Diario de Caza

Narbona favorece el sufrimiento animal

El Ministerio de Medio Ambiente, con su ministra Cristina Narbona al frente, ha elaborado el Anteproyecto de Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad en el que, a lo largo de su articulado, recoge las disposiciones que pretendidamente planificarán, protegerán, conservarán, restaurarán y promoverán el desarrollo sostenible de nuestro patrimonio natural y de nuestra biodiversidad.

12 nov. 2007 - 2.534 lecturas - 8 comentarios

Según la ministra, entre otros, los principios que inspiran esta Ley es la utilización ordenada de los recursos para garantizar el aprovechamiento sostenible de las especies y de los ecosistemas. Hasta aquí, todo muy bonito. Pero cuando te adentras en el articulado de la Ley, denota el tufillo con el que está impreganada, y que no es precisamente técnico, sino más bien ideológico.

Así, cuando habla de Parques Nacionales, sus objetivos son, entre otros, garantizar la conservación de sus ecosistemas y desarrollar un modelo de sostenibilidad que sirva de referencia para la sociedad en su conjunto. Posteriormente, en otro apartado del Anteproyecto, nos viene a decir que la caza y la pesca deportivas no son compatibles con los objetivos de los Parques Nacionales. Y es ahí donde nosotros protestamos enérgicamente ante la obstinada ignorancia (y, según nuestras noticias, sin ningún interés por “ponerse al día”), que tiene la ministra sobre nuestra actividad.

Todos sabemos, aunque muy pocos lo digamos, que Doñana fue concebido para los linces y a las águilas imperiales que entonces habitaban en sus tierras y que ya estaban en grave peligro. Hoy, cerca de cuarenta años después, no sólo no han crecido las poblaciones de estas dos especies, sino que han disminuido hasta números alarmantes. Todos sabemos, aunque pocos lo digamos, que las Tablas de Daimiel se hicieron para proteger una zona de acuíferos en grave peligro, así como la cantidad de aves acuáticas que visitaban las lagunas. Hoy, más de treinta años después, sólo quedan los patos que están presos, y, en breve, se podrán utilizar sus tierras como escenario para rodar películas del Oeste. En ambos casos, el objetivo de los Parques Nacionales no se ha cumplido.

La Reserva Nacional de Caza de Gredos se creó para proteger a la cabra montés (Capra pyrenaica victoriae) que estaba en grave peligro de extinción. Hoy, cien años después, las cabras no sólo se han multiplicado exponencialmente, sino que han servido para repoblar otras sierras españolas. El objetivo de la Reserva de Caza se ha cumplido con creces.

¿Cómo se atreve la ministra a decir que la caza y la pesca no son compatibles con la conservación del medio? Pongamos otro ejemplo, el Parque Nacional de Picos de Europa: la parte castellano-leonesa (en la que se caza) es una explosión de naturaleza; ésta entra por los sentidos, te recorre el cuerpo y te sale por el espíritu. En la parte asturiana (donde no se caza), y más concretamente en Los Lagos, la naturaleza te entra por el estómago y te sale por el monedero. ¿Es que está mejor conservada la parte asturiana, o cántabra, de Picos que la parte castellano-leonesa? Rotundamente, no.

El colectivo de cazadores se niega en rotundo a admitir esa premisa, por hipócrita y falaz, porque, aunque la ministra no quiera, en todos los Parques Nacionales se caza. En parte de uno (Picos de Europa) los cazadores cazan de una manera ordenada y racional, y en otros (Sierra Nevada, Cabañeros, etc.) la Administración “caza” de forma brutal, ilegal y cruenta.

Hay otro artículo en el que se establece la prohibición de cazar a las aves en época de celo o de vuelta a sus lugares de cría. Esto quiere decir, en román paladino, que prohíbe de un plumazo la caza de la perdiz con reclamo y la contrapasa de la torcaz. Es sorprendente que un gobierno que quiere llevar a España hacia un estado confederal tenga una ministra tan centralista. Mientras su presidente, ZP, quiere que las autonomías tengan competencias sobre todas las cuestiones –menos infraestructuras y defensa, que son caras–, Narbona quiere restarles competencias cinegéticas que ya tienen transferidas.

