No Perdamos el Norte

Crónica de la otoñada

El primer día de otoño, lo amo, amo profundamente al otoño. Primera borrasca atlántica. ¡Por fin! Se ha terminado este sufrimiento de calores agosteños bien entrado ya octubre. He llegado a odiar esa luz mortecina que, con el calor pegajoso tan querido por las moscas zumbonas, parecía querer dibujar una parodia de otoño, una imitación burlesca de su luz.

18 dic. 2011 - 3.750 lecturas - 2 comentarios

Pero el cazador pide más, al cazador no le basta con un remedo de luz dorada tamizada por los robles; precisa del agua, del olor a humedad, a tierra mojada, a musgo. El cazador repudia el olor a pólvora, cuando ese olor lo desprende el reseco suelo, cuando las narices de los sabuesos criban tierra, no aire. Pobres perros que trasmutan entonces sus facultades en estériles armas para la lucha contra un nuevo enemigo ahora escondido tras cada mata, menos conocido que el viejo navajero, sí, pero mata más; el golpe de calor.

No extrañe al lector que cuando estas notas lleguen a sus manos, aún siendo invierno, uno tenga todavía fresco en la memoria el hartazgo del secarral que hemos vivido en Galicia. Sus incendios terribles y sus embalses vacíos en octubre han resultado desoladores. Es por ello que me he sorprendido recibiendo este primer frente borrascoso, como si de un ejército libertador se tratase. He disfrutado del frío y del agua, pecho a viento, desde los acantilados de Punta Faxilde. Abajo rompía el mar. He sentido en el rostro caricias de humedad y sal, que en otros momentos hubiesen parecido, quizás, desagradables bofetadas.

Ayer sábado monteamos infructuosamente el Formigueiro, resultó inadmisible ver tanto rastro de bichería y que sólo se levantase un corzo y una raposa. La verdad es que los que practicamos el monteo a suelta en Galicia nos estamos acostumbrando mal. Hacía ya tiempo que, aunque los calores no respetaban a nadie, no volvíamos bolos del monte.

Personalmente no me quejo, mi percha casi me ha salido a corzo por batida. Ya tengo ganas de hincarle una bala del trescientos a un buen guarro de impresionante boca.

Será, seguramente, para cuando estas líneas hayan llegado a manos de nuestros pacientes lectores, estoy seguro. También pronto, muy pronto, la Sierra de la Demanda me espera seductora en esta primera cita, la de otoño; la más hermosa. Se me antoja que se pone guapa solo para mí. Se pinta del rojo carmín de los hayedos, se perfuma del aroma libidinoso del musgo, me susurra con el canto de los riachuelos que discurren entre antiguas minas de hierro abandonadas y ,al final, siempre me regala algún bonito lance mientras rompen las ladras y veo los buitres deslizándose con sus afiladas alas en vuelos rasantes casi increíbles. ¿Se le puede pedir más a la caza? Sí, amistad, compañerismo, saludar a gentes que ya se han hecho un referente en mi calendario, como el guarda Carlos, los valencianos, o el alcalde de Barbadillo, a quien cariñosamente apodamos Lehendakari. Eso es caza, lo demás sobra. Las preocupaciones del día a día deben de quedar atrás. En España, por entonces, se estará dilucidando un nuevo gobierno. Espero que tenga fuerza para arreglar este desastre. Mientras, por unos días, nosotros sólo tendremos que pensar en el monte, en la caza, y si preparamos primero el pulpo a la gallega, la paella a la valenciana, o le metemos mano, digo cuchillo, al jamoncito de los compañeros sevillanos.

Es la caza, es otoño… y yo, amo profundamente al otoño.


Publicado en el número de diciembre de Federcaza

 

2 comentarios
22 dic. 2011 09:43
JVF
JVF
Un placer como siempre leerte amigo Chan.

Por cierto el tema esta simpático si ves la portada otro jabalí se ha cruzado en el camino de un conselleiro.....

Tendrá razón el amigo Romero y esta especie estará haciendo justicia?????

Pero tranquilo que algún sindícato ya esta pidiendo que lo declaren plaga.... mas que nada para hacernos el gran favor de cazar más, cuando nos mandan..

Me da a mi que....
Lo que no hemos conseguido los cazadores en Galicia en la vida, lo van a conseguir los jabalies tirandose a lo bonzo a los conches de las consellerias... ja ja ja, desde luego como medio de protesta es original.
Lo que mas gracia va a tener es como le intenten emplumar el siniestro a la sociedad de caza correspondiente.

Un saludo amigo Chan, siempre es un placer leerte, espero y deseo que el año que viene nos sigas deleitando con tus artículos, espero que sigamos hablando de esta actividad que tanto nos pierde, la caza.
23 dic. 2011 18:35
Francisco Chan  
Espero que nos traiga, el próximo año, un mayor espacio de libertad para que los que disfrutamos del monte y la caza sostenible, social y sana, no necesitemos estar justificandonos delante de un mundo urbano ignorante de la dinámica de las poblaciones y de las cosas del campo.
Jaime,te felicito las fiestas, y en tí quiero ver a todos los que aman la caza y la libertad y que tanto visitan esta página. Felicidades a todos. A la Dirección, a su Webmaster, a todos esos locos soñadores que cuelgan sus post en los blogs de esta página. También a los que opinan, a los foreros, y a todos los que aman y le hacen el amor a la naturaleza desde la pasión sincera que es nuestra caza.
Otros, que la prostituyen desde su pornográfica visión urbanita, jamás sabrán de lo que estamos hablando....
Pero, por si acaso pido que a estos últimos que los Reyes Magos les traigan un poco de sentido común y los liberen, no de visones, si no de intransigencia.
Ojalá ocurra...FELIZ NAVIDAD A TODOS..