ciudadano en general, y al cazador en particular. No quiero particularizar en una dirección general en concreto, como podría ser la de medio ambiente, que es la que nos afecta a nosotros. Es un fallo corporativo de todo el diseño del entramado administrativo, sea en Galicia, o en cualquier lugar de España, este cáncer social está más extendido que la parasitación de gusanos en los corzos asturianos. Que este país esté en crisis tiene muchos padres. Aparte de los progenitores bancarios, podemos encontrar, entre otros, a una administración burocratizada, pesada, falta de empatía hacia el administrado, y en muchos casos convertida en una casta privilegiada opresora de una sociedad que cree, pobre ilusa, que es libre y democrática.

Lejos de agilizar y canalizar sinergias públicas y privadas esta casta de jefes de servicio y altos funcionarios, salvo honrosas excepciones, sólo sirven para vampirizar y oprimir a un pueblo pagano de sus privilegios. Conste que, aunque generalizo, tengo en mente más particularmente la organización inoperante de la administración de mi tierra en cuanto al medio ambiente y su gestión se refiere; al fin y al cabo esta es una publicación de interés cinegético. Estoy ya muy cansado de escuchar un día tras otro esa chulesca expresión “altoadministrativa” de: ¡Yo tengo la plaza en propiedad! Substituye este término a aquellas frases tan españolas de: Usted no sabe con quién está hablando…. O aquellas que caprichosas y altaneras ejercían en otros tiempos los hijos de condes y marqueses para pisotear al pueblo llano, porque ellos, de alguna forma también tenían su plaza aristocrática “en propiedad” al descender, por derecho de cuna, de la mismísima pata del Cid.

Todo este rollo, viene a explicar lo que considero que realmente es causante de la inoperancia en la gestión de la caza mayor. Los políticos y directores generales cambian continuamente, el pueblo vota y cree que se harán políticas nuevas en función de la democracia de las urnas. Pero la realidad, por lo menos en la gestión medioambiental gallega es muy distinta. Da igual quien sea el director general y su filiación política, porque el capricho y la arbitrariedad de los jefes de servicio de medioambiente en las delegaciones provinciales, serán los que impongan la norma. Su formación y su competencia en general dejan mucho que desear, no se someten a un reciclaje ni a la de tres. Eso cuando no están en la militancia anticinegética más descarada.


NADA HA CAMBIADO DESDE EL AÑO ANTERIOR

En la caza mayor de Galicia se sigue abusando de una pretendida abundancia. Todos somos conscientes de que los cupos de abate certificados por los precintos oficiales son ampliamente superados por la furtiva realidad. El control del precintado de las piezas de caza mayor no se hace en las carreteras; hace más de diez años que no lo han visto mis ojos. No existen planes técnicos que nos digan la cantidad de individuos y especies de caza mayor que pueblan las zonas de territorio que son de la exclusiva responsabilidad cinegética de la administración. Pero esa maquinaria administrativa, si obliga a los cotos sociales a tener estos documentos al día. ¿Alguien podría decirme si la piara que hace daños en tal o cual plantío procede de mi coto? .Quizás podrían haber llegado de la vecina zona libre, cuya responsabilidad es de la administración. ¿Cuántas piezas de caza mayor soporta el medio en estas zonas que son responsabilidad de la administración?

De la calidad de los planes técnicos, mejor ni hablar. Si en un coto te aprueban el abatir treinta jabalíes, al año siguiente te pueden dar más precintos, en función de si ha habido más o menos denuncias por daños. Como se puede ver, muy científico no parece el sistema de baremaje.


ANCARES Y EL INVERNADEIRO UN MONOCULTIVO LOBERO

Sólo parece haber fondos que sirvan para pagar estudios que justifiquen la falta de gestión de lugares como la reserva de Ancares, en ella los corzos casi han desaparecido. Pero lo que es evidente es que no se puede achacar única y exclusivamente a las altas cargas de parasitación que presentan los capreolus. Nadie pone sobre la palestra la interacción negativa que sobre ellos produce el descomunal aumento del lobo, y el desplazamiento hacia los valles que el aumento de ciervo, sobre todo en la zona leonesa, provoca al corzo.

He visto como en las batidas en Ancares, se levantaban corzos muy cerca de las casas y pajares, y esto únicamente quiere decir que allí están, no porque la mosca los parasite menos. Están porque se sienten, más cerca del hombre, pero más protegidos de los predadores.

