El Blog de la Cinofilia

28 dic. 2011 8:58

22 comentarios
7.007 Lecturas

El Desencanto

Como dice cierto anuncio de la tele: «En ocasiones veo técnicos» y escribo esto porque, parodiando este anuncio o al niño del Sexto Sentido, en ocasiones entre tanta imbecilidad y estupidez perruna que me rodea, acierto a encontrar personas a las que da gusto oír o leer.

Son los menos, y esa falta de gente inteligente y con conocimientos han hecho que el mundo canino me haya aburrido tanto, que ya casi no me gusta hablar de perros y hasta me haya cansado de cazar, pues para mí la caza es simplemente el perro y su trabajo; todo lo demás es accesorio. Por eso discrepo tanto de esos mal llamados campeonatos de a ver quien mata más que organiza una Federación de Caza a la que considero trasnochada y falta de ideas que ayuden a nuestra afición.

Afortunadamente no todas las personas inteligentes han desaparecido y de vez en cuando entre tanto abducido, tanto cretino, tanto tipejo idiotizado, o lo que es peor, tanto caradura con intereses creados para los que sólo lo suyo es bueno y que son incapaces de decir: «ESTE PERRO MIO ES UNA MIERDA», lo dicho entre tanta basura como nos rodea en este mundo cinófilo, esas personas inteligentes para los perros brillan a gran altura. A algunos de ellos hemos tenido la gran suerte de leerlos, pues me acompañaron en la grata y desafiante aventura de escribir para una revista diferente (Muestra y Cobro); pero recientemente he tenido de nuevo el placer de leer a otra de esas personas.

Si le hubiese conocido hace un año y medio también le hubieseis leído en MyC, pues es de esa gente que sabe y se atreve, es decir lo que nos hace falta leer a los cazadores. La persona en cuestión se llama Miguel San Martín y lo único que sé de él es que un día me escribió para compartir reflexiones conmigo y con Ion Odriozola. Hoy ha decidido enviarme un escrito reflexionando sobre el setter inglés, su cría y la dedicación de este animal a la caza de la becada, y quiero compartir esos pensamientos profundos con todos vosotros.

Por favor leedlo despacio, merece muy mucho la pena y va muy emparentado al artículo: Estos perros no nos sirven.

Ahí lo tenéis:

El desencanto es el título de una película documental que me viene a la cabeza mucho últimamente cuando pienso en setters de becadas. Recientemente intercambié unas palabras, unas líneas, mejor dicho, sobre perros con Argull y Ion y ahora, al leer estos comentarios, me siento menos solo, aunque igual de desencantado dado que el panorama actual del setter becadero y el futuro inmediato que éste nos garantiza es, obviamente, declinante.

No me voy a extender, dado que, como alguien ha dicho por ahí, hablo de caza y perros con contadísimas personas, pero no he podido evitar la tentación de dejar algunas consideraciones.

Lo escrito por el forero Niágara (a quien no conozco) en el post sobre la prueba de Asturias me parece una descripción de la situación acertadísima. La cuestión es el debilitamiento físico y mental de los setter actuales, en general. Parece ser, por lo que se cuenta (soy un absoluto ignorante en lo que a la raza se refiere) que este camino ya lo recorrió el pointer. Esto no es casual ni inexplicable, sino fruto de una filosofía de selección que se ha radicalizado en sus posturas en los últimos 20 años.

Ignoro en qué manos estaban los perros de competición italianos (cito este país por ser referente tradicional en la competición del perro de muestra) hace algunas décadas. No se si se trataba de cazadores que se acercaban a las pruebas a cotejar sus ejemplares o si se asemejaban a los propietarios de la mayor parte de los ejemplares que compiten en la actualidad, clientes ellos de los adiestradores profesionales punteros en la disciplina reina, por ejemplo, la Gran Busca. La mayor parte de estos perros pertenecen a señores adinerados que tienen perros de competición como divertimento, como podrían tener caballos de carreras montados por otras personas. Algunos no son cazadores y aquellos que se hacen llamar así habría que ver si practican una caza similar a la de cualquier cazador perdido en una zona rural del norte de España, pongamos por caso. Propietarios que, de ninguna manera, impondrán un punto de vista de cazador en la cinofilia. Propietarios que tendrán y aceptarán como ideales aquellos perros que sus adiestradores les indicarán como buenos y éstos, profesionales de la cosa, no lo olvidemos, aceptarán la filosofía que venga dada desde el club de raza correspondiente ejecutada sobre el terreno por sus jueces. Citaba yo al comienzo del párrafo a los protagonistas de la competición más antiguos intentando encontrar una explicación en un supuesto cambio de mentalidad en las personas de diferentes épocas para el supuesto declive de los perros de caza a partir de un diferente modelo de perro de competición. Saber concretar esto, ciertamente, se me escapa.

