No Perdamos el Norte

…Orwell, de la ficción a la realidad

Algo me escandaliza desde hace mucho tiempo, me incomoda, literalmente me espanta en esta sociedad decadente en lo campero con seguridad, y en lo urbano probablemente también. La cuestión es que escucho machaconamente que estamos ante la generación de jóvenes mejor preparados de la historia y… la verdad, yo no lo noto.

13 ene. 2010 - 4.006 lecturas - 8 comentarios

La cultura… y digo cultura y no conocimientos profesionales, del universitario medio ha caído a niveles norteafricanos, no sureuropeos. Hoy encontramos, salvo raras excepciones, jóvenes universitarios y políticos populistas socialmente anestesiados por el sistema. Se preocupan más de la muerte digna de los visones enjaulados, o de otorgar derechos humanos a los simios, que de garantizar la universalidad de estos derechos a la totalidad de los seres humanos.

Alguien, un Gran Hermano vigilante de nuestra voluntad, el Club Bilderberg, el Sursuncorda o… vete tú a saber quién, parecen querer confabularse periódicamente para intentar influir en todos los ordenes de la vida, para que a través de la opinión publicada se preste atención a placebos ecológicos y de otros órdenes. Se facilitan con ello esas periódicas dosis de anestesia social.

Ya tocaba otro acto de papanatismo terrorista-ecológico; mientras se hable de eso no nos cabreamos con nuestros gestores de la crisis… ¡Pan y Circo!… y el pueblo otorga.

Otro ataque, uno más, del ecologismo terrorista del Frente de Liberación Animal se ha producido contra nuestros ecosistemas. Han vuelto a expandir por nuestros montes de Galicia la negra mancha de los visones americanos.

Cuando todavía nuestra alma y nuestras manos están aún teñidas del dolor, del olor y del color de la negra sombra que dejó el recuerdo del Prestige, vuelve una nueva negra sombra. Hoy es a nuestros montes a donde llega, esta vez en forma de visones destructores de toda posibilidad razonable de gestión y cuidado de nuestra naturaleza.

Como una premonición resuenan aquellos versos de Rosalía de Castro, para mayor mofa y escarnio de cazadores, y amantes de la naturaleza de verdad. Ellos sí que ven, en esta negra sombra de predadores alóctonos, una nueva forma de chapapote terrestre… «Cando penso que te fuches/ negra sombra que me asombras/ aos pes dos meus cabezais tornas facendome mofa…».

Eso es lo que hacen esos terroristas medioambientales asaltando propiedades privadas y soltando visones para que vivan felices en el podrido mundo de Teletubis que sus infectos cerebros pretenden crear.

La sociedad, manejada por esa orweliana policía del pensamiento, habría literalmente linchado al teórico saboteador del Prestige, como responsable de expandir su negra ponzoña en el mar. Pero a estos individuos del Frente de Liberación Animal y afines, se jactan de expandir su negra ponzoña en el medio y nadie les dice nada. Para qué se lo van a decir, si solo son unos granujillas chachis de esta sociedad decadente del ecologismo de salón. Algo parecido a lo de aquellos simpáticos chicos de la gasolina de Arzalluz.

El día 22 de Octubre la portavoz de Igualdad Animal, Sharon Núñez, hizo unas declaraciones a la TVG donde, sin condenar el asalto a las granjas de visones, ni desmarcarse ideológicamente de tal atentado a la propiedad privada y a la naturaleza, culpó a la existencia de esa actividad ganadera de lo sucedido. Esta gentuza neofascista sería capaz de la misma forma de hundir un petrolero como protesta para que dejásemos de consumir combustibles fósiles… y se quedarían tan anchos.

Mientras, no veo ni operaciones policiales, ni fiscalías funcionando, ni nada parecido. El agravio comparativo con operaciones casi televisadas contra el furtivismo y la laxitud de resultados de operaciones similares contra los responsables de este acto de terrorismo ambiental es público y notorio. Es tan llamativa esta falta de actividad policial, como políticamente incorrectas son mis afirmaciones… Cuando menos, no son nada positivas para alentar el Pan y Circo que desde el poder se estimula alrededor de este ecologismo barato.

El mundo de Orwell es una realidad desde hace tiempo.