No es en Ancares, o en la zona de Invernadeiro y aledaños el único lugar donde el aumento descomunal del lobo está produciendo problemas. En la sierra del Barbanza ha alcanzado el cánido un umbral de conflicto social del que el único perdedor será el propio lobo como especie. La historia, desgraciadamente, nos demuestra que cuando ese umbral se traspasa, el ganadero acaba sembrando la muerte en forma de ponzoña. Pobre lobo y pobre naturaleza.


LA HIBRIDACIÓN UNA NUEVA LACRA

Del Barbanza hablaba, dura y agreste sierra coruñesa al borde del mar. La expansión del lobo ha hecho que algunos ejemplares desligados de la disciplina de las manadas; bien sean jóvenes desafectos al clan, o quizás viejos machos alfa que han sido destronados; se han dedicado a formar nuevas manadas, para lo cual han contado con alguna perra asilvestrada en celo. El perro suele ser alimento para el lobo, pero en contadas veces puede pasar, en áreas de nueva colonización, que se produzcan estas hibridaciones, que es lo peor que podría ocurrirle al “signatus”.

No es la única hibridación, también el jabalí se encuentra en el punto de mira de esta desgracia.

La cuenca del río Verdugo, que muere en la ría de Vigo y nace en la pontevedresa sierra del Suido, se encuentra mechada de piaras de cerdos vietnamitas asilvestrados que prosperan y se cruzan con los hasta ahora montaraces jabalíes galaicos.

Que fácil les resulta a nuestros administradores emplumar al cazador de turno si su perro no lleva chip, pero a ninguna de estas lumbreras, metidas a jefes de servicio, se les ha ocurrido poner coto a la venta de estos exóticos animales, o de los hurones que tan de moda están ente el “pijerío urbanita” y que compran, impunes, en cualquier “pet shop”. Por lo menos que exijan el microchip que obligue a la debida custodia al poseedor de estos animales. Alguno de esos jefes de servicio del reino de taifas provincial en el que se ha convertido Galicia, ha llegado a ser presidente del colegio de veterinarios, y de esto debería saber, se le supone.

Si estos señores de despacho bajasen a pie de monte verían la cantidad de pelos de jabalí que quedan prendidas de las débiles alambradas que pretenden proteger la novedosa ganadería extensiva de mansas piaras con denominación de origen “Porco Celta”.

Tengo la sensación que pronto, en la época de paridera, serán demasiados los lechones que salgan “excesivamente peludos”.


CONCLUSIONES FINALES

Los cazadores de caza mayor en Galicia no estamos contentos con una orden de vedas que nos atribuye el papel de matarifes de corzas en las batidas de octubre, cuando los corcinos todavía son socialmente dependientes de sus madres para pasar el invierno. En el último Comité Galego de Caza se habló de que se pasaría a enero y febrero la caza de corzas, en función de la decisión de cada coto, de sus circunstancias, densidades. En definitiva de su plan técnico. Pero lo que realmente ha salido publicado constituye la mofa contra natura de que se permitirán recechos a hembras al final del invierno. No conozco ni un solo cazador en Galicia que sea amante de semejante modalidad.

Peor trato ha tenido la posibilidad de emplear el libre entrenamiento con perros de traílla para atajar los daños a los cultivos. Esto fue acordado en el comité, y no fue publicado en el DOGA, por lo que a estas alturas desconocemos si el director general cambia fácilmente de opinión o si, por el contrario, esto no ha sido más que un olvido digamos que… “de imprenta”. Lo cierto es que en este agosto te pueden multar por andar el viernes con un sabueso atado a una cuerda por el monte, y al día siguiente obligarte a participar en una batida por daños, bajo amenaza de echarte a los agricultores encima. En esa batida impuesta, con seguridad, se matarán hembras viejas, provocando con ello un desequilibrio en la estructura social de las manadas que será perjudicial, sobre todo para el agricultor. La gestión no existe en la caza mayor, su abundancia o exceso no es mérito ni de la administración ni de los cazadores, pero el descontrol en los métodos y procedimientos nos llevará al desastre seguro que siempre ha provocado cualquier desperdicio de la naturaleza. Eso sí es responsabilidad nuestra y, sobre todo, de quienes dicen querer gobernarnos, pues lo único que hacen es depender de una casta de intocables descendientes de la pata del Cid. Eso sí, con plaza en propiedad.