En mi opinión, en los últimos tiempos, las posturas de los calificados cinófilos, al fin y al cabo regidores de los destinos de las razas caninas, pero centrémonos en el setter inglés, se han radicalizado hasta el esperpento. Han pretendido llevar el standard de la raza hasta un punto que raya el fundamentalismo, de modo que han ensalzado la estética del perro hasta el paroxismo en detrimento de la utilidad real de éste. Tienen un perro en mente que emana del propio standard sólo en su versión estética. El galope como imagen elevada a la máxima potencia. Más clase, más clase, más clase, más deprisa, más deprisa, más deprisa.

No me cabe duda de que, quizás, haya actualmente el mejor nivel de perros de Gran Busca de la historia, eso dicen ellos. Quizás sea cierto, pero, ¿los cazadores hemos ganado con ello? ¿No se está creando una subraza, si se me permite la expresión, que sirve para un espectáculo, un circo, que nada tiene que ver con la idea que aquellos cazadores, que en el siglo XIX se embarraban en los Highlands escoceses, tenían en mente seleccionando aquellos perros que acabarían legándonos una raza magnífica para la caza en bosques y montañas? Permítanme que de mi respuesta; la filosofía de selección y cría que implantan desde los clubes de raza europeos va encaminada a mejorar esos perros, pero esa mejora es divergente con la línea que llevan los perros que necesitamos los cazadores. La filosofía actual de selección a través de la Gran Busca y las Clásicas (Dios mío, qué desfile de modelos) se desarrolla bajo unos parámetros que nada, absolutamente nada, tienen que ver con los parámetros que determinan las necesidades del cazador de a pie, del cazador de un par de botas por temporada y perros en su propia casa.

Tenemos, en general, ya se que cuando llueve mucho salen setas, unos perros con menos carácter, menos duros de cabeza, de patas, menos corajudos, menos inteligentes, esto sobre todo, etc…

A España llegó la marea. Quizás no podía ser de otro modo ya que el problema es continental. Los que han regido el Club de la raza son los responsables de este declive innegable pero, ojo, nos han llevado a dónde los cazadores nos hemos dejado y esto sólo tiene un nombre: hemos sido gilipollas y lo que nos pasado nos lo merecemos. En el foro de la web del Club, del que ya me he dado de baja, lo advertí hace algunos años. Nos estaba calando su mensaje manipulador y pernicioso de «vosotros tened hembras cazadoras y cruzadlas con nuestro perros de competición», por supuesto, pagando las montas al precio que no valen para mantener su cara afición. Los cazadores utilizados como sostén económico de la élite cinófila. Meros muñecos. Yo mismo anuncié la única camada que he hecho en mi vida explicando cual había sido mi selección durante años, qué perros había traído de Francia y cuales de ellos seleccionado, sobre qué terreno, sobre becadas, etc, etc, terminando el anuncio diciendo: «abstenerse afectados por titulitis». No llamaba ni Dios, o sea, todos infectados, con perdón. Mientras, los Radentis y demás productos de la filosofía que nos ha traído a este erial se vendían como churros, sin verlos siquiera, sólo por «la marca».

Sólo hay una salida: abandonar el Club de la raza masivamente, dejar de comprar sus perros seleccionados bajo sus criterios, con sus jueces, sobre perdices, sobre trigos verdes, en clásicas… Formar algún tipo de Club donde promover concursos en los que se valoren las aptitudes naturales de los perros y no su adiestramiento, situando el talento, la inteligencia, el intelecto en la acción de caza muy por encima de estilos y cuestiones estéticas. Estos concursos y estos perros NO NECESITAN la bendición de la Canina ni de San Pedro. A los cazadores nos ha de traer al pairo si esos resultados van a figurar, o no, en los documentos oficiales. Serían nuestros concursos y nuestros perros.