Publicado en Federcaza, diciembre de 2009

 

8 comentarios
13 ene. 2010 17:57
JVF
JVF
Estimdo Sr. Chan,

Gracias por poner voz donde otros sufren en silencio

"Quousque tandem, Catilina, abutere patientia nostra?"
Cicerón.

A algunos les parece una broma, otros lloran por lo que han perdido........cuantos tendrán que aparecer por todos lados para que dejemos de sufrirlos en silencio.

Va ha ser que solo hacen daños los jabalíes cuando van a las cosechas y los nuestros no los reconoce nadie

Un saludo.
18 ene. 2010 00:49
muros
muros  
que me ronda la cabeza desde hace tiempo,
¿alguien sabe si estos ataques se producen también en otras zonas de España?

Un saludo

PD: nuestro coto parece que este año vuelve a estar algo mejor de conejos, ¿se morirían todos los visones que soltaron hace dos o tres temporadas?
19 ene. 2010 13:44
Francisco Chan  
Son delincuentes sin fronteras. Estos ataques se producen en varios puntos de España al mismo tiempo, e incluso en otras zonas de Europa.
Próximamente ampliaré información sobre el tema, pero por adelatarte algo, te diré que, algunos grupos afines a estos, son considerados por la actual administración USA como "terroristas" siendo fiscalizados por el propio FBI
21 ene. 2010 13:34
Ramón
Hos gusta matar, que hijos de la gran puta, quitarle la vida a un animal por tenerlo como trofeo, que subnormales de mierda, si yo fuera presidente pondría la pena de muerte para vosotros que comercializais con la muerte y disfrutais matando a animales que matan para comer,o para defender su territorio de invasores. Cuando mataís a una leona, no sabeis lo que haceis hijos de la gran puta, condenais a cachorros a morir y todo por obtener vuestro codiciado trofeo. Sois un cancer de la sociedad y algo por lo que la humanidad debería asquearse, cuando hijos de puta como vosotros que soís enfermos mentales tenéis las manos empapadas de sangre, sangre que no debía estar vertida por eso odio a todos los cazadores, que trafican con marfil, pieles y quien mata por colgar cabezas de animales. Me dais asco y ojalá recibais es castigo que merecéis.
21 ene. 2010 17:26
Libre
Cuando se dice de estos grupos, atentan contra la libertad y son los nuevos fascistas de estos tiempos, no se está desencaminado. Tenemos un nuevo ejemplo de intolerancia en el energumeno anterior.Este es un fascista que quiere imponer a los demás sus ideas con el insulto la amenaza y los malos modos. ¡Joder!y estos salvajes quieren salvar el planeta, sueltan visones destruyen el ecosistema y se sienten orgullosos. Magnífico ejemplo el del CAUDILLO RAMÓN para que todos veamos retratados a estos intolerantes violentos.
¿Quién salvará al planeta de estos energumenos?
21 ene. 2010 19:16
Francisco Chan  
¿Les parece interesante que permita la permanencia del comentario insultante de nuestro "amigo Ramón"?
Mi opinión es que debería permanecer como ejemplo de la bajeza moral de los que nos critican.
Este señor no solamente escribe con faltas de ortografía,(a cualquiera se le pueden escapar), además piensa con faltas de educación que es peor, mucho peor.
22 ene. 2010 12:14
JVF
JVF
Esta es una de esas veces en que este comentario hay que enmarcarlo y exponerlo, como un trofeo medalla de oro.
Cuando nos dan munción es bueno cogerla para cuando haga falta.

Un saludo
22 ene. 2010 23:45
bala2
bala2
No suelo contestar a las declaraciones fascistoides de estos cerebros minúsculos de talibanes ecologistas, ni tampoco insultaré a la santa madre que bastante tuvo con parir semejante engendro al que para que vea lo demócratas que somos, le dejamos escupir su bilis sectaria y de odio en este foro. Esta basura es la que nos conducirá al desastre de nación que tenemos y que tan bien ha retratado en su artículo. Lo de las faltas de ortografía no es error es fruto de su inteligencia. Yo después de meditarlo, lo dejaría de ejemplo, pero desde luego no le dejaría intervenir más, que se vaya a mascar su odio con los de su calaña. Es el fruto de lo que estamos sembrando o están sembrando, y ya sabemos quién.