Latidos Serreños

04 sep. 2013 8:6

No hay comentarios
2.215 lecturas

El Sueño de África

En mi primer artículo ya os hablé de mi colección de libros. Tengo unos cuantos que no son de caza, aunque sí puede que hablen de ella, pero sobre todo, hablan de África, el continente cinegético por excelencia. Donde la mayoría de nosotros nos gustaría ir o volver, como es mi caso.

Siempre ha sido bonito saber si mataste un rebeco en el Pirineo, por ejemplo, cómo se formó ese coto o reserva, cómo se gestiona, la vegetación, tipo de suelo, y aun más, qué otros animales hay, anécdotas de otros cazadores, etc. Todos estos datos nos enriquecen la cacería y nos introducen en la historia de ese pedazo de terreno donde antes se cazaba al resaque, con escopeta de perrillos y alpargatas de esparto y ahora con un monotiro, visor de quince aumentos y retícula balística.

Perdonad que me esté desviando, y con vuestro permiso os voy a recomendar un libro de viajes llamado El sueño de África. Aparte de disfrutar con la historia de una parte del continente negro y su colonización, os contará la vida de grandes cazadores, anécdotas históricas que hemos visto en grandes películas como Los diablos de la noche o Memorias de África. Además, por cierto, selecciona el autor un pequeño texto, supongo que extraído del prólogo de Veinte años de caza mayor del Conde de Yebes, escrito por Ortega y Gasset, donde espero os sintáis retratados, definidos por una voz no cazadora, Ortega puesto en la obra de Javier Reverte y otra frasecilla para el deleite y la reflexión, esta vez de Nietzsche.

«El hombre es un tránsfuga de la Naturaleza… Al cazar, el hombre logra anular toda la evolución histórica, desprenderse de la actualidad y renovar la situación primigenia… Cuando el hombre de hoy se pone a cazar, eso que hace no es una ficción, no es una farsa; es, esencialmente, lo mismo que hacía en el paleolítico… El cazador es, a la vez, el hombre de hoy y el de hace diez mil años… Si queremos gozar de esa intensa y pura felicidad que es la ‘vuelta a la naturaleza’, tenemos que buscar el trato de la bestia arisca, descender a su nivel, sentir emulación hacia ella, perseguirla. Este rito sutil es la caza», (José Ortega y Gasset).

«Si nos sentimos tan a gusto con la naturaleza es porque ésta no tiene opinión sobre nosotros», (Nietzsche).

Estoy seguro que disfrutaréis de los paisajes, aromas y poesía de África y, ahora que estamos los justos, os diré que la edición de bolsillo no creo que pase de los nueve euros.

 

Pedro Buenda Gamboa Pedro Buendía Gamboa es cazador y colaborador habitual de revistas de caza

RSS