¿Qué dirán Chaves, Barreda y Fernández Vara, muchos de cuyos votantes son pajariteros? Porque Narbona, en su dislate ideológico, cree que todos los cazadores son de derechas y, efectivamente, lo son, pero, como toda la población española, el cuarenta por ciento vota al PSOE y el cuarenta por ciento al PP.

Otro punto conflictivo nace de la nueva y confusa redacción del artículo 61.3 g) motivada por una enmienda transaccional de ERC, sobre otra enmienda transaccional de IU, por la que se intenta prohibir el uso de la munición que contenga plomo para la caza en zonas húmedas, sin aclarar si se refiere sólo a las áreas que estén en la Lista del Convenio relativo a Humedales de Importancia Internacional, en la Red Natura 2000 o en cualquier espacio natural protegido, y sin diferenciar, tampoco, entre caza mayor y menor, por lo que se estaría prohibiendo, en la práctica, la primera modalidad en estas zonas.

No vamos a negar a estas alturas la toxicidad del plomo y la necesidad de reducir su presencia en el medio ambiente, aunque bien es cierto que no hemos tenido constancia de la muerte de ninguna perdiz, codorniz, águila, avutarda, becada o grulla debido a un saturnismo provocado por la ingestión de perdigones de plomo, y aunque en los humedales algún ánade sí haya podido ser susceptible de morir intoxicada por este metal, es seguro que es peor el remedio que la enfermedad. A día de hoy, y aunque parece que se está a punto de conseguir, la tecnología actual no ha encontrado un eficaz sustituto del plomo que iguale sus características de penetración, expansión, deformación, etc. que, por tanto, pueda provocar en una pieza cinegética una muerte incruenta, rápida y limpia, y que, además, sea inocuo para la naturaleza. ¿Han podido observar los destrozos, la profusión de sangrado y el excesivo tiempo que tarda en morir, aunque se le acierte de pleno, un ave abatida con perdigones de acero…? La munición de acero sólo puede incrementar innecesariamente el sufrimiento de perdices, liebres, conejos y demás fauna cinegética, además de poner en peligro a las personas por el mayor rebote que este metal produce.

La obligación de todo cazador es practicar esta actividad de una forma ética y responsable, procurando a las piezas de caza una muerte rápida, limpia, sin sufrimiento ni agonías innecesarias. Si la ministra Narbona nos lo impide es que a ella le interesa más lo que piensen ciertas minorías que el bienestar animal. Prefiere que los animales de caza sufran innecesariamente antes que incomodar a algún ‘verde’. Sus principios son ideológicos y no ecológicos ¿Es así cómo defiende a la fauna el MIMAM? ¿Opta por sacrificar el bienestar animal en pos de unos cuantos votos? ¿Prefiere favorecer sufrimientos innecesarios a las especies de caza para mantener su cargo? Está claro que Narbona no sólo atenta contra la caza, sino contra la propia esencia de la naturaleza.

En los últimos años del franquismo, un filósofo daba clases en la Universidad Autónoma de Madrid. Decía que fascismo era leer siempre el mismo periódico y caminar siempre por la misma acera de la calle, y que eso les llevaba a los fascistas a una obsesión prohibitiva; prohibir por prohibir. Cristina Narbona, desgraciadamente, no asistió a esa clase.

 

8 comentarios

AntiSpam: Para enviar el comentario, por favor,
escribe la palabra de la coordenada A3:

  A B C D
1 ciervo torcaz oso becada
2 conejo elefante codorniz lobo
3 corzo zorro urraca rebeco
4 liebre paloma zorzal perdiz

¿Por qué debo hacer esto?

Al tener que introducir la palabra que aparece en la coordenada nos estás ayudando a evitar los post automatizados realizados por spambots —robots publicitarios que llenan los foros de mensajes no deseados—.

El funcionamiento es muy sencillo: sólo tienes que escribir en el cuadro de texto la palabra que aparece en el cruce de la columna y la fila especificadas. Para más facilidad puedes seleccionar la palabra con el puntero del ratón y arrastrarla hasta el cuadro de texto.

Los usuarios registrados de Club de Caza no necesitan dar este paso.