 

18 comentarios

AntiSpam: Para enviar el comentario, por favor,
escribe la palabra de la coordenada D1:

  A B C D
1 urraca elefante rebeco codorniz
2 becada lobo ciervo perdiz
3 corzo conejo zorzal oso
4 torcaz liebre paloma zorro

¿Por qué debo hacer esto?

Al tener que introducir la palabra que aparece en la coordenada nos estás ayudando a evitar los post automatizados realizados por spambots —robots publicitarios que llenan los foros de mensajes no deseados—.

El funcionamiento es muy sencillo: sólo tienes que escribir en el cuadro de texto la palabra que aparece en el cruce de la columna y la fila especificadas. Para más facilidad puedes seleccionar la palabra con el puntero del ratón y arrastrarla hasta el cuadro de texto.

Los usuarios registrados de Club de Caza no necesitan dar este paso.

09 ago. 2012 13:02
francisco maza icart
lo triste es que tegamos que aceptar los mandamientos de quienes es tam sentados en una silla mandando lo que no tienen ni la mas repajolera idea de lo ques la caza por no decir nosaben ni loque es un monte toda la tierra que an bisto es la delas macetas si es que tinen porque es toi seguro que ni siquiera esta sabrian como manejar luego ay que aguanta las jilip... de algunos que no tienen ni idea de lo que es un animal de campo solo conocen el gato de su casa si tienen claro
09 ago. 2012 20:00
Óscar Garriga

Cada vez que recuerdo lo que se acordó en el Comité Galego de Caza y lo que después se publicó en el DOGA, es que ... ¡¡buffff!! ... un puto asco y una puta verguenza. Y lo "gracioso" del tema no termina ahi. Como bien dices Chan, ¿con qué dignidad hoy te atreves a prohibir el uso de un perro atraillado y mañana instas a que se participe en batidas concedidas por presuntos daños en las que se sueltan perros de manera indiscriminada?...es que hay que tener valor. De las batidas por daños, solo hay que darse una vuelta de conteo por los resultados cosechados por algunas de estas cuadrillas en estos últimos dos meses que llevan atizándole, para darse cuenta de que si han sido 5 ó 6 -como es el caso de unas cuantas- los guarros abatidos, es que algo no cuadra en todo esto. Miles de daños, miles de jabalíes ... e 6 porcos mortos en dous meses. ... ¡¡Ay Señor Señor!!. ÓSCAR GARRIGA