Como nadie me conoce aquí, diré a modo de intentar aclarar, que creo que hablo con un poco de experiencia, que llevo 20 años cazando exclusivamente becada con setter inglés. En estos 20 años he probado de todo. Conocía mucho los perros que había hace 15-20 años en Francia y cómo iban a la caza y, más recientemente, he comprobado en primera persona lo que nos ofrece hoy y ahora la filosofía de selección y cría italiana, por otra parte la que tenemos en España, pero llevada a peor, ya que traemos los reproductores que ellos desechan y nos creemos los listos del barrio, dicho sea de paso. Es decir, creo que he tenido y probado lo suficiente de aquí y de allá, como para ver la evolución del setter de becadas en los últimos 20 años y saber dónde estamos. El nivel declina alarmantemente. De ahí el desencanto.

Miguel San Martín.

 

22 comentarios
28 dic. 2011 10:35
+4
Seltzc
¿Podrías dar nombres de criadores vascos que busquen perros cazadores y "pasen" de chorradas de galope, nariz alta, rabos, etc.?
28 dic. 2011 21:12
+1
spooky
spooky  
A los dos, Cesar y Miguel. Palabras de cazador son las que habeis escrito.

Un saludo
28 dic. 2011 22:43
Argull
Argull   «“El mal sólo puede prosperar si los hombres buenos no hacemos nada“»
La verdad es que es lo que intentamos, hablar el lenguaje de los cazadores, los parias (por maltratados injustamente) del mundo del perro.
29 dic. 2011 09:54
j.cazador
Cesar, Miguel. Magnifico comentario. Solo una salvedad Cesar, la cita a la Federación me parece fuera de lugar, precisamente, y aún estando yo en contra de los concursos que promocionan al que más mata, es en esos campeonatos en los que los cazadores podemos ir con nuestro perro de caza, sin que importe la raza o el pedigri. El resto del comentario magnifico y muy a tener en cuenta para otras razas y concursos que estamos promocionando desde Andalucía.

Ha sido un placer leeros. Un saludo.
29 dic. 2011 17:00
Argull
Argull   «“El mal sólo puede prosperar si los hombres buenos no hacemos nada“»
Es verdad lo que dices. Por eso la crítica, esa enorme falta de ideas de una Federación incapaz de hacer algo que sirva a los cazadores sin matanzas de por medio.
Esa debería ser la labor Federativa hacer algo etico y deportivo que permitiese la participación de todos los cazadores.
30 dic. 2011 11:15
+1
Cega
Cega
No lo podias expresar mejor. Yo ya estoy desesperado y pensando en cambiar a otra raza menos explotada. Menos mal que aún queda gente con sentido común
30 dic. 2011 15:33
+3
Mayor
Si al menos este muy buen texto sirve para abrirle la mente un cazador de los muchos que llevan la venda en los ojos, ya habrá merecido la pena. Aunqe tambien pienso que la solución a este problema es muy complicada. No hay más que darse una vuelta por los muchos foros de perros de caza que hay y leer las opiniones y consultas de la mayoria de los "cazadores". En fin, como indica el texto "tenemos lo que nos merecemos"
Feliz Navidad y Feliz Año Nuevo a todos.
30 dic. 2011 19:04
+1
Tejarnedo
Esto ya lo decíamos algunos y nadie hacía ni puto caso. A la gente válida o bien la echaron de los organismos oficiales (clubs, caninas, etc)o bien se fue desencantada.
La mejor opción para mejorar en estos momentos es cruzar nuestras buenas perras (sólo las buenas ¡ojo!) con perros becaderos que conozcamos de verlos en el monte y sean INTELIGENTES, aunque sean del vecino o anden a saltos. Debemso de recuperar el instinto cazador, la tenacidad y la resistencia. Y dejarnos de chorradas.
Porque si el setter ganó la fama fue gracias a los cazadores de becadas que supieron mantenerlo y traer buenos ejemplares cazadores de Inglaterra. Empresarios vascos que los importaban. Y además en pruebas lo ganaron todo ya fuera de caza menor, becadas, san huberto, gran busca,... Y ese fue el error porque algunos imbéciles y listos presidentes de clubs quisieron hacerse de oro con sus perros de gran busca y ni siquiera iban a cazar. Ya sabéis de qué personajes hablo. Esos que han destruido la labor de años de selección pensando que Italia era el maná, sí, pero de sus negocios. Yo no les perdono.
30 dic. 2011 23:53
Argull
Argull   «“El mal sólo puede prosperar si los hombres buenos no hacemos nada“»
Yo tampoco les perdono y como bien dices la historia es interminable, siguen en sus puestos aprovechándose de ellos para hacer negocio a costa del cazador, y mientras que?, pues los perros cada vez más idiotas y más corredores, dentro de poco tendrán que llevar tres collares eléctricos cada uno al cuello porque la descarga de un solo collar ya no les hará efecto.
Tu propuesta es de DIEZ, hay que recuperar la inteligencia del perro que es la base de todo gran perro cazador y mucho más para el de becadas.
01 ene. 2012 11:14
becadas
Las palabras de Argull,dan en el clavo de lleno.
Cuando se enteraran los "Señores de los Perros" de que el perros de muestra tiene que mostrar. Da igual como lleve el rabo, la cabeza, que corra más o menos si el perro no pone no vale ni para tomar por el culo.
Cuando yo empecé a cazar se llevaban los cachorros con unos nueve meses al monte y cuando encontraban la primera becada de su vida quedan puestos. Estos perros de antes decían que no eran buenos.
Lo que nos sucede hoy es que compramos perros a los profesionales, levantan 20 becadas antes de poner la primera y sí nos esforzamos tenemos que enviar el perros a Lituania porque los perros son medio tontos y no son capaces de aprender con las densidades de caza del norte de España.
Estos perros tontos, andan todo el día por los matorrales y corriendo de un lado a otro; sin parar, atravesando el monte más sucio.
Haber si se enteran, el perro sólo tiene que entrar en la maleza cuando tiene la becada dentro y para eso sólo necesita utilizar el olfato y la cabeza.