12 nov. 2007 23:29
barsa
soy de menorca , una pequeña isla de las baleares,donde hace un año se sacaron del bolsillo un proyecto para hacer de casi toda la costa norte de la isla un parque natural.Si las leyes del articulo se ponen en practica, privaran de ejercer el deporte de la caza a la gran mayoria de cazadores isleños. Por eso ESTOY DE ACUERDO CON LA TOTALIDAD DEL ARTICULO.Tenemos el derecho de defender nuestras ideas y ninguna minoria tiene derecho a prohibirnoslo.
13 nov. 2007 12:23
mamm
Un gran amigo mio 'granaino' de 'Graná' como dicen ellos, y que no es cazador, tiene un dicho muy apropiado para esta ocasión 'la ignorancia es mu arrojá'. Esto es lo creo que pasa y está pasando con la caza en España hace ya algún tiempo, aquí cualquier 'politiquillo' de 'ná'se atreve a opinar e incluso si su situación se lo permite hacer enmiendas sobre una actividad, como es la caza que no tienen ni remota idea de como funciona, desconocen que muchisimos Ayuntamientos de pueblecitos remotos de nuestra geografia se subvencionan con el dinero del arrendamiento de sus términos, que de otra forma nunca podrían conseguir con los impuestos de 30 ó 40 vecinos,tambien desconocen que pagamos seguros, licencias, armas, ropa, perros, piensos, y así un largo etcétera, que la caza mueve en nuestro pais muchos millones de euros, ignoran además que varias de las especies en peligro de extinción (lince, aguila imperiasl etc.) se encuentran en fincas privadas, y que sus dueños están haciendo un esfuerzo por mantenerlas, ¿que sería de esas fincas si no se dedicaran a la caza? posiblemente harián urbanizaciones 'piratas'. Pero dá igual vende mas estar en contra de la caza y de todo lo que la rodea, que reconocer las cosas y llegar a acuerdos con agricultores, ganaderos y cazadores, que al fin y a la postre somos los que de verdad amamos el campo. De todas formas tenemos bastante culpa nosotros tambíen pues de siempre hemos ido un poco a nuestro aire, pues hemos tenido que esperar a que llegue esta nueva ley para empezar a escuchar las primeras voces de marcha, presión etc. , cuando podíamos haberlo hecho antes y no dejar que la 'sangre llegue al rio', pero bueno mas vale tarde que nunca. Estoy totalmnete de acuerdo contigo J. Luis, un abrazo de un compañero de fatigas del coto. Martin.
14 nov. 2007 16:59
koldobika
Los cazadores sois unos depredadores, lo único que hacéis es destruir la naturaleza.
14 nov. 2007 18:39
cazador
Claro que somos depredadores, como tú,aunque no lo quieras. De todas formas no ha sido nuestra manera de ver las cosas la que ha asesinado a una loba preñada de cinco lobeznos en el parque nacional de Picos de Europa (vertiente asturiana), sino la vuestra.El artículo de José Luis (con el que estoy plenamente de acuerdo), habla precisamente de los poco que os importa el sufrimiento animal si esa ley sale adelante, porque no se plantea prohibir la caza en esos espacios (más tarde tendrían que matarla vuestros guardas) sino utilizar una munición que los haría sufrir mucho más.¿estás de acuerdo con eso?.Estáis haciendo un flaco favor a la Naturaleza, y un inmenso favor ( consciente o inconscientemente) a los mercaderes del templo.Cuando algo va contra natura los franceses dicen: "Cherchez la femme". En este país hay que decir "buscar al ministro o su allegados". Esa ley es un error, un inmenso error ( hablando desde un punto de vista ecológico); Tanto vosonos como nosotros tenemos que descubrir quien está detrás.
14 nov. 2007 19:01
GALENO
En el dia de ayer aparecieron distintos articulos y comentarios sobre el Anteproyecto de Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad, lo que me obligó a leerme dicho anteproyecto.
Todo anteproyecto precisa de rectificaciones, opiniones y enmiendas con el fin de llegar a acuerdos que consensuen y aglutinen las distintas opiniones de los grupos parlamentarios.
Parece ser, que en el Senado se han producido modificaciones consensuadas.
Todos los grupos reconocieron en la Comisión de Medio Ambiente el efecto contaminante del plomo sobre las aves acuáticas y que las restricciones del uso del plomo no afectaban a la caza en general en todos los espacios protegidos, sino solo los humedales. (En la Comunidad Valenciana ya está prohibido el plomo en la Albufera).