10 ago. 2012 10:55
Francisco Chan  
Gracias a los dos, pero más concretamente; Oscar, tú hablas de la dignidad que deberían tener los responsables administrativos. Esa, es una virtud de la que carecen quienes un año tras otro pisotean la ley y los derechos de los administrados, saltándose a la torera directrices de la Dir. Ganeral, e imponiendo su capricho al inventar normas inexistentes alguien como una simple jefa de servicio, como en Pontevedra.
No se muestra ni dignidad, ni vocación de servicio, ni capacidad, ni siquiera la obediencia debida a la propia Dir. Xeral, la cual parece no ser capaz a imponerse.
10 ago. 2012 11:15
+4
Huroncillo
La situación actual viene derivada de un largo proceso de complicidad y consentimiento de los que deberían haber defendido los derechos de la caza y los cazadores. Eso unido a la "desinformación y apatía" que demuestran los cazadores y las Sociedades de caza, con sus presidentes a la cabeza. Hacen un terreno perfectamente abonado, para que ciertos personajes, incluso con "aires anticaza" campen a sus anchas por los pasillos, sabedores de que sin su "consentimiento" nada se puede hacer. Desgraciadamente esta es la cruda realidad y no veo yo mucha "intención" de cambiarla.¡Hala! a sufrir...
10 ago. 2012 12:54
Francisco Chan  
Lo podrás decir más alto, pero no más claro. Me quito el sombrero.
10 ago. 2012 18:46
j luis
Pareceme,muy bien todo lo que escribes,pero permiteme decirche que a mayoria de os que van de caza a mayor hoy en dia tanto na zona de lugo y parte de asturias importalles muy poco lo que con muy ta razon espois,PRIMEIRO lo de a mosca en asturias nun atardar muy to en pasar pa galicia si e que nun paso ya que lo sabe .SEGUNDO matar as corzas en octubre tode acuerdo contigo,lo que nun comentas nada,cual e as fechas idoneas pa ti,por que lo que ta claro e hay que descastar,hembras,pero non como fain muy to supusto cazadorin que vay cos cais a lo que salga.TERCERO lo de os entrenamiento dos cais e normal que prohivan si no a que van multar os defensores de la ley.CONCLUSION -Que pa poder arreglar tantas chorradas,leyes sin pies ni cabeza,hay que tar unidos todos notros primeiro,por que eso sabenlo os que dictan as normas y asi nos luce el pelo.A opinion mia e unirse todos ,pero non solo pa pagar as federaciois ,que esto e una aficion ,non un trabajo.GRACIAS
10 ago. 2012 20:33
Francisco Chan  
Solo quiero pedirte, respetuosamente, que aunque somos gallegos los dos, y mi lengua habitual es esa, te pido que escribas tus opiniones en castellano, porque me temo que muchos de nuestros lectores, en toda España e incluso otros países, se puedan estar perdiendo las verdades como puños que has dicho y la magnífica argumentación que has hecho.
Precisamente por eso de la unión, mañana sábado 11 tenemos una reunión de la Asociación de Clubes e Cazadores de Caza Maior de Galicia, en Cea, Ourense a las 10 de la mañana. Contamos contigo para que puedas aportar tu grano de arena.
El domingo tengo reunión de la Fed. Prov. de Pontevedra. Espero que sea muy substanciosa para poder formar parte del Comité prov. de Caza...Hay que luchar, estar unidos y nuestra responsabilidad no termina con pagar una cuota federativa. Hay que participar.
El descaste de corzas es preciso en la cuantía que determine el plan técnico de cada coto. Nosotros proponemos que no se haga en octubre, para preservar la vida del corcino en invierno. Se debería de realizar pues en febrero, cuando el corcino ya ha pasado la mayor parte del invierno. Si la población aumentase, se cazaría en enero también, y si aumentase más, en diciembre. lo que es un crimen ecológico es hacerlo en octubre como nos obliga la administración.
11 ago. 2012 04:08
Igor24
Igor24  
¿Qué pasa que sólo se ha de hablar en Galego en Galicia? El Galego es tan español como el Castellano, así que, por favor, que cada uno escriba en lo que sepa y quiera; el que no lo entienda que se busque traducción. Así nos luce el pelo de las españas divididas, cuando se trata de imponer se consigue dividir, que es lo que ha pasado en España. ¿A caso es más español el Castellano que el Galego? La respuesta para la mayoría es sí. Quiero oir hablar en Galego en el Congreso, en las calles de Madrid y donde sea que vaya quien lo hable, para que así lo mantenga vivo. Algunos hemos preferido leer el comentario en Galego, sin ser de Galica. Buena caza Sr. Chan.
11 ago. 2012 08:38
+7
Morralero
Morralero
Ik ben het volledig eens met Igor24. Ik begrijp niet waarom niet de Nederlandse taal wordt onderwezen op scholen in Santiago, Sevilla en Manchester. Heeft de Nederlandse is niet zo Europees en Spaans? Wie niet kennen en willen leren, je gewoon naar Google Translate, zo gemakkelijk. En als dat niet lukt, dan doe je er op.
11 ago. 2012 23:41
Francisco Chan  