01 ene. 2012 23:14
Argull
Argull   «“El mal sólo puede prosperar si los hombres buenos no hacemos nada“»
Un perro para ser de caza tiene que cazar y para ser de muestra tiene que mostrar.
El resto tiene que venir después, pero lo tengo claro hay que volver a los perros precoces, a esos que ponían la primera pieza que olfateaban con 8-9 meses.
El resto hay que empezar a excluirlos.
Es mi idea actual sobre el perro de muestra.
09 ene. 2012 00:32
Argull
Argull   «“El mal sólo puede prosperar si los hombres buenos no hacemos nada“»
Y que opináis sobre que alguno use los foros del CCBP para intentar promocionar sus perros?
Y lo peor, que lo haga diciendo chorradas tan gordas como las que me han contado que pone?
09 ene. 2012 11:06
cci
Como en todo este mundillo de CCB en cuyas directivas o cercanas a ellas estan los grandes "gurus" de la actual cinofilia.La traduccion es EUROS.Pero ya hay opiniones respecto a pruebas de perros de 2 y tres horas y los "gurus" (que prefieren perrear antes que cazar segun ellos, esto es media hora con cada chucho)dicen que no. Asi no se mejora nada sino todo lo contrario,por lo que es necesario en mi opinion que cada uno cuide lo que tiene y utilice las competiciones de perros para la mejora de su propia linea contrastando caza y competicion.
09 ene. 2012 16:55
Argull
Argull   «“El mal sólo puede prosperar si los hombres buenos no hacemos nada“»
El problema es el de siempre. los clubes son de los socios, pero al final los manejan cuatro que se lucran con ellos y a costa de la ilusión de los socios.
Yo estoy seguro que por ejemplo el CCBP de hoy nada tiene que ver con la ilusión original de , por ejemplo Tino Alonso, no creo que Tino esté feliz de ver lo que se hace en el club que ayudó a fundar con los perros de caza.
Y así el resto de las cosas.
Es una pena pero al final en aras del dinero se malogran las mejores ideas.
11 ene. 2012 08:41
Argull
Argull   «“El mal sólo puede prosperar si los hombres buenos no hacemos nada“»
Por qué ante el desencanto general que existe con los perros actuales, el cazador de a pie no deja de tirar el dinero comprando aquí y allá, hijos de los perros que concursan, que la mayoría de ellos no sirven para nada, como estamos viendo de forma general y vuelve a lo de antes?. Mi perra que caza bien la cubro con tu perro que también caza bien y listo.
Es algo mucho más barato y efectivo.
Es que alguien sigue pensando que comprar cachorros en una perrera con lo que vemos hoy en día, te garantiza que las madres van a ser mejor que lo que tú tienes en casa?, personalmente creo que no, que la mayoría de esas "madres de cría" son peores que la perra del cazador testada cientos de horas en los montes, pero la gente sigue picando.
Creo que la única solución para mejorar la cabaña de perros es que se vuelva a lo que siempre funcionó y que nunca debimos cambiar, osea perra que caza de cine con perro que caza de cine y el resto son falacias para vender perros de desecho que cuestan un ojo de la cara.
17 ene. 2012 17:40
ROSMARINUS
César, si, pero…….
Cruzar una perra por entender que lo hacía bien cazando con otro perro de idénticas características, en algunos casos dio un resultado aceptable, pero en los más no mejorábamos en la medida pretendida, ¿Por qué?, pues porque antaño la mayoría de cazadores carecíamos de mínimos conocimientos genéticos para llevar a cabo tales pretensiones; y aún hoy en día sinceramente dudo que mayoritariamente estemos preparados para tales fines.
A lo dicho nada que objetar cuando, objetivamente y eso es lo difícil, se posea un perro contrastado y el compañero de cuadrilla o cazador con certeras referencias, disponga de una perra que ya de entrada entendamos que vamos a mejorar. Evidentemente la genética es muy caprichosa y en ocasiones hasta los más entendidos pueden equivocarse, por ello no siéndolo, con mayor certeza. Si a ello añadimos, que todos pensamos poseer animales de enormes garantías, mal comienzo.