Por otro lado, el articulo 61 apartado B, en el que se describe la prohibición de la caza en épocas de celo, reproducción y crianza
que afectaba a la perdiz con reclamo y la aves migratorias, queda modificado de tal modo que serán las comunidades autónomas las que tengan competencias pertinentes para autorizar o nó su caza.
Finalmente, se ha conseguido que la Ley hablé de medida compensatorias para los propietarios o titulares de los terrenos que vean restringidos sus usos y que los vallados cinegéticos queden legislados como hasta ahora.
En definitiva, me parece imprudente que se empiece a generar entre los cazadores angustias e inquietudes cuando estamos en los primeros esbozos de un anteproyecto que posteriormente aún pasará por el Congreso y considero demencial que se empiecen a convocar manifestaciones, nada menos que el primero de Marzo, sin saber en que nos puede afectar a los cazadores dicha Ley.
El Sr. Casado expresa su inquietud sobre un apartado del borrador "La Sr. Narbona viene a decir que la caza y la pesca deportivas son incompatibles con los objetivos de los Parques Nacionales".
Viene a decir, es susceptible de interpretación subjetiva. Afirme Vd. "DICE" y en que titulo, articulo o apartado.
No hablo de lo que desconozco, pero le aseguro que en una reciente visita al Parque de Doñana, pude comprobar la buena salud del Parque. Tiene gracia lo de los patos presos.
Sobre la caza con munición distinta al plomo con la que abatiremos cruentamente perdice, liebres, conejos ect. Sobran comentarios.
Para terminar, lo que me ofende profundamente es que Vd. Diga que los cazadores todos somos de derechas. Hable por Vd. Mismo y sientase orgulloso de su convicción política, como yo me siento orgulloso de ser de izquierdas sin pertenencia a ningun partido político ni interes en proclamarlo por conservar un status laboral.
No ofenda Vd. A un colectivo humano tan numeroso donde existen distintas diversidades ideológicas que no alteran en absoluto la convivencia cinegética.
En mi caso, llevo cazando mas de treinta años con el mismo grupo, multicultural y politicamente diverso y reciprocamente estamos orgullosos de ser AMIGOS.
Este es uno de los aspectos de la grandeza de la caza, el respeto y la convivencia fraternal.
14 nov. 2007 21:22
José Luis Casado
Querido amigo Galeno:

Siento que se sienta vd. ofendido por afirmaciones que yo no he hecho.

Vayamos por partes: Si vd. ve la fecha de publicación del artículo, comprobará que es un día antes de la votación que se llevó a cabo en el Senado; luego, en ese momento, tenían plena vigencia la redacción de los artículos que, el día suiguiente, fueron modificados en el Senado. Eso no implica, querido Galeno, que la ley vaya a salir así definitivamente. Como Vd. sin duda conoce, el texto aprobado en el Senado tiene que pasar otra vez por el Congreso; allí los diputados votarán si aceptan el texto tal como salió del Senado o se aplica el que se aprobó en la comisión de medio ambiente, el día 17 de Octubre.Esa votación se va a producir el día 22 de este mes y hasta entonces nada se puede decir. Según las noticias que me están llegando en este momento, el PSOE no lo tiene muy claro. Ya veremos.
La expresión "nos viene a decir" que antecede a " que la caza y la pesca deportivas no son compatibles con los objetivos de los Parque Nacionales" no pretendía que fuera de interpretación subjetiva, ya que la Ley de Parques Naturales, aprobada ya por el Congreso,( en su día el Ministerio de Medio Ambiente presentó el anteproyecto de Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad que más tarde retiró, para, posteriormente presentarlo en dos leyes; una, la Ley de Parques Naturales, ya aprobada y otra, la que se debate en estos momentos),la Ley de Parques Naturales, como decía, dice explícitamente que la caza y la pesca deportivas-y la silvicultura y la ganadería- no son compatibles con los objetivos de los Parques y que, en caso de existir, deben erradicarse en el menor tiempo posible ( estoy en casa, escribiendo de memoria y ruego que me disculpe por no aportarle exactamente artículo y texto literal)