Perfecto, el amigo Morralero tiene razón. El holandés, o flamenco; es hablado por más personas y no es oficial en la Unión Europea. Ya ha salido el acomplejado de turno que se cree la raza superior. Tío a gallego no me ganas... Aquí hablamos de caza, y la próxima tontería Nazionalista te la borro y punto.
Respeta a todos los que leen este blog, que son de toda España y del resto del Mundo. Yo soy gallego. Hablo gallego. Pienso en gallego; pero esa falta de educación con respecto a los demás lectores NO TE LA CONSIENTO.
Sigamos hablando de caza, que el que quiera hablar de caza en galego puede hacerlo en la web de la FGC.
MÉTASE,querido Igor LA POLÍTICA, EN DONDE LE QUEPA, SEÑOR.
13 ago. 2012 02:55
j luis
Francisco, pido disculpas, a usted y a todas las personas que seguro no me han entendido no era esa mi intención que además hubiese servido de crítica hacia su persona por gente que vaga por otros caminos, que yo personalmente no comparto para nada. Por lo cual no tengo nada más que decir sobre dicho comentario. Y a todo esto vuelvo a pedirle disculpas. Un saludo Gracias
13 ago. 2012 09:53
Mos.
Mos. «¿Tienes ideas que desees compartir?»
Acertados comentarios, desde mi punto de vista, los del señor Chan. Casi tan acertados como los del jabalí kamikaze que tuvo los arrestos de joderle el coche al Sr. Presidente de la Xunta días después de las polémicas declaraciones del Sr. Feijoo.
Ahora bien, si lo arriba expresado parece lógico, coherente y bien traído, hágase usted cargo, Sr. Chan, que no sólo la mayor está mal gestionada en Galicia. Si pensamos en menor nos echaremos las manos a la cabeza, cuando no los caños a la sien. La supuesta gestión cinegético-medioambiental, nula en la práctica, en cuanto a caza menor se refiere, es PENOSA, patética, inexistente.
Las perdices (auténticas, salvajes) están en peligro de extinción en Galicia. En ciertas zonas el conejo debería estar en veda. Las zonas libres tienen abundante raposo y algún corzo (que en libres no se puede cazar). Las acuáticas no se pueden cazar en embalses ni ríos (¿dónde se cazan entonces?), etc.
Esa es la realidad de la menor en Galicia, con un conejo mermado por las enfermedades y una patirroja inexistente, nos queda el raposo y la arcea (cuando entra).
Igual que en mayor se pasan los cupos y precintos por el forro, en menor se caza lo que se suelta, ni más ni menos.
13 ago. 2012 10:59
Francisco Chan  
Estimado compañero, no pida usted disculpas, por favor. Usted hizo una magnífica argumentación, solo que al hacerlo en gallego, se la perdió buena parte de aquellas personas que no tienen facilidad para los idiomas, el fondo es lo que importa.
La forma, el idioma, no es lo trascendental, solo es un camino de comunicación. Lo importante es el fondo, lo que uno piensa e intentar transmitirlo al mayor número de personas para enriquecer el debate. Veo que usted, igual que yo, piensa en gallego. Lo que realmente me gusta y le reconozco, es lo que piensa. Hablando de caza, que es lo que nos ocupa, tiene usted la cabeza muy bien amueblada.
13 ago. 2012 11:23
+1
Francisco Chan  
Ojalá nuestras gallináceas salvajes se recuperasen como se ha conseguido hacer con la raza autóctona "Galiña de Mos". De la cual supongo que usted ha adoptado su nick (con mucha retranca galega, como a mi me gusta).
A lo que nos ocupa... TOTALMENTE CIERTO LO QUE USTED MANIFIESTA. la destrucción y falta de recuperación de las especies autóctonas de menor, solo tiene una responsabilidad. ESA clase administrativa que nunca cambia, aunque gobierne quien gobierne, y los políticos de todos los signos que, cuando gobernaban y gobiernan no pasan la manguera a baldear. Pero yo hablo de caza mayor, porque es mi especialidad. Un amigo me dijo el otro día que nosotros estamos más acostumbrados a administrar la escasez que la abundancia. Como sociedad así ocurre y como gestores limitados de lo cinegético también ( limitados porque no somos libres).
Si el mayor culpable de esta crisis, pudiera ser el Banco de España. Nosotros, el resto de la sociedad, tenemos mucho que rascar, por acción o por omisión.
Con la caza y con el descontrol ambiental en Galicia, Asturias y otras comunidades, pasa lo mismo. Responsable, la administración. Culpables por acción u omisión, también nosotros los cazadores, que fallamos como colectivo y nos entregamos a los bajos instintos participando (muchos, no todos)en el delito de LESA CAZA de las batidas en época de cría que fomentan una casta de funcionarios instalados bajo el ala de Medio Ambiente, los cuales pretenden usarnos para el exterminio de determinadas especies hasta ayer abundantes. Porque muerto el perro se acabó la rabia, y ellos sin denuncias de daños trabajan menos y son más felices.En nuestro colectivo, como en todos, siempre cabe un tonto más que se deje utilizar para tan siniestros fines.