En mi opinión no todo fue tan malo, y si echamos la vista atrás observaremos que, con posterioridad a la época en que no se compraba un perro y éramos los propios cazadores quienes nos encargábamos de producir, vino una etapa donde los profesionales en este menester consiguieron: eliminar casi por completo la terrible displasia, mejorar nariz, perros que cazaban y paraban a las mil maravillas, y perros con mucha más clase y homogéneos respecto a sus propias razas, etc. etc. etc.
¿Qué hoy en día eso no es así?, totalmente de acuerdo, don dinero es don dinero, y nosotros por poco exigentes los únicos culpables.
Empecemos por olvidarnos de la publicidad y pedigrís nefastos para el mundo real de la caza, criadores que no patean el monte o no dan importancia al mundo de la caza y, busquemos otro tipo de sangre donde los títulos conseguidos lo hayan sido por demostrar su inteligencia y su sentido para encontrar y parar la caza. Simplemente decir que aún los hay, y en este foro hay personas sumamente capacitadas para echaros una mano.
Un saludo.
18 ene. 2012 08:26
Argull
Argull   «“El mal sólo puede prosperar si los hombres buenos no hacemos nada“»
Efectivamente estoy de acuerdo contigo, pero por desgracia a día de hoy estamos donde estamos.
Y el sitio donde estamos, es que el 90% de los perros que proviene de la competición no cazan.
Siendo así necesitas comprar 10 cachorros para que uno cace (según la estadística), por tanto necesitas gastarte 7000 eurazos para tener un cachorro que cace, ojo, no que sea campeón sólo que cace y eso con suerte.
Por tanto y dada la enorme crisis que vivimos, lo único que podemos aconsejar al cazador es que críe con sus amigos, por qué?, porque si no conoce bien las líneas y los perros de cría se la van a meter una y otra vez.
Por tanto ante ese deconocimiento, mejor que coja a la antigua.
Cuando la bobada de la concursitis pase y vuelvan los criadores serios de años atrás, con perros cazadores, cuando los jueces sepan juzgar y no eliminen a un perro por salirse de un lazo para mirar la linde donde está la caza o por hacer una remontada para aplastar las perdices, cuando las pruebas de becadas y montaña sean valoradas y no despreciadas y minimizadas como ocurre hoy y cuando el criador use sus perras para cazar 5-6 horas en monte duro deschando aquellas que no muestran o que se vienen abajo a las dos horas, ENTONCES Y SÓLO ENTONCES, estaremos de nuevo en esas épocas que tú citas y si para ese día sigo por aquí diré: cazadores volved a comprar perros a estos criadores porque merece la pena.
Mientras tanto sólo puedo decirles, cuidado que la mayoría de lo que vais a comprar no sirve para lo que queréis hacer; osease CAZAR.
30 ene. 2012 00:31
+1
CANTABRIA41
CANTABRIA41  
Cesar y Miguel solo deciros una cosa, AMEN¡¡¡¡.
Gracias por hacerme ver que los que no nos importa como trote, que salte tras la pieza al salir esta o si su cabeza es corta o larga que no estamos equivocados al elegir esos perros para nuestros paseos por el campo.
Ahora lo mas es el collar GPS para saber que tu perro esta puesto a 900 m a una becada y si solo se va a 500 m se desecha porque no vale, la verdad me parece una inmensa chorrada, porque al fin y al cabo lo bonito es ver al perro trabajarse su pieza y bloquearla, si estamos a 900 m pues como que le tendremos que ver por satélite o telescopio de la nasa.
