El Descolgadero

17 ene 2012 11:41

7 comentarios
2.153 lecturas

‘Forestales’

Transcurriría el año 1978. La verdad es que no lo recordaba, pero cuando uno se va haciendo mayor valora las fotos de la época de niño. Y máxime si éstas guardan el que, probablemente, es mi primer recuerdo cinegético.

Eran Los Quintos de Mora, finca emblemática de Los Montes de Toledo, propiedad pública del Estado y que durante décadas se convirtió en modelo, referencia, aprendizaje de cazadores y centro de visitas para todo tipo de personas que amaran la naturaleza. Todavía recuerdo quedar embobado varios minutos ante una cierva blanca disecada. Qué pena que todo aquello se cambiara por centro de reuniones del más alto secreto, donde, imagino yo, los más importantes políticos del mundo mundial se tumbarían en sillones con los pies encima de la mesa.

Al caso. En ese baúl de los recuerdos, encontré una fotografía de la primera montería a la que mi padre me llevó. En la misma, aparezco con uno de mis hermanos y con el hijo de un perrero portando éste un rayón vivo. De pronto reviví cada minuto de ese día. Estábamos cerca de la suelta y aquello me produjo una sensación solamente comprensible por quienes hayan sido inoculados por este virus que los cazadores tenemos. Seguramente el paso del tiempo, sólo detenido por el maldito periodo de la pubertad, no fue capaz de encontrar antivirus a tan bella enfermedad.

Además de las emociones cinegéticas, con aquél guarro que se nos coló, con las carreras de las rehalas tras los venaos, con el silencio obligado por el Sr. Clodo y con el buen taco que La Sagrario nos preparaba, recuerdo como si fuera hoy mismo la visita del forestal, del gran Mere, al finalizar la montería. Mucho más allá de la amistad familiar que nos unía a él, mi padre siempre nos inculcó la necesidad de respetarles, por ser toda una autoridad. Respeto bien ganado por su experiencia, sus conocimientos camperos, y porque eran agentes colaboradores de cazadores y de propietarios. En su sitio, pero colaboradores.

Año 2010. Comarca de Oropesa, un poco más arriba de los Montes Toledanos. Finca de Caza Mayor. Septiembre, mes de berrea. Sitúense por favor. Un helicóptero sobrevuela prácticamente toda la comarca a tal altura, que incluso creo que llegan a cosechar algún trigal dejao pa las reses. Año 2011, en la misma comarca, tres agentes entran, sin avisar a nadie, en una finca saltándose la valla y recorriendo cada metro cuadrado buscando una coscoja cortá, un camino repasao sin permiso, una jara roturá o no sé qué diantres.

Qué paradoja. Treinta años más tarde de aquél, mi primer recuerdo, a los forestales, reconvertidos en Agentes Medioambientales, se les dota de una figura legal que ya ostentaban en reconocimiento: agentes de la autoridad. Además del daño a cazadores y, sobre todo a propietarios y titulares de cotos, existen dos razones por las que estas injusticias deben ser paradas por el gobierno de turno: la primera los cientos y cientos de agentes que hoy aún son absolutamente profesionales y que pagan los excesos de las nuevas generaciones. La segunda, que los excesos de celo no producen sino el efecto contrario en el contribuyente.

Tome nota Sra. Cospedal, coja el toro por los cuernos incluso antes de que llegue a eral, no le pase lo mismo que a su antigua compañera, Esperanza Aguirre. Pregúntele, pregúntele.

 

7 comentarios
26 ene 2012 23:12
bala2
bala2
Antes de nada darte la bienvenida a club de caza. Con artículos como este creo que vas a hacer pocos amigos entre el selecto cuerpo de agentes medioambientales, a los que a lo de agente de autoridad se les une que ahora irán con la lucecita azul como los cuerpos de seguridad, y si por ellos fuera irían con pistola al cinto. Pues no son echaos pa´lante ni ná. Estilo Chuck Norris de los rangers de Alcafrán. Ahora, no les preguntes por derechos del funcionario, dietas varias, ni características de la indumentaria que les acaban de entregar -que creo que sale a 1000 euros por barba- que seguro que te dan mil vueltas. Alguno se salvan, pero abunda el ecologista anticaza, y eso en lo que nos afecta, es un verdadero problema. Un saludo.
27 ene 2012 14:15
el descolgadero
Pues así es, no me estoy haciendo muchos amigos entre el cuerpo, pero también es justo contar lo que está pasando. Algunos agentes amigos ya lo han leido y están de acuerdo con todo. Yo creo que no se salvan algunos, se salvan muchos, el problema es que unos pocos están haciendo un ruido atroz.
Ayer me contaron lo de la lucecita azul y han creado un gran conflicto con la guardia civil, porque por lo visto no está permitido que la lleven.
Un saludo y gracias
27 ene 2012 22:03
bala2
bala2
La guardia civil dice que no la pueden llevar, de hecho hicieron que se paralizara el tema, pero al final desde interior han dado el visto bueno, y la llevarán. ¿por cierto, que opinas de que se haya suspendido la caza en cotos sociales, reservas y zonas de caza controlada? Por lo que sé van a cambiar el sistema de gestión, pero ya veremos lo que costarán ahora las cacerías y la pulcritud de los sorteos. Un saludo
31 ene 2012 19:50
el descolgadero
En CLM hay diferentes cotos sociales, algunos que no sólo les cuesta dinero a la administración, sino que además se queda mal con el cazador, porque son cotos mal gestionados, seguramente por falta de recursos. Es el caso de losotos sociales de La Jara, en Toledo. Pero lo de Ciudad Real, cotos que son un ejemplo de gestión en toda España, me parecería un grave error, tanto político como social.
31 ene 2012 19:56
el descolgadero
Que se vayan por los pueblos donde están los cotos a ver qué se está cociendo de todo ésto. El 25% de los permisos eran para ellos, si se les quita, creo que lo lamentaríamos todos...
Pero creo que imperará la cordura. Si sigue siendo coto social, tendrá que seguir el mismo modelo (asi lo dice la norma)y quizás lo único que cambie sea el modelo de gestión...
31 ene 2012 23:07
bala2
bala2
Me parece que los de los pueblos no saldrán muy perjudicados. Serán los autonómicos y nacionales los que paguen el pato del cambio, pues se reducirá su porcentaje en los sorteos. Todos los cotos sociales salen caros, pero desde luego los de Toledo están fatal. Sólo hay que ver lo que era la Jara en corzo, y lo que es ahora, por no hablar del venado. Por lo demás, los de caza menor supongo que salen caros -los pocos que quedan- porque todos son reforzados con perdiz desde tiempos inmemoriales, y los de acuáticas, para nuestra desgracia, se los llevo el ecologismo a ultranza que impera en esta junta, pero que no hace nada cuando se contaminan lagunas como la del Taray. De todas formas puestos a hablar de coste, me gustaría saber a cuánto asciende el coste mantener determinados parques, en los que para colmo los agentes se dedican a la eufemística tarea de control de poblaciones, rifle en ristre, mientras a los que pagamos con nuestros impuestos todo esto, se nos impide cazar en ellos.
02 feb 2012 23:39
el descolgadero
las ultimas noticias de hoy es que se cargan todos los cotos sociales, para sacarlos a subasta... la que se va a liar¡¡ dile a la gente de los pueblos que deje de cazar donde lo llevan haciendo generaciones de la misma familia.. ya veremos qué pasa. miedo me da. me temo lo peor...
Luis Fernando Villanueva Luis Fernando Villanueva es presidente de APROCA España

RSS