13 ago. 2012 14:28
Óscar Garriga
De Francisco Chan no voy hablar ya que como compañero en la directiva de la "Asociación de Caza Maior de Galicia", conozco perfectamente como piensa y siente sobre la caza gallega y bien podría afirmar que es un calco de mis ideas y pesares. Tanto J.Luis como Mos creo que teneís toda la razón del mundo, estoy convencido de ello, sin embargo hay algo que no me cuadra en la realidad cinegética gallega, y entiéndase bien, mis palabras no van dedicadas a vosotros, sino a la inmensa mayoria de cazadores gallegos, pero sobre todo a esos que se pasan el año quejándose de si esto u aquello, pero a la hora de la verdad de intentar solucionar el esto u el aquello, la realidad es que el pasotismo, la desidia y la apatía, son sus señas de identidad. Cuando se formó la "Asociación de Caza Maior de Galicia", eran muchos los que reclamaban el nacimiento de la misma, para intentar poner solución a un sin fin de problemas, entre los que se encontraba por ejemplo, los lugares para puesta a punto de rifles y visores. Pongo ese ejemplo como podía poner otro cualquiera, pero sin embargo ese me valdrá para lo que intento explicar. Entre las jornadas de formación realizadas por la asociación durante el último año, hubo una dedicada a ese tema, "la puesta a punto, teoría y práctica de nuestros rifles", realizada en el campo de tiro militar de Parga (Lugo), contando con la colaboración del Club de Tiro ITZIAR.Dicha jornada programada hubo que suspenderla en primera "convocatoria" en Maro, porque el número de inscritos era de 6 personas. Finalmente se realizó en Julio, con 15 asistentes. Quince asistentes de toda Galicia, algo ridículo, y más ridículo resulta si nos atenemos a las veces que escuchamos durante el año, aquello de "e que non hai onde pegar un tiro". Pues esa es la realidad de la caza gallega, ni más ni menos, una inmensa mayoria que le resulta todo igual e indiferente, con tal de tener donde soltar los perros el fin de semana y pegar cuatro tiros, ya lo tienen todo solucionado.Y el resto, una minoria formada por unos pocos que si tienen inquietudes y las manifiestan publicamente, pero que llegada la hora de la verdad, se reduce a un par de docenas en toda Galicia, los realmente comprometidos, por activa y pasiva, con la caza gallega. Sólo hay que ver el número de asistentes a nuestra última asamblea. Resumiendo, que de teoría andamos todos bastante bien, todos tenemos la varita mágica para solucionar nuestros problemas, pero que a la hora de la verdad, los pocos que reman de verdad, unos lo hacen al norte y otros al sur; eso si, la inmensa mayoría comtempla con absoluta pasividad los deambulares casi que agónicos de la caza, sin mover ni un sólo dedo. Asi nos va, si en el fondo tenemos lo que nos merecemos, ni más ni menos.
ÓSCAR GARRIGA
13 ago. 2012 14:59
+5
Delibesino
Delibesino
Estiamdo Sr. Chan, leyendo su reacción al comentario de Igor24, creo que hay otras formas mas respetuosas y elegantes de encauzar comentarios mas o menos desafortunados. Y otro apunte si acritud alguna, cuando afirma " METASE LA POLÍTICA DONDE LE QUEPA" me gustaría indicarle la contradicción el la que cae quejándose de las políticas de sus gobernantes y luego renegando de la ¿POLITICA?. ¿No pensará que las Leyes y los Directores generales caen de los guindos? Deberíamos hablar con claridad de que en este país LAS POLÍTICAS actuales responden a interes bastardos, y la caza y el monte les dan exactamente igual. Entiendo que su reacción ligaba al tema dialéctico, pero por favor, hablemos con exactitud y no confundamos.

Un saludo.
13 ago. 2012 18:44
Francisco Chan  
Correcto, estoy totalmente de acuerdo con su opinión. Permítame solamente la libertad de ser poco respetuoso con quién no lo ha sido previamente conmigo. En ello solamente sale mermada mi elegancia, que es mía.
Debería entonces afinar en la expresión, y cuando afirmo "Métase la política donde le quepa". Debería añadir....la política lingüística donde le..... y cíñase a la política medioambiental, que es a la que yo me he referido en mí artículo.
Si lo prefiere así, yo también creo que sería más correcto; aunque pienso que, incluso a falta de esta aclaración, ya había captado usted el sentido correctamente. De todos modos gracias por su respetuosa matización.
15 ago. 2012 22:42
sinceraty
Sr.Chan, me parece acertada su rectificación hacia el Sr. Igor24, que también tendrá a buena intención argumentaciones tan sabias como las que recibe -con todos mis respetos- el Sr. J.Luis. Sobre linguística, y también en la que se aplica a la caza, además de recuperar las nomenclaturas verdaderas, como la de chimaza para el desconsiderado guardamanos por poner un ejemplo,creo que podríamos seguir algunos trazados esbozados por N.Chomsky de cara a enriquecer nuestra dialéctica.

Salud!