En cuanto a que el Parque Nacional de Doñana goza de buena salud, permítame que discrepe. Es posible que si lo comparásemos con la salud que va a tener dentro de otros cuarenta años,- de seguir el mismo tipo de gestión-,en estos momentos, tenga buena salud; pero si lo comparamos con la que tenía hace cincuenta, (según las crónicas , fotos y relatos de los que lo conocieron),es para echarse a llorar. Sólo le daré un dato, incontestable por otro lado,los linces casí se han extinguido en el Parque, y van a "repoblar" con ejemplares capturados en Sierra Morena.

Los patos "presos" no están en Doñana, sino en Daimiel. Se llama "Laguna de aclimatación" y, si vd. lo conoce, tiene una red por encima de la cabaña de observación para que los turistas puedan ver las especies de anátidas que, antes, poblaban la zona. Sinceramente,a mi, eso no me parece naturaleza y conservación, más bién un mini zoo para solaz de los turistas.

Yo creo que sí merecen comentarios, mis lineas sobre el sufrimiento animal
en caso de tener que cazar con munición de acero. Eso no es una opinio personal, sino, desgraciadamente,una ley física.Lo que mata es la energía, y ésta es igual a la masa del proyectil, por su velocidad al cuadrado; lo que sigue nos llevaría mucho tiempo discutirlo. Este fin de semana he estado comiendo con unos cazadores aficionados a los patos, me decían que les daba pena la cantidad de sangre que echaban los animales,y,a veces,lo que tardaban en morir.Ya se que está prohibido el plomo en los humedales, y todos debemos acatar la ley, pero no me negará que no todas las leyes que se promulgan son buenas, ni justas,ni convenientes.
Adriano decía " Si un pueblo no cumple una ley, es que es una mala ley".
Se siente vd. ofendido por mis supuestas afirmaciones sobre las tendencias ideológicas de los cazadores españoles. No son tales. Si lee Vd. atentamente lo que digo, es que,es la ministra la que se cree que los cazadores españoles son de derechas (equiparando derecha=voto al PP), y lo que afirmo, es que el colectivo de cazadores es un reflejo de la sociedad española; es decir, el 40% vota al PSOE y el 40% al PP.Mi afirmación "y efectivamente lo son" acompañada del porcentaje de votos a cada partido,es pura teoría política, y que si le ha ofendido le pido disculpas.Ahora bien, si vd. me dice que este es un país de izquierdas( gobierne quien gobierne) es que han cambiado mucho los conceptos que aprendí hace muchos años, y vuelvo a reafirmarme en que de nada sirvieron las luchas de los años setenta. Ya ve soy un desencantado.

Espero que estas líneas escritas deprisa y corriendo, sirvan para aclarar mi artículo, reiterándole mis disculpas si se ha podido sentir ofendido.

Un cordial saludo.