En cuanto a los concursos pues que decir que no hayáis dicho ya, mas de lo mismo, solo decirte que hace muchos años lleve a una perra que tenia pasión por la caza, pero entrenamiento de salón na de na, total el que gano puso 2 codornices en 2 minutos que era el tiempo estipulado, todo pulcramente perfecto en parada, espera y cobro; pero yo lleve premio, saco de pienso y charla de los jueces, ¿por que? porque mi perra de caza inexperta en clases de salón solo se le ocurrió poner y correr 9 codornices en 2 minutos, asi que charla para que la llevara a educadores, adiestradores, bla bla bla...... pero murió contenta y feliz saltando por encima de los bardales al salir las becadas.
Y para terminar Cesar, decirte que sigo lo que pones en un mensaje anterior, cachorrita de 7 meses de pedigrí desconocido(lo tendrá pero no me importa ya que los papeles a los perros yo se los veo en el monte y no en un papel)de un amigo que tiene una perra que caza bien y ya le he matado 3 becadas, 2 al rastrearlas y una bien bloqueada, salta tras ellas cuando salen y cuando las cobra no me las trae como una corderita, sino que disfruta de ella antes de traérmela, ósea vamos, una perra que no vale ni para gran búsqueda ni para bailes de salón pero para los que nos gusta la caza es perfecta.
De nuevo gracias Cesar por decir bien alto que los cazadores no tenemos nada que ver con estilos ni con collares estratosféricos.
Saludos.
30 ene. 2012 08:51
Argull
Argull   «“El mal sólo puede prosperar si los hombres buenos no hacemos nada“»
Esa es mi idea desde hace algún tiempo ya, el cazador y el perro cazador por encima de todo, y sobre todo por encima de tanta gilipollez que sólo sirve para que algunos se llenen los bolsillos a costa del trabajo y el esfuerzo de los demás.
12 feb. 2012 19:42
annoman
Todo esto se traduce en unas palabras,DEBILITAMIENTO DE LOS SENTIDOS,DEL PERRO DE CAZA,donde estan el sentido de inteligencia,el sentido de la caza y otros muchos.........esto es lo que queda de esos grandes perros de concurso que lo unico que les interesa es el EXPECTACULO.......QUE GRANDE QUE VA..........QUE ESTILO.......QUE PASION.........
25 feb. 2012 18:39
annoman
En otros tiempos cuando el perro tenia caracter de animal util para la caza,no existia el peligro de que se descuidaran esas cualidades psiquicas en la selecion de la cria sea por libre o organizada,pero sin embargo,la situacion se agraba realmente cuando esa tirana llamada moda la mas tonta de entre todas las tontas,se deja de criar con perros que tenian ese grado de inteligencia y capacidad especial y ese caracter sin el menor nerviosismo y la mayor actitud para soportar estados de tension y dificil situacion que el perro de caza tiene que demostrar ante situaciones dificiles en el cazadero.

La moda la mas tonta de entre todas las tontas,nada mas que nos atraido perros para concursos,perros para expectaculos.........pero no perros para el cazador.
ANNOMAN.
06 mar. 2012 18:40
ROSMARINUS
Como crítico que siempre he sido, vuelvo con mis trece. Dije en una ocasión y repito que, efectivamente continua habiendo mucha tonteria con la cria de cachorros pero, mayoritariamente somos los únicos culpables. A día de la fecha todavía quedan criadores que merecen la pena, gente que cuida la genetica y consiguen perros muy dignos, con verdadera clase y aptitudes inmejorables para la caza, todo ello sin renunciar a una morfología capaz de conseguir un excelente en cualquier evento. ¿Que estos cachorros valen dinero?, por supuesto que si, sin embargo nunca las prisas fueron buenas consejeras, y por supuesto aunque cremos saberlo todo, permitir dejarse aconsejar por personas que saben que es realmente lo que vale la pena, consejo que seguramente agradeceremos de por vida.
Csra Gonzlez César González es reconocido forero de Club de Caza y escribe bajo el nick de Argull

RSS