P.D.En el artículo no se habla de una manifestación el uno de Marzo
15 dic. 2007 12:49
leopoldo del valle
La caza ordenada y correctamente planificada es fundamental y necesaria para el mantenimiento y sana proliferación de las especies cinegéticas. La parada de la actividad cinegética dará lugar un aumento descontrolado del número de especies hoy cazables así como una disminución de las especies protegidas a causa del aumento de depredadores o de la competencia ínterespecifica por el alimento. Este aumento de la población desacorde con los recursos naturales provocara una mayor vulnerabilidad del animal a contraer enfermedades, asimismo como su propagación en la población. Tenemos antecedentes como el del parque natural de Cazorla, Segura y Las Villas y el caso de propagación de la sarna hasta el punto de peligrar la población de cabra montes a causa de la decisión de cese total de la caza. Actualmente esta amenaza está controlada gracias a la caza.Una superoblación descontrolada también repercute en la economía agraria de las áreas donde se aplique esta ley, pues al escasear los recursos alimenticios en los parques los animales se verán obligados a buscar alimento en las plantaciones de cereal, viñas, etc. de la zona, provocando así cuantiosas perdidas económicas. Tenemos el caso de la plaga de conejos que tuvo lugar este verano en la región de Montilla, Córdoba, perjudicando a la cosecha de la uva y posterior elaboración vinícola, donde ni la caza por descaste consiguió liberar a la región de inmensas perdidas económicas. Si esto lo trasladamos a la caza mayor, ¿se imaginan los daños en cosechas que pueden ocasionar una superoblación descontrolada de jabalíes?, pues ya sabemos que los “señores” del bosque no entienden de mallas cinegéticas y que si tienen que hacer un albañal para atravesar la valla, pues lo hacen. Debe considerarse el papel que los cazadores desempeñamos en la ecología de las especies, pues sin nuestra intervención, en ausencia de depredadores, es imposible el equilibrio ecológico de las especies, siendo además éste selectivo. Si no qué, piensa el gobierno repoblar la península de lobos y osos a mansalva? También hay que tener en cuenta al sector hostelero, pues en las zonas donde tradicionalmente se ha venido ejerciendo la actividad cinegética se han desarrollado infraestructuras, actividades y demás iniciativas para satisfacer las necesidades y los gustos del cazador. El cese de la caza traerá la ruina de muchas familias y empresas que viven del beneficio que reporta dicha actividad.
En fin, son muchos los factores que perjudica esta ley y no encuentro que su aplicación consiga ni un solo bien, sino todo lo contrario.
Espero que el reflejo de la realidad sea razón suficiente para disuadir al gobierno de la puesta en marcha de esta atroz y alocada propuesta de ley.
22 dic. 2007 22:57
Galeno
Estimado amigo

Soy yó el que le ofrece disculpas por no interpretar adecuadamente su texto sobre las tendencias ideológicas de los cazadores, pero no estoy a la altura de su habilidad en el manejo literario. De ahí mi confusión.

La Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad, yá se ha votado, con lecturas diferentes y motivos de discrepancia.

En mi recorrido en el barco del que disponen en Doñana, aprecié la gran variedad de anátidas que se mostraban a nuestro paso. La verdad, no me fijé en las aguilas imperiales y los linces.

Sobre la perdiz con reclamo y la contrapasa, variedades cinegéticas que no comparto pero respeto, creo que será Bruselas quien decida si se mantiene o nó, pese a la voluntad de que persista, tal y como se votó en el Congreso.

Tras estas breves pinceladas para no ser excesivamente extensivo, llego a la cuestión discrepante con el título de su artículo, tremendamente atractivo e inquietante.

Me permito transcribirle textualmente el articulo aparecido en el diario LEVANTE de fecha trece de Diciembre pasado.

"La munición ecológica no contaminante desarrollada por la Federación Española de Caza como alternativa al perdigón de plomo, ya ha podido ser utilizada en varias replazas de los vedados (Albufera de Valencia) con total satisfacción de los cazadores. Los primeros cartuchos que se han montado demostraron velocidad, dispersión y penetración de la munición de gran eficacia, logrndo la mejor aceptación de quienes lo probaron. Su adaptación a todo tipo de escopetas en uso es otra de sus ventajas a la hora de generalizar su elección tan pronto esté disponible en el mercado".

Como Vd. podrá comprobar, no es una informacion personal susceptible de ser subjetiva y le aseguro que el autor no es amigo mio.

Sr. Casado, con el máximo respeto, su alarmismo no está justificado y menos aún la pretensión de responsabilizar a la administración de querer que se cace de forma "brutal, ilegal y cruenta.

Ojale Vd. y yo lo veamos, que se pueda encontrar una alternativa eficaz al plomo. Según el periódico LEVANTE se vá por buen camino. Tenieno en cuenta que el plomo ha duplicado en pocos meses su precio, seria posible que lo notase nuestro bolsillo.

Agradeciendole su paciencia, le saludo cordialmente.

P.D. Sobre la manifestación del uno de Marzo, es un añadido por mi parte.

En cuanto a Leyes, personalmente prefiero a Montesquieu,
J. L. Casado es director de la revista La Caza y su Mundo.

Conversaciones Activas

RSS